domingo 9 de diciembre de 2018
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2161

23/Dic/2010
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre NarcotráficoVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre TelevisiónVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Fe de ErratasVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

EL CLAN DUARTE

2 imágenes disponibles FOTOS 

2161-CLAN-01-c

2010. Todos viven en Lima, todos profesionales, casados, con hijos y hasta nietos. Siguen vinculados al basket por trabajo. De izquierda a derecha: Raúl, Fernado Luis, Enrique, Ricardo y Juan Carlos.

Los Duarte son cinco hermanos hombres, Enrique, Ricardo, Fernando Luis, Raúl y Juan Carlos Duarte Mungi. Todos han jugado por la selección nacional de básquetbol del Perú, pero los cuatro mayores fueron los que asistieron a los juegos olímpicos de Tokio en 1964 . Este hecho inédito que no se ha vuelto, y quizás no se vuelva a repetir nunca en una Olimpiada ni en ningún otro torneo deportivo de esta magnitud. Actualmente los cinco ejercen diferentes actividades, y el primogénito, que es Enrique, ingeniero agrónomo de profesión, ha radicado 33 años en Venezuela y hace dos regresó al Perú con mucha ilusión de reintegrarse en el medio. Tiene 3 hijos, dos hombres y una mujer. El mayor, José Enrique, es chef con un restaurante en Boston que se llama ‘Taranta’.

El segundo es Ricardo, actual Director Nacional de Recreación y Promoción del Deporte del IPD, casado, con tres hijas y cuatro nietas, todas mujercitas. Jugó 25 años, de los cuales 20 en la selección nacional. Ha participado en tres juegos bolivarianos, seis sudamericanos, tres mundiales panamericanos y una olimpiada, donde brilló como el máximo encestador, al igual que en otros torneos.

El tercero es Fernando Luis, militar de la Fuerza Aérea del Perú, retirado con el grado de Coronel, jugó por la Escuela de Aviación y en la selección nacional de básquetbol. Es meteorólogo y ha sido director del Senamhi. Se casó con una rusa, y tiene dos hijas, que son integrantes de la selección de básquetbol de Madrid, España, donde viven. La mayor, de 14 años, ya tiene 1.90 de altura; y la menor, de 10 años, mide 1.66 de alto. Están becadas y son muy buenas alumnas.

Lucho, como lo llaman sus hermanos, tiene un gran sentido del humor; como está divorciado espera “encontrar una nueva pareja y disfrutar de la vida”, dice en son de broma.

El cuarto hermano es Raúl, junto con Ricardo el de mayor popularidad por su desempeño en el básquetbol local. Es ingeniero zoótecnico graduado en EEUU, allí jugó siendo estudiante de las Universidades de Iowa y South Dakota. Su mayor performance fue ser designado para ingresar a la NBA. Actualmente es director de Deportes del Colegio Pestalozzi y dirige su propia academia de básquetbol. Se casó en Estados Unidos y tiene cuatro hijas mujeres.

El último hermano que, por ser el más chico, entró a jugar cuando los mayores ya eran famosos pero no se quedó a la saga, pues también hizo lo suyo jugando en la selección nacional, en un panamericano, un mundial, una olimpiada. En el campeonato mundial de Las Vegas, integrando la categoría masters, salieron campeones. “Por ser el menor no me quedé atrás”. Es arquitecto y empresario, se dedica a la confección de prendas de vestir de tallas especiales. Casado con cuatro hijos, dos varones y dos mujeres.

Búsqueda | Mensaje | Revista