miércoles 19 de septiembre de 2018
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 1940

31/Ago/2006
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre PolicialesVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Policiales Asesino dejó las huellas de sus dedos en el cuello de Myriam Fefer. Trío de amigos bajo sospecha.

El ADN Acusador

5 imágenes disponibles FOTOS 

1940-myriam-1-c

Myriam Fefer (51) tenía una vida nocturna aparentemente desconocida. La Policía dice que mantuvo romance reciente con tres hombres. Uno de ellos se llama Tony y es aviador. Los están buscando.

El cerco policial se estrecha. Protocolo de Necropsia indica que Myriam Fefer fue primero ahorcada con las manos y luego estrangulada con un cable. De las huellas encontradas en su cuello se ha podido extraer el ADN del criminal que la madrugada del 15 de agosto irrumpió en su dormitorio para matarla.

Las sábanas blancas que cubrían los grandes espejos franceses de la sanisidrina residencia de Myriam Fefer Salleres han sido retiradas ya. El luto, o Shivá en la tradición judía, ha culminado, pero los pasillos y salones de la casa mantienen el aura fantasmal y de sospecha que precedió al crimen.

Dos semanas después de haber sido estrangulada, aún no hay certeza de quién mató a la acaudalada empresaria en su propio dormitorio. Sin embargo, nuevos indicios surgidos a raíz de la minuciosa investigación forense han arrojado las primeras pistas y rastros del asesino de Myriam.

Las Huellas

El homicida creyó que al llevarse el cable con el cual había estrangulado a la empresaria estaba ocultando su identidad de la Policía. Un crimen perfecto, habría quizá imaginado, pero cometió un grave error.

Los peritos forenses, encargados de examinar el cuerpo de Myriam, descubrieron en la parte anterior del cuello cuatro escoriaciones de forma semilunar que, según el protocolo de necropsia Nº 2727, se tratarían de estigmas ungueales. Es decir, marcas producidas por presión de los dedos.

En estas huellas se encontró células epiteliales de las cuales se ha extraído el ADN del asesino. En dos semanas se tendrá su mapa genético.

La posición de estas marcas indica a los peritos que el criminal atacó a Fefer por detrás. Sorpresivamente habría sujetado su cuello con ambas manos, sofocándola, pero ella resistió. Los hematomas en su rostro, brazos y piernas son pruebas de ello. Incluso habría caído sobre los restos de un vaso roto en el fragor de la lucha. Esto le produjo una herida en el muslo derecho y que explica por qué se encontró sangre en su ropa, cama y piso.

Según los peritos, Myriam sobrevivió al ahorcamiento con las manos. Al comprobar que no había muerto, el homicida cogió el cable de la computadora portátil, lo dobló en dos y terminó de estrangularla.

Luego, señalan, habría huido llevándose consigo la computadora, el celular y algunos billetes como para simular robo.

Otro dato importante que arroja el protocolo de necropsia, obtenido por CARETAS, es el intervalo de horas en el que fue asesinada. Según el informe, Myriam habría muerto entre las 12:30 de la noche y las 2:30 de la mañana del martes 15, lo que corroboraría por qué su cadáver todavía se encontraba tibio cuando fue encontrado por el mayordomo a las 6:30 a.m.

En ese momento, la temperatura de su cuerpo estaba entre los 26° y 30°. Pero los labios lucían amoratados. Sus largas uñas acrílicas estaban rotas.

En la Mira

A sus 51 años, Myriam Fefer era una mujer que se sabía bella. No escatimaba esfuerzos ni dinero para lucir atractiva. Tenía una figura envidiable. Algunas mujeres, según se dice, la veían con recelo durante las actividades de la comunidad judía. Sin embargo, nadie, ni siquiera sus más cercanas amigas, le conocían pareja alguna. ¿Estaba realmente sola?

Tras entrevistar a una serie de personas, agentes de la División de Homicidios dicen que la empresaria mantuvo reciente romance con tres hombres que conoció en el casino Midas Palace de Miguel Dasso, en San Isidro, lugar al que acudía tres veces por semana, siempre en la madrugada.

Allí habría conocido a Tony, un piloto con el que entabló una corta relación hace un año. La Policía está tratando de identificarlos plenamente.

Las cintas de video de las cámaras de seguridad del casino son claves. Los dueños del local entregarán esta semana el material fílmico a la Policía.

A las amigas más cercanas de Myriam les sorprende su activa vida nocturna que, aparentemente, supo esconder bien. Los agentes no descartan que, en una de estas noches de apuestas, Myriam conociera a su asesino.

Siempre bajo esa hipótesis policial, ¿por qué una de sus presuntas parejas habría decidido matarla? Los investigadores barajan la posibilidad de que alguno de ellos le haya exigido continuos regalos o préstamos. De tratarse de un vividor, se preguntan los oficiales de Homicidios, ¿qué hubiera hecho éste si su amante acababa la relación en medio de una pelea?

Por otro lado, aún no aparecen los US$ 150,000, destinados a la educación universitaria de sus hijos Eva y ABF, y que Myriam cobró y guardó en un lugar de su casa. ¿Conocía el asesino el escondite del dinero? Quizá.

La Policía está hurgando en los movimientos bancarios de la empresaria para detectar desembolsos grandes de dinero o compras de objetos no hallados en su casa. Así podrían llegar a un oculto y presunto beneficiario.

Los Hijos

Aún así, la División de Homicidios no descarta otras hipótesis. El último jueves, por ejemplo, ocurrió un incidente que llamó la atención de los policías que investigan el caso. ABF, el hijo de Myriam, de 17 años, fue interrogado en el piso tres de la Dirincri, en la avenida España.

Antes, ABF debió esperar unos minutos. Pero, de pronto, el joven se levantó ofuscado y empezó a gritar a los investigadores por hacerlo esperar.

Según testigos, el muchacho los amenazó con tomar sus nombres y denunciarlos ante sus superiores. El psicólogo forense que estaba presente para entrevistarlo, tomó nota en silencio. Al día siguiente regresó a la Dirincri, esta vez con su hermana Eva (18) y su padre, Marcos Bracamonte. Declararon durante nueve horas y también se les extrajo muestras de ADN.

Hasta el momento han sido interrogadas ya 20 personas, entre familiares, amigos y sujetos que mantuvieron algún tipo de vínculo con la empresaria. Esta semana, el equipo de Homicidios se reunirá con los peritos forenses para cruzar información clave que ayude a dar con el rastro del criminal.

Con el ADN, la tarea es relativamente más sencilla. El asunto es analizar todas las pistas, pero no apartarse del entorno de la empresaria Myriam Fefer Salleres. Porque las evidencias indican que la persona que le arrebató la vida la madrugada del 15 de agosto –en su propia residencia– era alguien que ella conocía muy bien y de la que aparentemente no desconfiaba (Patricia Caycho).

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente

Artículos relacionados:
Eva ¿Libre? (Caretas 2303)
Eva enfrenta nuevo juicio (Caretas 2302)
Tramo Final del Caso Fefer (Caretas 2295)
El Corolario de Eva (Caretas 2293)
La Espera de Eva (Caretas 2290)
Debate Supremo (Caretas 2288)
Caso Fefer: Tragedia y Tormenta (Caretas 2254)
Sentencia: Caso Fefer (Caretas 2253)
Las Pruebas de Eva (Caretas 2251)
Caso Fefer: Nuevos Audios (Caretas 2241)
Con la Soga al Cuello (Caretas 2190)
Gato Asesino (Caretas 2169)
Correo de Brujas (Caretas 2165)
Todo sobre Eva (Caretas 2130)
Llamadas por Cobrar (Caretas 2128)
El Corolario del Sicario (Caretas 2127)
Crimen Sin Lápida (Caretas 2103)
El Frente de Eva (Caretas 2097)
La Despedida (Caretas 2095)
Penúltimo Acto (Caretas 2094)
Lamento y Tormento (Caretas 2093)
Testigo en Casa (Caretas 2092)
La Pista del Taller (Caretas 2091)
Hermanos Coraje (Caretas 2090)
La Mano Acusadora (Caretas 2089)
Los Pasos de Eva (Caretas 2067)
Asesinato Delivery (Caretas 2066)
Trágica Herencia (Caretas 1975)
ADN: Eslabón Perdido (Caretas 1952)
Magia Blanca (Caretas 1946)
Los Embrujos de Myriam (Caretas 1945)
¿Un Asesino en Casa? (VER) (Caretas 1944)
Quién Mató a Myriam (VER) (Caretas 1939)
Búsqueda | Mensaje | Revista