martes 22 de enero de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2127

29/Abr/2010
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre Nos Escriben Dig...VER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre PolicialesVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Acceso libre ExposicionesVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Justicia
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Exclusiva WebVER
Acceso libre MúsicaVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Luis Freire
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Actualidad Hermano de Omar Quesada sentenciado por narcotráfico es señalado por ser el poder detrás del APRA, y de Cofopri, en Ayacucho.

Hermano Entre Sombras

7 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

2127-quesada-1-c.jpg

Huanta, domingo 7 de febrero del 2010. Omar Quesada y sus seguidores celebran la comunicación telefónica con legendario líder aprista Armando Villanueva, quien lo felicitó por su elección como delegado al congreso eleccionario del PAP, donde sería proclamado como Secretario General Institucional. Rolando Quesada (círculo) fue el promotor de su elección en los predios apristas de Ayacucho.

La denuncia de la irregular venta de terrenos por parte de Cofopri en playas al sur de Lima marcó una importante diferencia en la agenda periodística de la última semana. Los dos secretarios generales del APRA fueron golpeados en simultáneo, pero por circunstancias muy distintas.

Jorge del Castillo siguió sometido a una entrega de audios cuidadosamente dosificados, vacíos y redundantes. Lo acusan de ser coimeado con un departamento para favorecer a una petrolera, pero sus explicaciones sobre la propiedad han sido documentadas y coherentes. Y, peor todavía, la pequeña petrolera aludida no ha resultado favorecida por ninguna parte (ver nota siguiente).

En cambio, el escándalo del gigantesco terreno playero no tiene nada de periodismo-ficción. La nota publicada por el periodista Óscar Miranda en la web de IDL Reporteros, dirigida por Gustavo Gorriti, no pudo ser rebatida. El presidente Alan García le aceptó de inmediato la renuncia a Omar Quesada a la dirección ejecutiva del Organismo de la Formalización de la Propiedad Informal (Cofopri) y Palacio publicó la decisión en el twitter.

Al líder de los “cuarentones” le mostraron la puerta en menos de 140 caracteres.

2127-quesada-2-c.jpg
Su renuncia es trascendente por ser visto como la cabeza del recambio aprista impulsado nada menos que por el propio AGP. Dicho relevo se complica si se toma en cuenta las recientes denuncias sobre tráfico de tierras que vincularon al director de Foncodes y controversial “cuarentón”, Carlos Arana, con invasiones de terrenos en Punta Hermosa.

El caso de Quesada, además, se puede complicar por los señalamientos que se hacen sobre su hermano, Rolando, en Ayacucho. Se trata de un sentenciado por narcotráfico que, según militantes apristas, es la mano derecha del secretario general institucional aprista y goza de inusitada influencia en esa región.

El reportaje de IDL Reporteros señala que en junio del 2009, Cofopri se apropió de 840,058 m2 que pertenecían a la Superintendencia Nacional de Bienes (SNB) y que están ubicados en las playas “La Playita” y “Barrancadero”, en el distrito de Chilca, a la altura del km 72 de la Panamericana Sur, entre el Club Regatas de San Antonio y la playa de Puerto Viejo. El argumento fue la titulación de tierras eriazas.

Luego de la expropiación parte del terreno (300 mil metros) fue vendida a Oswaldo Chauca Navarro, conocido en Chilca, según el alcalde del distrito Pablo Nalda, como un traficante de tierras vinculado al partido aprista.

Cofopri vendió a Chauca la inmensa extensión por S/. 4,908, mientras que los terrenos contiguos son ofrecidos entre US$ 200 y US$ 400 el metro. Chauca podría obtener al menos US$ 12 millones.

La SNB inició un proceso judicial contra Chauca y envió al Cofopri tres oficios rechazando la medida.

Chauca, postulante a la alcaldía de Chilca, afirmó que el terreno se lo compró a esa comunidad campesina y que solo pretendía regularizar la transacción.

El jefe zonal de Cofopri Lima–Callao, Hernando Hidalgo Díaz, fue señalado como responsable. Quezada decidió separarlo del cargo y despidió a los abogados José Luis Vílchez y Daniel Gonzales, además de los ingenieros Paul Herbacio y César Castagne.

“No lo conozco. No me acuerdo de él, si es que lo he visto alguna vez”, declaró Quesada el viernes sobre Chauca. “Hay algo evidentemente asqueroso y burdo que daña o por lo menos desmerece el trabajo que ha estado haciendo Cofopri en estos últimos tiempos”, dijo.

Antes de presentar su carta de renuncia irrevocable, anuló la transacción. Quesada no respondió a los pedidos de CARETAS para entrevistarlo.

2127-quesada-7-c.jpg

Acta judicial que acusa a Rolando Quesada por “tráfico ilícito de drogas”. Le dieron 12 años.

El domingo, en Cuarto Poder, Hidalgo reconoció que “aquí hay un acto de corrupción. Omar Quesada y quien habla fuimos sorprendidos por el secretario general de Cofopri, Julio Calderón Rodríguez”. Añadió que fue Calderón quien le ordenó a Castagne la realización de una inspección en la zona, la misma que favoreció a Chauca. “No lo conozco personalmente y menos he hablado con él por teléfono. Mi papel fue visar el documento como otros tantos que me llegan para luego pasar por un filtro en el área legal”.

El problema para Quesada es que Calderón Rodríguez es desde hace años muy cercano a él. Para muestra, su blog La Página del Pueblo. El martes 27 renunció a su puesto.

Los abogados Gonzales y Vílchez también hicieron su defensa ante RPP. “A mí se me imputaría por no haber advertido de ese expediente irregular”, explicó Gonzales. “(Pero) el expediente nunca pasó por mi cargo para tramitarlo, nunca fuimos a campo para saber si ese terreno estaba habilitado o no, nunca tuvimos reuniones con los usuarios, nunca hicimos un acta, ni un informe”.

Por su parte Vílchez afirmó que las imputaciones hechas por Quesada contra ellos fueron “graves y poco prudentes”. “Consideramos que (Quesada) ha sido mal informado y mal asesorado. No ha existido el más mínimo procedimiento administrativo interno para que nos hagan alguna imputación de esta naturaleza, nosotros jamás hemos tenido los expedientes administrativos a nuestro cargo, jamás hemos firmado resolución alguna o hemos redactado algún oficio o memo. Nosotros no hemos hecho la inspección de campo, no hemos ido a campo. Los expedientes administrativos jamás han estado bajo nuestra responsabilidad, sino de otros profesionales, jamás han pasado por nuestro despacho”, dijo.

La séptima Fiscalía Provincial Anticorrupción a cargo de Jaime Schwartz Azpur abrió investigación preliminar contra quien resulte responsable del presunto delito de corrupción y favorecimiento indebido en agravio del Estado.

Como Del Castillo, Quesada no ha dejado el alto cargo partidario. Pero el incómodo salpicón en la pechera viene acompañado de graves complicaciones con Cofopri en el frente ayacuchano, que es también su fuerte político.

El primer punto de contingencia es su hermano, señalado como su principal colaborador en la región altoandina.

Rolando Quesada fue sentenciado el 20 de agosto de 1999 a 12 años de prisión por tráfico ilícito de drogas. Fue encontrado trasladando 53 kilos y 206 gramos de pasta básica junto con el chofer Ciro Asmer Allpacca Gómez.

Uno de sus principales críticos es el médico Rosauro Gamboa Ventura, hasta hace poco secretario de organización del APRA en Huanta. “Rolando Quesada está detrás de todo manejo en Ayacucho”, sostiene. “Él es el operador número uno de su hermano y responsable de poner gente en toda la administración pública. Cobra cupos, especialmente en Cofopri.

Gamboa dice que fue objeto de amenazas y maltratos por revelar supuestos actos de corrupción de Cofopri en Ayacucho, los que fueron publicados en la web Vanguardia Aprista. A Omar Quesada le denunció por escrito el 5 de mayo del 2008 que a los empadronadores de ese organismo se les hacía firmar conformidades de servicio, no recibos por honorarios, por S/.3 mil, cuando en realidad recibían la mitad. También denunció que el jefe del organismo en Huamanga, Ronald Rodríguez Quispe, recibió 40 lotes de vivienda de la dirigencia de la Comunidad Campesina de Quicapata como pago por haber saneado, lotizado e inscrito en los Registros Públicos el “Centro Poblado Quicapata”, del distrito huamanguino de Carmen Alto.

Gamboa denuncia que los lotes están siendo actualmente vendidos por testaferros.

El 13 de agosto del 2009 el comité ejecutivo provincial del partido en Huanta envió otro escrito al entonces secretario general Mauricio Mulder, donde se denuncia a Rolando Quesada por haber intentado secuestrar a Gamboa, así como de “amenaza y amedrentamiento contra los miembros del comité ejecutivo y algunos militantes que apoyan nuestra gestión”. También denuncian que el 23 de noviembre del 2008 se produjo una amenaza de muerte al peor estilo del primer senderismo, con un perro muerto colgado a la puerta de la casa de Gamboa. “Así mueren los que joden”, le advertía el cartel colgado sobre el animal. Por esto hay una denuncia en trámite ante la fiscalía provincial de Huanta.

En Huamanga, el periodista Magno Sosa señala que Rolando Quesada lo agredió por recordar sus antecedentes en su programa televisivo La Voz del Pueblo. Al salir de la transmisión en noviembre del 2007 Sosa fue interceptado por tres sujetos que lo agredieron y le quitaron el material difundido. Su ayudante escapó, denunció a la Policía y éste logró capturar a Eladio Porras Vítor, quien aceptó haber participado en el ataque.

“Yo investigué el hecho –relata Sosa– y descubrí que mi agresor era huantino y trabajaba en el proyecto Cachi por recomendación de Rolando Quesada. Su hermano Omar era el presidente regional en ese entonces. Actualmente este individuo trabaja como personal de topografía en Cofopri”.

El proceso contra Porras Vítor siguió su curso y llegó a juicio oral. La fiscal superior Graciela Montes Navidad formuló acusación por robo agravado.

Rolando Quesada, por su parte, recién cumplirá su condena en mayo del próximo año. Purgó cuatro años de cárcel y desde el 2002 goza de libertad condicional. Su cómplice, el chofer Allpacca Gómez, fue asesinado en el 2005. Sus familiares le reconocieron a CARETAS que trabajaba para Bertha Huamán Tineo.

Según la Policía Antidrogas, esta mujer pertenece al “Clan Tibenqui”, una de las 18 organizaciones de la droga que operan en el VRAE. En su casa de Lima, en la urbanización El Trébol, se acondicionaron los 135 kilos de cocaína destinados al cartel mexicano de Sinaloa encontrados en poder de Max Caller, ex asesor de la congresista nacionalista Nancy Obregón (CARETAS 2100).

La tortilla se le volteó a Quesada en cuestión de pocos días. Cuando comenzó la nueva andanada de audios contra Del Castillo, declaró que “tantas versiones pueden convertirse en indicios y por lo menos hay una conducta que explicar”. Hace apenas seis semanas, Del Castillo y los “cuarentones” se habían convertido en aliados coyunturales para tomar control del APRA (CARETAS 2120) y cerrarle el paso al saliente secretario general, Mauricio Mulder.

Hoy, Mulder vuelve a ofrecer entrevistas como una suerte de vocero partidario sin más cargo en el organigrama que el de miembro de la dirección política impuesto por el presidente García. En bíblico discurso durante el aniversario de la Universidad Peruana Unión en Ñaña, éste condenó el martes 27 a “esos hipócritas de la corrupción, que son los sepulcros blanqueados, que pregonan y predican ser puros, en el fondo solo tienen el espíritu del demonio dentro”. Es el implacable estilo de su segundo gobierno, donde no duda en tomar distancia de quien cae en desgracia. Pero si en el caso de Del Castillo era quien lo defendió en sus épocas más difíciles, ahora se trata de un delfín constantemente impulsado por él en los últimos años.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista