jueves 13 de diciembre de 2018
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2136

01/Jul/2010
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre NarcotráficoVER
Acceso libre ActualidadVER
Sólo para usuarios suscritos Elecciones Munic...
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre DeportesVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Concurso Jorge ChávezVER
Acceso libre Sudáfrica 2010VER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Luis Freire
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Tras minuciosa investigación, Coya relata la muerte de varios peruanos durante la Segunda Guerra Mundial.

Crónicas sobre el Horror

2136-culturales-11-c.jpg

Hugo Coya: “Estación final”. Fotografías de Marina García Burgos. Lima, Aguilar, 2010. 158 pp.

Si bien la crónica luce cuantitativamente menor ante un reportaje periodístico, aquella goza de un aura de dominio narrativo que al otro género no le interesa emular. Por ello, es en la crónica donde el periodista se siente “literariamente” a sus anchas, y al igual que el escritor de ficción, busca alcanzar una verdad tan compleja como esquiva. En este telón de fondo brilla Estación final de Hugo Coya, reunión de siete crónicas que nos aproximan a los horrores que sufrieron algunos peruanos de mano de los nazis.

Los textos de Coya consiguen emocionar sin caer en el melodrama ni en la descripción cursi y maniquea que caracteriza a gran parte de la propaganda producida desde los Juicios de Núremberg. Su enfoque ponderado y escueto se apoya en testimonios y registros oficiales de diversa naturaleza, y aportan al sentido dilucidador de sus crónicas: hurgar en las tripas del odio irracional que anida en todo nacionalismo, pero sin llegar a ser una visceral autopsia sociopolítica del nefasto régimen de Hitler.

Para los amantes de la literatura, la historia que más asombrará es la titulada “Magdalena resiste”. Esta crónica relata la fascinante vida de Magdalena Truel, autora del libro infantil El niño del metro e integrante de la Resistencia francesa. Magdalena, mujer de firmes principios, aprendió a sobreponerse a terribles dificultades a lo largo de su existencia, experiencias que la templaron para enfrentar torturas y casi poder sobrevivir a la marcha de la muerte que le tocó seguir. (Por: José Donayre Hoefken)

Búsqueda | Mensaje | Revista