domingo 21 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2212

22/Dic/2011
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre MediosVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre Resistencia 2010VER
Acceso libre LibroVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos Disco Duro
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre ArteVER
Acceso libre Fe de ErratasVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Acceso libre Luis E. LamaVER
Suplementos
Acceso libre La Copa IlustradaVER
Acceso libre Región LimaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Resistencia 2011 Convertir la muerte en vida y esperanza es el camino elegido por el padre del barrista asesinado en el Monumental.

Walter Oyarce Delgado: En Nombre del Hijo

2212-premiosresistencia-7-c

Recompensas por nuevos videos no han hecho que Walter Oyarce padre pierda la brújula de la justicia.

La muerte de mi hijo no va ser inútil, tiene que tener un valor”. A poco de su partida, esa fue la sabia reflexión del padre de Walter Oyarce Domínguez, el joven lanzado desde un palco de la tribuna sur del estadio Monumental al finalizar el clásico U-Alianza del 24 de septiembre.

Luego de que los presuntos culpables e implicados, David Sánchez-Manrique, José Luis Roque Alejos (“Cholo Payet”), Jorge Montoya Fernández (“Calígula”) y Richard Valverde Sifuentes (“Negro Ampilio”) fueran encarcelados, el padre coraje cumplió su palabra. En noviembre inició una serie de talleres de reinserción social con ex pandilleros en el Callao: “Se supone que debo estar odiando a la gente que asesinó a mi hijo, pero por qué hacerlo. Han sido personas totalmente equivocadas”, señaló.

Su destacada labor, sin embargo, se interrumpió porque las investigaciones que buscan determinar culpables y penas por la muerte de su hijo han entrado a su fase definitiva. Justicia, coraje y esperanza son los ingredientes de la resistencia.

Búsqueda | Mensaje | Revista