jueves 20 de septiembre de 2018
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2414

03/Dic/2015
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre MediosVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre Medio AmbienteVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre EconomíaVER
Acceso libre FútbolVER
Acceso libre DeportesVER
Acceso libre CulturaVER
Acceso libre TauromaquiaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre ArteVER
Columnistas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Acceso libre Luis E. LamaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Medio Ambiente De Ripley. En Iquitos se frustra decomiso de cargamento de madera ilegal intervenida y buque zarpó, por falta de dinero.

Tráfico Gigantesco

Carguero Yaku Kallpa

El carguero Yacu Kallpa de 147 metros de eslora lleva un cargamento de madera ilegal rumbo a México y EE.UU.

La tala y tráfico ilegal de madera en el Perú constituye un delito y daño ambiental casi irreversible que el Estado todavía no puede erradicar. Prueba de ello es que el martes 24 de noviembre fue intervenido en Iquitos el buque Yacu Kallpa, un gigante transportador de madera de 147 metros de eslora que cada año cruza el Amazonas llevando entre 5 y 6 millones de kilos hasta México y Houston, Estados Unidos.

El lunes 23 La Fiscalía Ambiental de Loreto es informada que existía madera ilegal a punto de zarpar en el Yacu Kallpa. En un operativo a las 4:00 am del martes salen de Puerto Padre Isla, el Fiscal Pablo Ormeño, representantes de aduanas y del Organismo de Supervisión de los Recursos Forestales y de Fauna Silvestre (OSINFOR). Entidad que desde el 2008 se encarga de fiscalizar el cumplimiento de los contratos de concesión forestal otorgados por el Estado.

Dentro se identificó una gran cantidad de madera ilegal de la especie Cumala, Capirona y Marupá envueltas en 593 paquetes, otros 53 paquetes esperaban en almacén para ser embarcados. Documentos alterados indicaban que la madera fue legalmente extraída y comprada, pero en realidad no provenían de los terrenos de concesión señalados sino que habrían sido talados de zonas no permitidas.

“Es la primera intervención que se realiza en esta instancia, en mérito a un cruce de información entre aduanas y OSINFOR que hizo supervisiones a determinadas concesiones y bosques locales de donde se sacó madera que no existía,” declara el fiscal Pablo Ormeño. Lo que facilitó la detección fue que “cada árbol estaba georreferenciado y OSINFOR se tomó el trabajo de viajar hasta los terrenos y vio que el 100% del inventario era falso” dice Julia Urrunaga directora de Environmental Ivestigation Agency.

La madera incautada tenía 1,200 metros cúbicos, lo suficiente para llenar al tope 50 camiones y se debía decomisar, sin embargo al estar dispersos en las 4 bodegas del buque y por niveles.

Bajarlo le costaba al Estado 120 mil soles, monto que Aduanas intentó cubrir, pero que las empresas de la zona fueron incrementando hasta bordear los 700 mil. Impidiendo que la madera se baje.

“El monto se coordinó con una empresa a 120 mil soles y Aduanas iba a apoyar con el tema económico, pero cuando se iniciaron los trámites, aumentaron el precio diciendo que se contratan otros servicios a empresas que tienen barcazas, estibadores y más” relata el fiscal Ormeño.

El capitán del buque, Julio Cárdenas, tenía prisa por partir arguyendo que cada día perdido era dinero. Ante estos obstáculos no le quedó más remedio a la Fiscalía que dejar que la madera ilegal se vaya y regrese en 60 días quedando como responsable el capitán de la embarcación y los representantes de la agencia. De no regresar se enfrentarían a un proceso penal.

La Fiscalía ha iniciado una investigación contra los responsables de vender la madera “fantasma” donde destacan: El Centro poblado Juancho Playa, Nuevo San José, León Isla, Buena Vista entre otros. Y sus representantes legales: Edinson Isuza, Pedro Lavi, Romelio Nolorbe y Pascual Ríos. El delito en cuestión es tráfico ilegal de productos forestales tiene una pena mínima de 4 años.

Para el fiscal “La responsabilidad directa es de los representantes de los títulos habilitantes de quienes han gestionado las concesiones y se determinará si los representantes de las empresas compradoras tienen conocimiento o no”. Las empresas responsables de comprar la madera ilegal son: SICO MADERA SAC, INVERSIONES LA OROZA SRL y CORPORACIÓN INFOREST MS SAC.

El tráfico ilegal de madera sigue haciendo negocio y amedrentando al ente fiscalizador OSINFOR, cuyos representantes temen declarar. Incluso el domingo 29 se lanzó una bomba molotov a la oficina de OSINFOR-Pucallpa. La situación está delicada y este primer decomiso no sería más que la punta de un gran Iceberg de la mafia maderera en el Amazonas.

Estibadores de Iquitos

Los estibadores de Iquitos pretendían cobrar S/. 700 mil para descargar la mercancía ilegal.

Búsqueda | Mensaje | Revista