sábado 20 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2163

13/Ene/2011
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ExclusivoVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre EconomíaVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre EspectáculosVER
Acceso libre Fe de ErratasVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Política En la boca del lobo, Jorge del Castillo lo arriesga todo. El domingo son las internas apristas para elegir la lista al Congreso.

El Partido se Estrella

5 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

2163-apra-1-c

García instó a los apristas “a no dar el espectáculo que están dando”. ¿Pero cuánta responsabilidad le compete?

La debacle aprista enfrenta a su candidata presidencial con el secretario general del partido de gobierno. El Presidente de la República, mientras tanto, condena el espectáculo público y promete volver a poner orden en casa a partir del 29 de julio. Pero a estas alturas cabe preguntarse cuánta responsabilidad tiene el propio mandatario en el estropicio.

Apenas en la última CADE de Urubamba, la recién lanzada Mercedes Aráoz comentaba que sus interlocutores en el aprismo eran Jorge del Castillo y Javier Velásquez Quesquén. Alabó la capacidad de trabajo de “George”, así lo llamaba, y prometía no internarse en la jungla conflictiva de Alfonso Ugarte. Los dos ex primeros ministros eran los llamados a consensuar el frente doméstico para liderar una campaña lo más cohesionada posible.

¿Qué pudo pasar en poco más de un mes para que la ex ministra negocie la cabeza de Del Castillo con los miembros de la dirección política, el microclima de los conflictos apristas, en la sala de su departamento?

Es demasiado, incluso para los afilados estándares del partido del pueblo.

“Estoy preocupado, pero en mi condición de Presidente de la República guardo neutralidad, no solo con otros partidos sino al interior de mi partido. No es conveniente que el jefe de Estado se involucre”, declaró Alan García el pasado 8 de enero.

Pero en los corredores de Palacio el Presidente venía expresando dos objeciones al modo en el cual se venía desarrollando la candidatura presidencial de Aráoz. El primero fue la dificultad que tenía su ex ministra para imponer temas en la agenda política. El lenguaje académico y economicista no le ayudaba y en los días siguientes a su designación se la había pasado respondiendo a los ataques de sus contendores en lugar de poner las banderillas ella misma.

La segunda objeción presidencial tocaba carne. Para él, según las versiones recabadas, Aráoz debía imponerse al APRA y sacar a Jorge del Castillo de la cabeza de lista al Congreso (CARETAS 2161).

¿Guarda resentimiento el mandatario al congresista por la interminable onda expansiva de los “petroaudios”? ¿O se trata de un capítulo más en la conflictiva relación entre el Presidente de la República y los primeros ministros que en algún momento fantasearon con tomar vuelo propio? Basta ver sino a Alejandro Toledo y Pedro Pablo Kuczynski enfrentados para el próximo año y las críticas del segundo a la “hora Cabana”.

DOMINGO D

Al cierre de edición, y a pesar de los esfuerzos de personajes como Velásquez Quesquén para apagar el incendio, los contrincantes siguen atrincherados. Aráoz declaró que “este señor ha tergiversado todas las verdades y yo ya no quiero seguir en este juego en el que el señor sigue mintiendo”.

Mientras tanto, Del Castillo no ceja en su intención de cumplir el cronograma de procesos internos supervisados por la ONPE. La lista única para el parlamento aprista, ya inscrita ante el organismo electoral y encabezada por él, irá a elecciones domésticas, bajo el mecanismo de un militante un voto, el domingo 16 en todo el país. Tres días después vence el plazo para oficializar las listas.

La guerra, pues, seguía en pie.

Aráoz sostiene que durante las negociaciones le ofreció a Del Castillo ir en una posición distinta a la del número uno en Lima, que él reclamaba en su condición de secretario general, a lo cual no accedió. Él responde que ella estuvo enterada del proceso de conformación de la lista parlamentaria, tanto que declaró su conformidad ante la prensa después de Navidad.

La ex ministra insiste en que su única exigencia fue que los integrantes de la lista de candidatos al Parlamento no tengan investigaciones pendientes sobre temas de corrupción y argumenta que Del Castillo no ha sido exonerado por la fiscalía del último capítulo de la saga de los “petrouadios”. Pero hay muchos otros botones de muestra, que incluyen a la propia ex ministra (ver recuadro).

Al escenario se añaden las declaraciones de Elías Ponce Feijoo a El Comercio, con pastillas cargadas de veneno que se publican cuando todos los recursos de los “chuponeadores” procesados han sido rechazados por el Poder Judicial. Así, resulta insólito que García y Aráoz tengan dudas sobre la honestidad de Del Castillo, a menos a la luz de lo conocido hasta ahora.

LA PERMUTA

La situación ya está en el punto de medir el área del departamento donde vive el parlamentario para establecer cómo se benefició. Son acusaciones-espejo frente a algunas de las que le hicieron a García luego de su primer gobierno, precisamente cuando el congresista se convirtió en su solitario defensor.

Del Castillo es acusado por beneficiarse con la permuta de un departamento efectuada con su amigo, el empresario Julio Vera Gutiérrez, a quien ayudó a exilarse en Costa Rica luego de que este apoyara la intentona de contragolpe del general Juan Salinas Sedó.

Vera tiene una pequeña petrolera con un solo pozo y, como otros empresarios del rubro, busca acogerse a una ley que reduciría las regalías que paga al Estado. No ha conseguido ningún beneficio y las tasaciones demostraron que la permuta fue incluso beneficiosa para Vera. La historia fue narrada en detalle en CARETAS 2126, 2127 y 2128.

Hace nueve meses, Del Castillo le pidió a la Fiscalía, que al igual que el Congreso ya lo había exonerado por el caso “petroaudios”, que lo investiguen de nuevo y se vuelva a pronunciar sobre su caso. A pesar de que el plazo legal era de 60 días, hasta ahora no hay respuesta.

El sábado 8, Del Castillo le entregó a Aráoz la copia de la investigación contable que le realizó la Fiscalía el pasado octubre. “Lo tuyo es una cuestión de poder. Lo mío es de honor”, le dijo. Allí se establece que no hay desbalance patrimonial en sus ingresos de los últimos cinco años y que, más bien, queda un saldo a su favor de casi S/.200 mil.

Pero la respuesta de Aráoz fue cortante: “No puedo tomar ese documento como válido pues no cuenta con un pronunciamiento directo del mismo Ministerio Público”.

CRONOLOGÍA DE LA CRISIS

Aráoz había sostenido que la lista de consenso presentada por el APRA, a la que se le sumarían 26 invitados designados por la candidata, podía todavía ser modificada. El 24 de diciembre declaró que “puede haber mejoras en los puestos (de la lista), aún no concluyen las negociaciones internas. Jorge ha aportado mucho al Congreso, pero hay temas de percepción y los candidatos deben limpiar su imagen. Se conversará con la gente del partido sobre cómo queda la lista”.

Dos días más tarde Aráoz había cambiado de opinión. A Diario 16 le respondió que “¿por qué habría de salir (uno de los candidatos de la lista a Lima)? No, yo no pienso que habría una modificación, a nombre de qué, si las personas tienen que hacer sus campañas. Y sobre Del Castillo añadió que “uno es inocente hasta que le demuestren lo contrario. Yo no puedo acusar a alguien, me parece bastante injusto acusar a las personas aún cuando la propia Fiscalía ha dicho que no hay razón para acusarlo en algunos casos. Veo que hay mucha injusticia”.

Lo sorprendente es que la designación de Del Castillo como cabeza de la lista parlamentaria en Lima se zanjó en Palacio de Gobierno. El pasado 27 de diciembre, García se reunió con los miembros de la dirección política y les preguntó a los dirigentes si estaban dispuestos a someterse a una elección interna para determinar los puestos de la lista. Mauricio Mulder, que había amenazado con no presentarse a los comicios de Alfonso Ugarte, accedió finalmente a quedarse con el número 2. A su turno, Mercedes Cabanillas se declaró conforme con el puesto 3. El camino se zanjó para Del Castillo, que reclamaba encabezar la lista en su condición de secretario general del partido. Aráoz no estaba de acuerdo con que Del Castillo fuera el número 1 pero sí reiteró que debía estar en la lista.

FASE TERMINAL

Algo debió cambiar con el nuevo año.

El 2 de enero, la candidata aprista a la segunda vicepresidencia, Nidia Vílchez, señaló a la prensa que un invitado independendiente de Aráoz “sería ubicado para encabezar la lista de Lima”. Aráoz emprendió entonces una ofensiva que llegó hasta una visita a la casa del nonagenario líder aprista Armando Villanueva. “Hay que ser firmes”, insistió la ex ministra. “Donde hay un indicio y duda se debe esclarecer para evitar un daño al partido”. Y el “zapatón” terció: “Confío en que Del Castillo dará los pasos que correspondan a la historia del partido”.

El martes 4 por la mañana, Del Castillo se reunió con García en Palacio. El Presidente instó a Del Castillo a que pase al número dos de la lista. Éste cedió ante la dirección política esa misma noche en Alfonso Ugarte. A la mañana siguiente, Velásquez Quesquén visitó a Aráoz para comunicarle la noticia. Pero la candidata ya no quería a Del Castillo en ningún puesto de la lista.

Luego de tiras y aflojes, la Dirección Política del partido expresó su respaldo a Aráoz luego de una larga reunión en su casa el jueves 7. “Si la candidata ha pedido que del Castillo se vaya, él se va. Él ya no está en la lista”, declaró Mauricio Mulder a propósito del comunicado redactado por Velásquez y firmado por la cúpula aprista. “Se ha llegado a un momento en que se tenía que optar por respaldar a Mercedes Aráoz o nos quedamos sin candidata”, añadió Omar Quesada.

Del Castillo se atrincheró en su posición y esa noche recibió el apoyo de los militantes apristas en el aula magna. Luego, el Comité Ejecutivo Nacional publicó otro comunicado contrario al de la Dirección Política. El presidente Alan García, a su turno, les pidió a los apristas esa misma noche, durante una inauguración en Manchay, “no dar el espectáculo que están dando”.

Aráoz ha demostrado inconsistencia. En la práctica, su presencia servía de locomotora para arrastrar una bancada parlamentaria, indispensable en la supervivencia política del partido que ahora enfrenta hondas divisiones y un potencial descalabro electoral. Todo a pesar de que el segundo gobierno aprista termina en la orilla opuesta del primero.

Con Del Castillo, el APRA podría perder a uno de sus pocos dirigentes con mirada de alcance nacional. Y si la plancha presidencial termina por desbarrancarse, pues la ex ministra amenazó con renunciar, la agenda se les complicará más a los compañeros. Ya la designación de Aráoz había pronunciado las disidencias y otros candidatos, sobre todo Ollanta Humala, a quien ya se ha visto acompañado de apristas como Luis Alberto Salgado, invocan a Haya de la Torre y pescan en esta estrella revuelta.

También Denunciada

Meche Aráoz podría pisarse los pasadores.

2163-meche-1-c
Omar Quesada, ex presidente de Cofopri, no fue incluido en las investigaciones fiscales sobre el escandaloso tráfico de terrenos que constituye uno de los más serios escándalos, ese sí de verdad, para este gobierno. Sin embargo, como lo publicó el sitio web Vanguardia Aprista el martes 11, tiene 12 juicios abiertos por delitos contra la Administración Pública a su paso por el gobierno regional de Ayacucho. Quesada pretende encabezar la lista parlamentaria por Ayacucho.

2163-meche-2-c

Esta incluida en denuncia “por resolver” en la Fiscalía asociada a exportación de gas.

En el saco también cae la propia Aráoz. La denuncia 13-2010 presentada ante la fiscalía la comprende como ministra de Economía por supuestas irregularidades en la exportación de gas de Camisea. Los delitos en juego incluyen el cohecho propio pasivo, la asociación ilícita para delinquir y el enriquecimiento ilícito. En octubre pasado el despacho de la Fiscal de la Nación Gladys Echaíz dejó la denuncia “por resolver”. Puede tratarse de una acusación disparatada, pero la deja en una posición no muy lejana a la de Del Castillo. También aparece Javier Velásquez Quesquén en su condición de ex primer ministro, además de Pedro Sánchez (Energía y Minas) y Adolfo de Córdova (Agricultura) y los representantes del Consorcio Camisea y Perú LNG.

Internas Ardientes

2163-apra-6-c
De pico y espuela están las internas apristas para elegir a los candidatos al Congreso. En Lambayeque, Humberto Falla inscribió su lista tras una ardua batalla ante el Tribunal Nacional Electoral, que finalmente, el martes 11, autorizó su participación. Competirá con la nómina de Javier Velásquez Quesquén. “Tenían miedo a competir con nosotros”, dijo Falla, quien expresó su malestar por la directiva que dispuso el pago de S/.5 mil para participar en los comicios y la implementación del sistema de lista cerrada. En Arequipa la única nómina inscrita es la de Daniel Vera Ballón, ex presidente regional, mientras Adolfo de Córdova, ex ministro de Agricultura, no logró registrarse, aunque al cierre de esta edición se informó que lo hizo en Lima. Lourdes Mendoza no participa en el proceso por no ser militante aprista y su caso estaría en manos del CEN.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista