miércoles 19 de septiembre de 2018
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2429

23/Mar/2016
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre EducaciónVER
Acceso libre FútbolVER
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Cultura
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre ArteVER
Acceso libre ConcursoVER
Columnistas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Acceso libre Luis E. LamaVER
Sólo para usuarios suscritos Harold Forsyth
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Justicia Escribe: Sofía López | Grave denuncia de compra de testigos en caso Urresti por juicio de crimen de Hugo Bustíos.

Gavilán y los Halcones

Eliseo Gavilán Gavilán

Jueves 17, Eliseo Gavilán Gavilán pidió garantías para su vida y acusó a Pascual Sulca Jorge de ofrecerle dinero para declarar.

La estrepitosa salida del proceso electoral no es el principal problema de Daniel Urresti. Continúa el juicio por el homicidio del periodista de CARETAS, Hugo Bustíos. El exministro enfrenta el pedido del Ministerio Público de una sentencia de 25 años por ser autor mediato del crimen en calidad de oficial de Inteligencia del Cuartel de Castropampa.

En los últimos meses se había visto cómo testigos que antes acusaban a Urresti se retractaban para favorecerlo de una manera evidente. Pero el jueves 17 el caso dio un nuevo vuelco. Esta vez, los testigos presentados por la propia defensa de excandidato presidencial pusieron en duda una vez más su presunta inocencia.

El primero: Eliseo Gavilán Gavilán. Ratificó su declaración jurada del lunes 14, donde se indicaba que fue ofrecido a la sala como testigo sin su consentimiento. Contó a detalle cómo Pascual Sulca Jorge, le ofreció S/ 2,000 para un “trabajito” en agosto del año pasado en la ciudad de Huanta. Solo le pidió una copia del DNI. Nunca tuvo una respuesta adicional de Sulca Jorge, que solo atinó a decir que el dueño del trabajo era de “alto rango”. Luego se enteró que estaba citado a declarar en el juicio.

Urresti

Defensa de Urresti se basa en decir que crimen lo cometieron senderistas.

Pascual Sulca Jorge y su hermana Clemencia Sulca Ayala han sido las principales cartas presentadas por Urresti. Son hijos de Primitiva Ayala, cuyo crimen era investigado por Bustíos cuando fue asesinado. Los hermanos señalan que Eduardo Rojas, colega de Bustíos que lo acompañaba cuando fue emboscado, irrumpió herido en la casa de Ayala para exclamar que al periodista lo mató Sendero Luminoso. Sin embargo, antes de morir de cáncer en 1991, Rojas reiteró vía declaración jurada que los autores fueron miembros del Ejército.

Lo extraordinario es que en el año 2003 Clemencia Sulca relató a la Comisión de la Verdad y Reconciliación que, momentos antes del crimen, su hermano vio descender de un camión militar, en el punto donde Bustíos fue asesinado, a un grupo de militares con polos blancos. Y varios testigos certificaron que ese fue el convoy que acribilló a Bustíos.

Esta vez, Gavilán declaró que su presencia no podía ser de gran utilidad. “No conocí a la señora Primitiva, no soy testigo de los hechos, me enteré del asesinato de Hugo Bustíos porque me lo comentaron otros pobladores”, dijo. También pidió garantías para su vida, “Yo quiero mi protección, una garantía para mí y mi familia”. No hay confianza con este tipo de personas, a veces, en la provincia de Huanta estamos solos en la chacra. Quiero mi seguridad.”

El segundo testigo fue Jesús Paredes Díaz. Su presentación presentó evidentes contradicciones. Vivía en Ishpico en 1988 y dijo que durante el asesinato escuchó los disparos con claridad desde la chacra de sus padres. Pero luego contó que se enteró de la muerte del periodista cuando se fue a Huanta por su seguridad. ¿Entonces cómo se entera de la muerte de Hugo Bustíos?

Sobre la muerte de Primitiva Jorge fue informado porque Pascual Sulca se lo contó. “Somos muy amigos”. Aún más extraño fue saber sobre su invitación para ser testigo. Conoció a un abogado y “de pronto” salió el tema de conversación.

Para el fiscal Luis Landa, la acusación de compra de testigos contra Pascual Sulca podría ser determinante.

La próxima cita será en Huanta el jueves 31, donde los vocales que llevan el proceso harán una inspección judicial al Cuartel de Castropampa, a la vivienda de Primitiva Jorge y al lugar del asesinato. El cuartel es un escenario central, pues la testigo Isabel Rodríguez Chipana acusó a Urresti de haberla violado dos veces cuando, inmediatamente después del asesinato de Bustíos, los militares convocaron a aproximadamente 170 personas en lo que sería un comprometedor proceso de amedrentamiento. La defensa del excandidato presidencial ha basado en todo momento su estrategia en negar que el crimen fuese cometido por elementos militares. Pero esto ya quedó plenamente establecido cuando en el 2007, tras casi 20 años de impunidad, el Poder Judicial halló la culpabilidad material de Amador Vidal, conocido como “Ojos de Gato”, y Víctor La Vera Hernández.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista