jueves 18 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2134

17/Jun/2010
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Sólo para usuarios suscritos Elecciones Munic...
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre EconomíaVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre TestimonioVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Acceso libre GastronomíaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Sudáfrica 2010VER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Luis Freire
Suplementos
Acceso libre Gran BretañaVER
Acceso libre La Copa IlustradaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Narcotráfico Tonelada de cocaína tenía como destino el Campeonato Mundial de Sudáfrica 2010.

Coca Para la Copa

2134-droga-1-c.jpg

Callao, martes 8.- Decomiso ocurrió tres días antes de la inauguración del Mundial. La coca estaba acondicionada en bandejas que contenían cajas con pallares.

El gol se produjo a las 5 de la tarde del 8 de junio. El equipo de 13 policías intervino el contenedor de la empresa Maersk, en el muelle sur de la compañía Dubai Port World, al lado de Enapu, en el Callao.

En el contenedor de Maersk, fueron halladas 29 “parihuelas” o bandejas hechas de fibra de vidrio que servían de sostén a 1,173 cajas de cartón conteniendo pallares embolsados. Acondicionados en estas “parihuelas”, los policías encontraron 1,162 kilogramos de cocaína pura.

Según la Dirandro, el destino de esta tonelada de droga era el puerto de Johannesburgo, capital de Sudáfrica y sede de la Copa Mundial de Fútbol 2010. Las bandejas con coca debían llegar a fines de mes, justo para los octavos de final del campeonato Mundial. La final es el 9 de julio.

El kilo de coca en Sudáfrica se valoriza en US$ 35,000 dólares, aunque trascendió que el precio se ha disparado por la fiebre mundialista. Se calcula en 400,000 los turistas que visitan Sudáfrica por la copa del mundo.

La empresa exportadora del cargamento decomisado es Villa & Valv SAC, cuyos representantes legales son los peruanos Rolando Villafana Espinoza (62) y Rockford Villafana Torres (27), padre e hijo, quienes fueron detenidos a fin de que expliquen la procedencia del polvo blanco.

En sus primeras manifestaciones ambos le tiraron la pelota al empresario Aldo Pulgar Tello, a quien acusaron de haberles entregado las “parihuelas” para la exportación de sus pallares. Relataron también que Pulgar operaba para un sudafricano que, al cierre de esta edición, no era identificado.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista