sábado 29 de abril de 2017
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2422

04/Feb/2016
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre Medio AmbienteVER
Acceso libre UrbanismoVER
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Cultura
Acceso libre GastronomíaVER
Acceso libre SaludVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Acceso libre MúsicaVER
Columnistas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Acceso libre Luis E. LamaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Medio Ambiente Escribe: Diana Zileri | Nuevo estudio evalúa las acciones para manejar los niveles del agua en este impor tante Santuario Nacional.

Lagunas de Mejía: Espejos Vitales del Sur

4 imágenes disponibles FOTOS 

Lagunas de Mejía

Este lugar ofrece condiciones especiales para cientos de aves migratorias. No por nada en 1984 fue declarada Zona Intangible y se creó el Santuario Nacional de las Lagunas de Mejía.(Foto: MAURICIO de ROMAÑA)

Las Lagunas de Mejía son un paraje natural considerado sitio crítico de conservación en la costa occidental de Sudamérica. Estos espejos de agua en el departamento de Arequipa son parada obligatoria de cientos de aves migratorias. Durante la segunda mitad del 2015, la capa freática bajó considerablemente. Las razones fueron por la demora en la siembra de arroz en la zona y además por la sequía que se está dando en sur del país debido al Fenómeno El Niño.

Estas condiciones ponen en riesgo las lagunas, sobre todo porque no se tiene un plan actualizado de cómo manejar esta dinámica y lograr un óptimo nivel de agua.

A esto se le suma que el sistema de compuertas con el que se regulaban los niveles de agua desde inicios de la década de los 80, gracias a un estudio realizado por Prodena y financiamiento por la Cooperación Holandesa, fue saqueado en los últimos años por chatarreros locales.

Garza de patas blancas y dedos amarillos. (Foto: ERNESTO BENAVIDES)

Garza de patas blancas y dedos amarillos. (Foto: ERNESTO BENAVIDES)

Hace pocas semanas, Mauricio de Romaña, presidente de Prodena, se puso en contacto con Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado, Sernanp, para que de manera conjunta se trabaje en una nueva estrategia que ayude a la conservación de este Santuario que ha trascendido fronteras internacionales y está dentro de la Convención Ramsar que protege a los humedales del mundo.

Desde que Prodena hizo el último estudio hace 30 años “ha ocurrido un tsunami, un terremoto, existe el Fenómeno El Niño, así que por lo tanto las condiciones no son las mismas”, dice el Dr. Pedro Gamboa, jefe de Sernanp y agrega: “Lo conveniente es hacer una actualización de esa última evaluación para saber qué acciones tomar, cuál será el nivel del agua óptimo y asegurar la conservación de las lagunas ya que cumplen un montón de funciones dentro del ecosistema”.

Hasta antes de que fuera saqueado, el sistema de compuertas funcionó bien pero este nuevo estudio determinará si sigue siendo adecuado o no este sistema, además de determinar cuáles son las condiciones topográficas actuales para saber a qué nivel tiene que estar el agua en las lagunas. Si es muy alta crea inundaciones y los afectados serían los agricultores de la zona. Salvo que sus siembras sean arroz.

A comienzos de enero del 2016, el nivel del agua descendió dramáticamente y el panorama podría haber sido desolador si es que no se tomaban medidas inmediatas para tratar detener el deterioro de las lagunas.

En estas últimas semanas, Sernanp viajó a la zona y en coordinación con Prodena entraron en acción tomando medidas sencillas hasta que esté listo el nuevo estudio, que se calcula será en mayo. Básicamente en vez de las compuertas pusieron sacos de arena e involucraron a la población, que aportó con su mano de obra, limpiando los drenes de junco sobrecrecido. A cambio, Sernanp les da el derecho a extraer junco fresco para que lo puedan usar como materia prima para hacer artesanía de mejor calidad.

“La conservación tiene que ir de la mano del aprovechamiento. “Si no me beneficio por qué lo voy a querer conservar”, dice Marco Arana, un mejiyano que trabaja en Sernanp y asegura además que “eso ayuda a la sostenibilidad”.

Con estas simples medidas, el nivel del agua de la laguna central se ha recuperado en un 70% y han llegado cientos de aves “que han llenado dos kilómetros de playa, algo que no se veía desde hace mucho tiempo”, asegura Mauricio de Romaña. Puede ser que la migración de aves esté atrasada debido al fenómeno del Niño, pero imágenes como esta atraerá el turismo a la zona.

En esta nueva estrategia se piensa incluir un plan de desarrollo turístico integrado que articule las Lagunas de Mejía dentro de los atractivos turísticos del sur del país.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista