sábado 20 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2132

03/Jun/2010
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre Medio AmbienteVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Jaime Bedoya
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis Freire
Suplementos
Acceso libre UniversidadesVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Narcotráfico De reina del café 2000 a presa de la coca 2010.

La Bella y La Bestia

2132-bella-1-c.jpg

Morena “Top Model” colombiana enredada con “El Monstruo” y con la exportación de cocaína.

ANGIE Sanclemente Valencia es una colombiana de 31 años que fue capturada en Buenos Aires el miércoles 26 de mayo último, acusada de dirigir una banda de narcotraficantes que enviaba droga desde Argentina a México.

El tema no pasaría de ser una nota policial si Angie no fuese más que otra “burrier”. Pero resulta que Angie es una modelo sensacional que trabajó para la agencia “Top Model” colombiana y fue “Reina del Café 2000”, aunque debió renunciar a la corona al descubrirse que estaba casada.

La chica Sanclemente estuvo efectivamente casada con un ciudadano de Barranquilla del que se divorció. Tras su divorcio estuvo en México donde se le atribuye haber tenido un tórrido romance con Carlos “El Monstruo” Cabañas Catzin, prontuariado “capo” del narcotráfico mexicano, aunque la madre de la muchacha lo niega en redondo y su abogado exhibe una partida de nacimiento con una sola anotación matrimonial y de divorcio al margen, para demostrar que, por lo menos, no hubo relación conyugal con el mexicano, aunque estaría por demostrarse si la hubo de otra índole.

2132-bella-2-c.jpg

Del auge al fracaso, basta dar un paso.

Cansada del Distrito Federal mexicano, se desplazó a Cancún y allí conoció a un joven argentino de 23 años, Nicolás Gualdo, quien debió convencerla de las bondades del Río de la Plata, porque lo acompañó hasta Buenos Aires, donde llegaron el 7 de diciembre del año 2009 convertidos en novios.

Según la Policía, la Sanclemente no solo viajaba con el novio sino con un perrito regalón y en primera clase. Una vez en Buenos Aires se hospedó en un hotel del barrio portuario de Palermo, situado en el número 3357 de la calle Paraguay. La Policía le seguía el rastro desde hacía cinco meses, a raíz de la detención, el 13 de dicembre del 2009, de una joven “burrier” de 21 años que intentó pasar rumbo a México, a la salida de Ezeiza, 55 kilos de clorhidrato de cocaína disfrazados dentro de su equipaje, siendo descubierta y detenida.

Para su abogado, el exjuez argentino Guillermo Tiscania, su patrocinada es inocente, nunca estuvo casada con “El Monstruo”, según hace constar mostrando su partida de nacimiento, y ni es la “reina de la coca” como la vienen calificando, ni dirige o pertenece a banda alguna dedicada al narcotráfico u otras ilícitas actividades. Solamente le reconoce ser una bellísima mujer y, por lo menos en eso, tiene toda la razón. Madre y abogado temen por su integridad física en la cárcel, dada su belleza y dotes anatómicas, y así lo han hecho saber a autoridades y prensa por igual. Como ella, su novio también ha sido detenido por el mismo delito de tráfico de drogas. El perrito, no se sabe.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista