miércoles 17 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2230

03/May/2012
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre CorrupciónVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre ArteVER
Columnistas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Acceso libre Alfredo BarnecheaVER
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Harold Forsyth
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Corazón de Petra

2230-forsyth-1-c
Se trata de una mujer admirable. Y nuestro país es un beneficiario directo de su poderosa imaginación y absoluto compromiso de servicio social.

Nacida en Praga, capital de la entonces llamada Checoslovaquia, Nemcova emigró muy joven en busca de una carrera en el modelaje y en la industria de la moda. El éxito no le fue esquivo, pues su gran belleza y exquisita personalidad le abrieron de par en par las puertas de ese competitivo mundo.

Pero otros planes se habían urdido en torno a su figura. Rutas inesperadas estaban por abrirse en su camino.

Y fue entonces cuando, en diciembre de 2004, encontrándose en Tailandia con su novio, el conocido fotógrafo Simon Atlee, el terrible tsunami que arrasó con buena parte de las costas indochinas segó la vida de Atlee, causándole a ella una triple fractura en la pelvis y múltiples lesiones internas. Luego de sostenerse varias horas de la punta de una palmera logró ser rescatada con un helicóptero e inició el lento camino de su recuperación.

Pero las heridas emocionales de Petra fueron más difíciles de curar, hecho que grandes maestros del periodismo televisivo como Larry King y Diane Sawyer lograron hacer evidente en conmovedoras entrevistas, en las que pudo apreciarse que la desgracia personal podía llevar consigo un mensaje ético capaz de enriquecer la propia perspectiva individual con nuevos horizontes.

Y así fue cómo, en 2005, Petra Nemcova fundó la organización Happy Hearts Fund, cuyo objetivo primordial, más allá de promover acciones de caridad en relación con los menos favorecidos, apunta a un objetivo de contenido muy concreto que es la reconstrucción de las opciones de educación de los niños en zonas afectadas por desastres naturales, lo que termina siendo un factor clave para que retorne la esperanza.

Happy Hearts Fund se ha multiplicado exponencialmente y está activa en Tailandia, Camboya, República Democrática del Congo, Indonesia, Sri Lanka, Haití, Vietnam, México, India y, ciertamente, en el Perú donde, personalmente y de modo muy discreto, Petra ha supervisado el desarrollo de las obras y continúa muy vinculada a ellas. Además, su innovadora estrategia permite que los aportes provenientes básicamente del sector privado vayan de modo exclusivo a los programas en curso, sin que ellos se orienten a costos administrativos.

El terremoto que asoló Ica en 2007 generó la presencia de Happy Hearts Fund en nuestro país, responsable directa de la construcción o reconstrucción de seis colegios con materiales antisísmicos, cinco ubicados en Ica (Petra Nemcova, Santa Rosa, Francisco Pérez Acampa, María Auxiliadora Calderones y Bernhard Lotterer) y uno en Lima (Villa María del Señor), que brindan educación a miles de niños peruanos, por lo cual sólo tenemos palabras de agradecimiento.

Pero el amor al prójimo no le ha impedido a Petra Nemcova continuar con su fulgurante carrera de modelo internacional, donde su belleza le tiene un sitio asegurado. Con igual eficacia, gracias a su educada sensibilidad, tiene –también– un lugar especial entre quienes hacen la diferencia con su capacidad de entrega. Y nuestro país constituye una prueba plena. (Por Harold Forsyth*)

---------------
(*) El autor es Embajador del Perú en Estados Unidos.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista