jueves 18 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2182

26/May/2011
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre PersonajesVER
Acceso libre EditorialVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Justicia
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Fe de ErratasVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Suplementos
Acceso libre Medio AmbienteVER
Acceso libre CIESVER
Acceso libre Westin LimaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Economía ¿Es posible una fuga de capitales? ¿Cómo evitarla?

Si Humala Gana

2182-alvaro-7-c
El volumen de inversiones se encuentra en compás de espera, aguardando el resultado de la segunda vuelta electoral. No falta quienes especulan que en caso de imponerse en las urnas Ollanta Humala, el mercado reaccionará negativamente, tomando posiciones en el exterior y desplegando estrategias múltiples para salvaguardar su patrimonio. “Quizá Humala desarrolle un buen gobierno a partir del 29 de julio”, sintetizó el ánimo empresarial un abogado corporativo de un estudio limeño, “pero entre el 6 de junio y el 27 de julio, esto va a ser los últimos días de Pompeya”.

Un dato relevante es el bajón en –9% del volumen de Fondos Mutuos en abril, en sus múltiples categorías: mixta, variable y fija. Si en marzo los Fondos Mutuos tenían acumulado S/. 15,6 mil millones, al cierre de abril cayó S/. 1,3 mil millones, a S/. 14,3 mil millones. El número de desertores escaló a 12,344 partícipes. Atento al clima de incertidumbre, el brazo de Fondos Mutuos del Interbank, por ejemplo, lanzó una campaña publicitaria esta semana: “Si buscas invertir tu dinero fuera del Perú, tenemos el fondo mutuo internacional ideal para ti”.

El movimiento de fondos mutuos está plenamente registrado ante la SBS, pero no se descarta que otros inversionistas prefieran sacar el dinero en maletas para evitar al fisco. El 11 de mayo, el diario financiero Gestión, tituló en primera plana: “Burriers ahora son usados para lavar dinero”.

Y, sin embargo, a pesar de los nerviosos presagios, los créditos en el sistema financiero se han incrementado de S/. 106,9 mil millones en marzo a S/. 110,3 mil millones en abril, un significativo incremento a pesar del pago de regulación del Impuesto a la Renta ese mes. Ello indica que la incertidumbre política ha afectado los capitales golondrinos depositadas en Fondos Mutuos, pero que el resto del sistema financiero se mantiene incólume.

La nerviosa reacción de la Bolsa de Valores de Lima, cuyo Índice General se precipitó 19% entre enero y abril, refleja el nivel de inquietud del sector financiero. Pero asumir los vaivenes de la rueda bursátil como parámetro de la salud de la economía es impreciso. Por último, fueron en las bolsas donde se incubó la burbuja financiera que al estallar en 2008 desató la severa crisis financiera que azota las economías industrializadas.

¿Es posible una fuga de capitales? ¿Cómo evitarla?

La libre y tenencia y disposición de moneda extranjera está salvaguardada por el artículo 64o de la Constitución, por lo que el Ejecutivo no tiene otros mecanismos salvo los del mercado para bloquear una fuga de divisas, a diferencia, por ejemplo, de Chile, donde cada dólar que se deposita en el exterior debe ser registrado. Pero el sistema tiene formas de protegerse. Las abultadas Reservas Internacionales en las arcas del BCR son garante de que una “corrida” especulativa de magnitud difícilmente podría descarrilar al sistema financiero nacional. De hecho, en caso de una salida abrupta de divisas, el BCR está en plena capacidad de “fondear” ingentes recursos al sistema bancario y bajar encajes para evitar un default.

A su vez, los fundamentos económicos descartan la necesidad del próximo gobierno de recurrir excepcionalmente a los ahorros bancarios, como fue el caso Alan García, en 1996, o el tenebroso “corralito” de Argentina, en 2001. La economía peruana en el primer trimestre del año marchó a galope, con crecimientos extraordinarios en sus exportaciones y demanda interna. A pesar de ello, una súbita pérdida de confianza puede desatar la crisis.

Tanto Humala como Fujimori tienen la responsabilidad de poner coto a la incertidumbre de los agentes económicos, anunciando con anticipación al cargo de Economía en un hipotético gobierno suyo a un personaje con la credibilidad suficiente para calmar a los mercados.

Búsqueda | Mensaje | Revista