lunes 18 de marzo de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2431

07/Abr/2016
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre NarcotráficoVER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre CorrupciónVER
Acceso libre DeportesVER
Sólo para usuarios suscritos Cultura
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Acceso libre Luis E. LamaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Nacional Escribe: Silvia Crespo | Los pilotes del paseo peatonal y la ciclovía han sido dañados por el mar. La estructura podría colapsar.

Obra Quebrada

Costa Verde

Los 700 metros del paseo peatonal y la ciclovía costaron S/ 4 millones a la Municipalidad de Lima.


Fue calificado, por algunos, como un mamotreto costero. Ahora los pilotes del paseo peatonal y la ciclovía, construidos por la actual gestión del alcalde Luis Castañeda, lucen deteriorados. Hoy en día se observa el acero de las bases –acero que debería estar cubierto– en contacto con el agua de mar.

“En España es política de Estado la protección y el manejo de las zonas costeras”, dice con conocimiento el oceanógrafo Darwin Loarte, quien realizó sus estudios de maestría en ese país. Y en nuestro Perú, en plena campaña electoral, ningún candidato ha presentado una propuesta para conservar las costas peruanas.

En este caso, Loarte asegura que el agua salada ayuda a debilitar y oxidar rápidamente la estructura. “En tres o cuatro años puede colapsar si no se toman las medidas necesarias”, precisa el oceanógrafo.

El mentado mamotreto también ha modificado el oleaje marino porque no tiene espacio para disipar su energía. “El oleaje está llegando a la base de los pilotes y lo que hace es sufrir un proceso de reflexión. Ese proceso, a mediano o largo plazo, puede hacer erosionar la base de la pista”, añade el oceanógrafo.

Además, la reciente construcción ha creado un “estrés costero”. En la zona de los bañistas se han formado una serie de cúspides porque el oleaje, que viene de mar adentro, ha notado que su espacio se ha reducido.

Oceanógrafo Darwin

El oceanógrafo Darwin Loarte asegura que una solución es volcar arena gruesa que sirva de esponja.

“Se forma la honda de borde. De acuerdo a cómo ingresa la ola, y el poco espacio que tiene, va a ir formando esos montículos. Cuando haya una ola más fuerte se irá metiendo mucho más en la estructura”, precisa Loarte. Por supuesto, esto ocasionará su erosión.

Por si fuera poco, la misma estructura ha reducido el espacio a los bañistas, y frente a una situación de emergencia no existen salidas adecuadas para evacuar. Además el mar está saliendo cada vez más a la orilla porque no tiene espacio para disipar su energía.

La solución, para Loarte, es hacer un vertido de arena que cubra toda el área afectada. “Una arena gruesa que sirva como una especie de esponja. Así cuando venga la ola absorberá la energía y la disipará”, añade el especialista.

En una coyuntura de cambios climáticos extremos el nivel del mar puede crecer. Actualmente el mar, según Loarte, está a 20 cm sobre su promedio normal.

“Si subiese a 40 cm, como fue en el niño del 82 u 83, afectaría el tercer carril porque le quita espacio a la playa”, añade el oceanógrafo.

Además el especialista asegura que se podría hacer un vertido de arena de 20 m. para recuperar la playa. Esto protegería el tercer carril contra los oleajes fuertes y no se modificaría la profusión de olas. El sueño de una Costa Verde para todos es posible.

El mar ocupa más espacio

El mar ocupa cada vez más el espacio de los bañistas porque no puede disipar su energía.

Búsqueda | Mensaje | Revista