domingo 18 de noviembre de 2018
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2203

20/Oct/2011
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre FútbolVER
Sólo para usuarios suscritos Tauromaquia
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Fe de ErratasVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Suplementos
Acceso libre HotelesVER
Acceso libre Plaza San MiguelVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Gonzalo Ansola Cabada, Gerente General de Plaza San Miguel, anuncia cómo será el futuro del primer centro comercial del país: una tercera tienda ancla, 50 nuevas tiendas menores y un crecimiento del retail en provincias.

Novedades a la Vista

4 imágenes disponibles FOTOS 

2203-novedades-1-c

Plaza San Miguel fue el primero de los hoy 40 centros comerciales del país. A la tradición le suma la innovación y el liderazgo en cuanto a ventas y afluencia del público, con promedio de 2.5 millones de personas al mes. La cifra alcanza los 3 millones durante los meses festivos.

Una tarde en Plaza San Miguel es una aventura llena de sorpresas a la vuelta de la esquina. Sobre todo si esa tarde en particular el Gerente General del centro comercial expone lo que se viene en el siempre dinámico mundo del retail. Treinta y cinco años después de su aparición, Plaza San Miguel sigue marcando la pauta.

–Plaza San Miguel empezó hace 35 años. ¿Cómo ha cambiado el concepto de centro comercial a lo largo de los años?
–En ese entonces se trataba de aglomerar tiendas y ven der espacios, como fue el caso de Caminos del Inca y Camino Real. En el caso de Plaza San Miguel, uno de los pilares de su éxito fue una novedad: la administración centralizada. El arriendo fue parte importante del progreso de Plaza San Miguel. Los centros comerciales se sustentan sobre dos pilares: las empresas que construyen y las empresas que administran. Antes, las empresas constructoras pedían una rentabilidad inmediata, lo que forzaba a una venta rápida de locales. El corto plazo colisionaba con el largo plazo que buscaban los retailers. Ahí entra a tallar el segundo factor: el administrador. El negocio de las administradoras es un negocio inmobiliario, por eso su meta es rentabilizar al máximo el metro cuadrado del centro comercial. La administración permite seleccionar las tiendas y darle una armonía a la oferta en función a las demandas de la zona. Además, este administrador es quien se encarga de supervisar los espacios públicos y las zonas comunes, trascendiendo los espacios privados de cada cliente. Hoy por hoy, Plaza San Miguel cuenta con 71 mil m2 de área arrendable neta. Y en los últimos cinco años hemos duplicado la cantidad de tiendas, pasando de 20 a 40.

–Se habla de la llegada de una tercera tienda ancla en Plaza San Miguel.
–Así es. En unas semanas el anuncio será oficial. La decisión está entre la chilena Paris y la nacional Oeschle. Además, está entre los planes incluir 50 nuevas tiendas menores. Le explico los conceptos. En un centro comercial exitoso deben haber tiendas ancla, tiendas por departamento y supermercados. También entretenimiento, tanto para niños como para adultos. Finalmente, se incluyen cines, restaurantes, tiendas para el arreglo del hogar y tiendas menores que terminan de complementar la oferta familiar. Del total de las ventas, la mayoría suele ser responsabilidad de las llamadas tiendas ancla. En el caso de Plaza San Miguel, el 60% de las ventas lo hacen las tiendas ancla. El 40% restante es responsabilidad de los locales menores. La diferencia entre ambas cifras es menor que en otros centros comerciales. Esto quiere decir que nuestras tiendas menores no son tan menores: compiten en bloque muy de cerca, lo cual nos tiene muy satisfechos. Creo que hay una explicación para este fenómeno. Por su ubicación y oferta variada, Plaza San Miguel es el termómetro de la clase media limeña. Ha habido una traslación de los sectores económicos que ha incrementado el consumo de forma significativa. El año pasado se tradujo en US$ 400 millones de venta. Y se espera que este año se cierre en US$ 440 ó US$ 460 millones. A nivel del sector hemos vendido US$ 3,500 millones solo el año pasado. Y este año se espera alcanzar los US$ 4,300. Los visitantes mensuales alcanzan los 2.5 millones de personas, cifra que crece a 3 millones durante los meses festivos. Estamos hablando de un ticket de US$ 25 de transacción por persona. Este incremento en el consumo no responde solo a un mayor uso de la tarjeta de crédito. Es el resultado de una clase media nueva que representa un nuevo tipo de demanda. Creo que es el resultado del crecimiento nacional que venimos experimentando desde hace algunos años.

–¿Cuál es la situación en provincias?
–De ahora en adelante, Lima vivirá un proceso de consolidación, más que de crecimiento. Ya no existen terrenos de una gran magnitud como había antes. El futuro limeño no serán los centros comerciales de tamaños como Plaza San Miguel, sino de strip malls, focalizados y destinados a satisfacer la demanda de cada zona. En provincias, sin embargo, estamos en una franca etapa de crecimiento. A las provincias les pasa lo que le pasó a Lima hace algunos años.

–¿Cuáles han sido los hitos del año y qué se espera para su cierre?
–La Navidad siempre es una experiencia tremenda. Se espera una afluencia de 3.2 millones de personas con un tiempo promedio de 3 a 4 horas, tiempo que ya se aplica actualmente. La gente viene a comprar y de paso almuerza, o viceversa. Y ya que está aquí, aprovecha en hacer un sinnúmero de actividades más. Tenemos dos tipos de público. Están los que vienen desde que abrimos hasta las 4 pm. Es ese sector AB que viene a trabajar por la zona. Además, están los que viven por el barrio y aparecen después de las horas laborales. En toda su existencia Plaza San Miguel ha tenido tres momentos importantes. El primero fue cuando KFC, Wong y Pizza Hut apostaron por venir. El segundo fue cuando se amplió la Av. Universitaria hasta la Av. La Marina. No nos olvidemos que los tres requisitos para el éxito de un centro comercial son ubicación, ubicación y ubicación. El tercero fue cuando se creó el Mega Plaza en el Cono Norte, lo que abrió la posibilidad para que Plaza San Miguel recupere a sus vecinos de siempre. Hay una fuerte identificación del sanmiguelino con su centro comercial. Estamos viviendo nuestro cuarto momento.

Búsqueda | Mensaje | Revista