domingo 24 de junio de 2018
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2359

06/Nov/2014
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolicialesVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre Medio AmbienteVER
Acceso libre CorrupciónVER
Acceso libre LibroVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Acceso libre GastronomíaVER
Acceso libre TauromaquiaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Suplementos
Acceso libre Medio AmbienteVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Gastronomía El Wagyu Kobe, la más sabrosa carne vacuna del mundo, llega a Lima.

El Placer de la Carne

1 imagen disponible FOTOS 

Wagyu Kobe

Eduardo Gamio y Reynaldo Saavedra Pinón mostrando los tesoros cárnicos en frigorífico de Vadimar.

Este es un alegato a favor de la grasa. Pero no de cualquier grasa, sino de la que viene infiltrada genéticamente entre la fibra muscular de la carne de vacuno más exquisita del mundo, la Wagyu Kobe. Suficiente buena noticia resulta saber que estos ácidos grasos monoinsaturados incrementan el colesterol bueno y son fuente efectiva de Omega 3. El agravante es que además es una delicia: el “marmoleado” rojo y blanco que generan la combinación de grasa y músculo la hace superior en sabor, terneza y jugosidad. Vadimar, empresa dedicada a productos gourmet, está trayendo a Lima la carne Wagyu en alianza con Agrícola Mollendo de Chile. La geografía chilena –cordillera y océano son barreras naturales de enfermedades– se presta para la crianza de esta raza originaria de la ciudad de Kobe, en Japón (Wagyu es el nombre de la raza, significa “vaca japonesa”). Su excelencia fue puesta a prueba en cena creada por Mónica Kísic, chef del IK en cinco presentaciones de Wagyu: tartar, bife angosto, vacío, cuadril y osobuco. El veredicto, una sinfonía de hmmms que confirmaron todo lo que se dice, lee y promete de esta raza. Es placer y es pecado, pero sin culpa.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista