domingo 24 de junio de 2018
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2039

07/Ago/2008
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre PolicialesVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre Medio AmbienteVER
Acceso libre CongresoVER
Acceso libre EconomíaVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre TerremotoVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Tauromaquia
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Justicia
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Suplementos
Acceso libre EcuadorVER
Acceso libre SamsungVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

(1928-2008)

Javier Mariátegui

2039-mariategui-1-c.jpg

El Dr. Javier Mariátegui Chiappe, mariateguista y psiquiatra, falleció el 3 de agosto del 2008.

Nació junto a los 7 ensayos de interpretación de la realidad peruana, el libro más relevante de su padre José Carlos Mariátegui. Esa marca de nacimiento definió el sino de Javier Mariátegui Chiappe desde 1928, como contó alguna vez a esta revista. Fue criado por su madre Ana “en la orfandad sin holgura”, como escribió en su artículo Ser y Existir Como Hijo del Amauta (CARETAS 1314). Fue ella quien lo inició en el culto a la memoria de su padre, esa laica religión que marcó la historia del pensamiento peruano durante el siglo XX. La línea de su antecesor, como decía, fue su más grande herencia. Pero también su sombra, como admitió precozmente. “Por eso me alejé del campo de las ciencias sociales y políticas –y de todo apremio de militancia–, y opté por la carrera médica, más objetiva y pragmática, distante de las confrontaciones inmediatas con el ideario y el emocionario mariateguiano” (Ibíd.).

Se hizo médico en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Además de ser uno de los fundadores de la Universidad Cayetano Heredia dirigió desde sus inicios el Instituto Nacional de Salud Mental Honorio Delgado-Hideyo Noguchi de Lima hasta que fue destituido del mismo en 1987. “El Perú es el país de los amigos”, renegó aquella vez. Recientemente, en marzo del 2007, fue nuevamente destituido de un cargo, esta vez del de director de la Casa Museo José Carlos Mariátegui. Mariátegui realizaba aquella labor ad honórem, y siguió ejecutándola luego como director honorario.

Tuvo un confeso sentimiento de culpa por haber elegido la medicina por sobre las letras, pero lo subsanó propalando la vasta obra del Amauta en distintos idiomas, incluyendo el japonés. “La medicina y la psiquiatría son básicamente ciencias sociales”, dijo en 1994, convencido de que estaba –de alguna forma– continuando el legado humanista de su padre. Fallece al cumplirse 80 años de los 7 Ensayos. Adiós a Mariátegui. (C.C.)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista