sábado 17 de noviembre de 2018
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2139

22/Jul/2010
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolicialesVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre Derechos HumanosVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Premios "Doris Gibson"VER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Luis Freire
Suplementos
Acceso libre ViájateVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

A Quemarropa: Javier Valle Riestra

2139-QUEMARROPA-01

Político aprista por fidelidad, y amante del helado y la bicicleta.

INFANCIA. Desde pequeño y por intuición fui un agitador aprista. Me gustaba dar discursos a la servidumbre de mi casa, aunque sabía que mi abuela Hortencia se iba a molestar mucho conmigo. Ella hubiera preferido que me escapara para jugar pelota en la calle en vez de estar en contacto clandestino con el Apra. SUPERSTICIONES. Nunca paso debajo de una escalera, tengo miedo a ciertos números y considero a algunas personas saladas. TECNOLOGÍA. Me llevo muy mal con ella. Soy un hombre del siglo XIX. CONGRESISTAS. La mayoría son mediocres a los que se les exige estar sentados todo el día en el escaño cuando el verdadero parlamentario solo interviene cuando tiene algo que decir. Si debo elegir a alguno, me quedo con Martha Hildebrandt por su biografía. ALAN GARCÍA. Ya no es ese aprista que conocí hace cuarenta años. Así lleve un Cóndor de Chavín aprista en la solapera del saco, un carné aprista y mantenga un vocabulario aprista... es un señorón burgués de derecha. A mí no me convence porque yo lo conozco mucho. ELECCIONES PRESIDENCIALES. Quien gobierne el 2011 será una figura sin renombre que no podrá controlar la situación por falta de carisma. Votaré por el candidato del Apra por lealtad, así piense que Bayly es gracioso, inteligente y cínico. Aunque sinceramente, nadie merece el voto. VESTIMENTA. Siempre camisas azules, corbatas negras, blazers azules y zapatos y medias negras. ¿Por qué? Porque así no hay pierde, de otra manera se me ve horrible. La camisa blanca, por ejemplo, me cae pésimo. BICICLETA. A los seis años mis abuelos me regalaron la primera y desde ahí empezó mi afición. Ahora tengo una muy fina, que pesa 6 kilos y cuesta una pequeña fortuna. Aclaro, nunca fui al Congreso en bicicleta porque para mí es un deporte, no un show. MUJERES. Siempre he sido muy galante y bien puesto y he tenido éxito con las señoras, pero con Rosario (Denegri), mi esposa, anclé hace quince años. En otra ocasión hubiera dicho que me dedico a siriar mujeres, pero ahora no. PERSONALIDAD. No soy convencional. Soy misántropo, socialmente antipático, y tengo miedo a la noche y a dormir solo. Mis amigos siquiatras dicen que no estoy tan mal, jajaja. DULCES. Me encantan los chocolates y los helados, y por eso estoy excedido cinco kilos de peso. Además, mi esposa es una chef de primera y me prepara unas pastas deliciosas. IMITACIONES. Me da mucha risa ver que en la televisión soy un personaje que habla a mil por hora. Verme retratado me ha ayudado a moderar la velocidad de mis palabras. Gracias a mis imitadores. JUVENTUD. Tengo 78 años y parezco de 68. Desde muy joven me acuesto a las seis o siete de la noche y me despierto a las cuatro de la mañana. Hace 55 años que no fumo y 42 que no bebo.

Búsqueda | Mensaje | Revista