domingo 18 de noviembre de 2018
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2190

21/Jul/2011
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolicialesVER
Acceso libre Copa AméricaVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Justicia
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre EspectáculosVER
Acceso libre Fe de ErratasVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Suplementos
Acceso libre Energía & MinasVER
Acceso libre I P DVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Historia El 23 de julio de cumplen 70 años del sacrificio heroico de José Abelardo Quiñones.

Vuelo en la Memoria

2190-quinones-1-c

Cuadro de la Sala Quiñones del Museo Aeronáutico de la FAP, base aérea Las Palmas. El ‘Pantera’ podía volar a 295 MPH y a 9,500 pies de altura.

El hombre y la máquina se juntaron en el momento justo para crear al héroe. Es así como un joven aviador llamado José Abelardo Quiñones Gonzales se transforma en el Gran General del Aire del Perú. Era el 23 de julio de 1941 cuando el capitán FAP José Quiñones Gonzales alcanza la inmortalidad al enfilar su avión North American NA50 con número 41-3 –llamado por él “Pantera”– a un puesto enemigo de combate y destruirlo.

2190-quinones-2-c

Se conmemora al Gran General del Aire del Perú en el billete de S/. 10.

Aquel día, la 41a Escuadrilla de caza del XXI Escuadrón despegó para dar cumplimiento a su misión de combate en la zona de Quebrada Seca, en el marco del conflicto armado con Ecuador. Quiñones, al ser alcanzado por las baterías enemigas, se rehusó a saltar y salvarse en paracaídas, destruyendo el objetivo a costa de su vida y haciendo honor al lema de la escuadrilla: “derribado pero sobre el objetivo”. Fue reconocido como héroe nacional por el Congreso de la República mediante la Ley Nº 16126 del 10 de mayo de 1966. Simultáneamente, se dispuso que el día 23 de julio de cada año fuese declarado el día de la Aviación Militar del Perú, fecha que actualmente conmemora el día de la Fuerza Aérea del Perú.

Hoy por hoy, el North American NA50 se puede observar en el Mausoleo del Capitán FAP José Quiñones Gonzales, y estaba en el reverso del conocido billete de S/. 10. Fue un avión fabricado en la década del treinta, y era enteramente metálico a excepción de las superficies de control. Contaba con dos ametralladoras calibre 30 mm en la nariz, soportes bajo las alas para bombas de 100 libras, una hélice tripala y un motor tipo radial de nueve cilindros: el Wright R-1820-G3 Cyclone, de 840 caballos de fuerza. Siempre arriba y en la memoria. (Ing. Hernán Rivas / Sr. José Alejandro Rodríguez)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista