viernes 19 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2184

09/Jun/2011
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre FútbolVER
Acceso libre EcologíaVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Fe de ErratasVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Suplementos
Acceso libre Medio AmbienteVER
Acceso libre COSUDEVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Urbanismo Plaza Italia recibirá mantenimiento y será reestrenada para el mes de julio, según anuncio de la Municipalidad de Lima.

Al Rescate de la Plaza

2184-plaza-1-c

José Rodríguez, gerente de ProLima al frente de la recuperación de 11 plazas del centro.

Dentro de su política colonizadora de extirpación de idolatrías, los primeros españoles que afincaron en Lima decidieron derribar las huacas que encontraron en la ciudad que fundaran en 1533 al pie del cerro San Cristóbal. Una de ellas fue la ‘Huaca Grande’, lugar donde se encontraba el oráculo que consultaba el culto Rimaq. Sobre sus ruinas, los españoles construyeron un templo en 1570: La Iglesia de Santa Ana. Tal fue la génesis urbana de la actual Plaza Italia en Barrios Altos.

En aquella época ese espacio se convirtió en uno de los más importantes lugares de la ciudad. Santa Ana formaba parte de una de las 4 parroquias que existían en la ciudad en 1613. Luego el virrey Conde de Monterrey dispuso que la plaza se convirtiera en un mercado, siguiendo la tradición española en el S. XVI.

Ya en la república, durante las elecciones de 1850, se emprende un programa de mantenimiento de las plazas de la ciudad que se extendería hasta el inicio de la guerra con Chile, comenzando además la instalación de monumentos históricos. En 1868, como parte de la política de Estado, se discute el traslado de la estatua de Cristóbal Colón de la Alameda de Acho a la plazuela de Santa Ana.

La comunidad italiana y la Municipalidad de Lima encargan en 1908 al escultor italiano Tancredi Pozzi elaborar una estatua de Antonio Raimondi que sería colocada dos años después en la Plaza Santa Ana, ya reinaugurada como Plaza Italia, cuando Guillermo E. Billinghurst era alcalde de Lima.

El cine ‘Unión Ferroviaria’ y el ‘Francisco Pizarro’ fueron cines populares en los 50’s, de los que hoy solo quedan buenos recuerdos y algunas historias de amor. Ahora, en la plaza se organizan ferias gastronómicas los fines de semana.

La Municipalidad de Lima ha emprendido un programa de recuperación de la Plaza Italia y otros diez antiguos espacios públicos en el castigado Barrios Altos, y remozarlas justo para el cambio presidencial en julio.

El arquitecto José Rodríguez, gerente de ProLima, comenta que el programa de “Recuperación de plazas” busca devolver espacios públicos a los limeños. Las fachadas de todas las casas y la iglesia recibirán una buena mano de pintura. Por medio de los colores se buscará resaltar los monumentos históricos: “por ejemplo, la iglesia Santa Ana llevará un color rojo ocre que lo hará resaltar del resto de predios cercanos”, explica Rodríguez.

Los jardines y árboles serán abonados y regados, se instalarán juegos para los niños y se reforzará la seguridad de la mano con los vecinos. La Plaza Italia, ubicada a escasos 700 metros de Palacio de Gobierno, puede ser parte del circuito turístico de Lima Histórica, un oasis de verdor en medio de las casonas de época, para aquellos aficionados a la comida oriental y la arquitectura colonial y post republicana. (Brian Orihuela)

2184-plaza-2-c

Las casonas históricas del centro histórico que se encuentran alrededor de la plaza recibirán un color para resaltar su valor como monumento, mientras que las construcciones colindantes también recibirán una buena mano de pintura.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista