domingo 18 de noviembre de 2018
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2127

29/Abr/2010
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre Nos Escriben Dig...VER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre PolicialesVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Acceso libre ExposicionesVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Justicia
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Exclusiva WebVER
Acceso libre MúsicaVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Luis Freire
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Policiales Testimonio de colombiano podría resolver el crimen de Myriam Fefer.

El Corolario del Sicario

7 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

2127-fefer-1-c.jpg

Viernes 23. Sicario abandona el penal Las Rosas, en Argentina.

El martes 27, luego de cuatro años de ocurrido el crimen de la empresaria Myriam Fefer, el sicario colombiano Alejandro Trujillo Ospina, 34, enfrentó por primera vez a la justicia peruana.

A pocas horas de su extradición de Buenos Aires, Argentina, Trujillo Ospina tuvo un escueto encuentro con el titular del 50o Juzgado Penal de Lima, Dewar Guevara Torres, asignado a este despacho apenas hace una semana. Acompañaban al colombiano la abogada de oficio Antoinette López Prado, el fiscal Juan Martín Herrera Farje, así como agentes de la oficina de Interpol-Lima.

El encuentro puso en evidencia a un nervioso Trujillo, quien se limitó a dar sus generales de ley ante el juez Guevara. Confirmó su identidad –es sabido que para sus ‘trabajos’ solía usar los nombres de sus hermanos David y Hugo–, y dijo ser oriundo de Manizales, Colombia. Del crimen Fefer no habló esta vez.

Sin embargo, ahora que enfrenta una posible condena de 35 años de cárcel por homicidio, son pocas las posibilidades de que persista en el silencio. Como se recuerda, el sicario confesó a sus familiares y compañeros de la prisión Villa Las Rosas, en Salta, Argentina, que asesinó a Fefer por encargo de su hija, Eva Bracamonte, 21. La suegra de Trujillo dijo a la Policía salteña que Eva se puso en contacto con él a través de Internet (CARETAS 2089).

El resto está en determinar la presunta conexión entre Trujillo Ospina y la joven heredera. Un testigo clave, hasta hoy desconocido, podría dar nuevas pistas para resolver el misterio.

Se trata del ‘burrier’ Augusto Gavilano Schiantarelli, preso en el penal de Sarita Colonia del Callao por intentar llevar a Holanda 13 kilos de coca, en el 2007. Gavilano confesó que trabajaba para Luis Mannarelli Rachitoff, tío de Liliana Castro Mannarelli.

En setiembre del 2009, Gavilano confirmó a La República que Trujillo Ospina, conocido como ‘Payaso’, era uno de los colombianos que hacían ‘trabajos’ para el ‘Loco’ Mannarelli, al igual que otro narcotraficante colombiano, Luis Suárez Muñoz, ‘Petal’, un conocido ex campeón de boxeo vale todo.

Según esta versión el ‘Loco’ había sido el nexo entre el sicario y su sobrina, Liliana Castro, 24, quien resultó ser la más beneficiada con el crimen. La muchacha pasó de ser camarera en un café miraflorino a dueña del 50% de acciones de la Inmobiliaria Sideral, de los Fefer, valorizada en US$ 1 millón.

Eva y Liliana, presas en el penal Santa Mónica desde setiembre, niegan ser las autoras intelectuales del crimen. Según Ariel Bracamonte, hermano de Eva, la investigación policial de tres años concluyó lo contrario. Sindica a Liliana, quien ahora luce la cabeza rapada en singular coincidencia con el sicario, como la persona que condujo a su hermana a planificar el asesinato.

Mano Negra

Con la presencia en Lima del sicario, la investigación de uno de los crímenes más sonados de los últimos años parece haber entrado en la recta final. Sin embargo, hay algunas movidas judiciales que han despertado sospecha entre los investigadores.

En los últimos cuatro meses, el presidente de la Corte Superior de Lima, César Vega Vega, cambió hasta en cuatro oportunidades al titular de dicho juzgado. Retiró del caso a la jueza Lorena Alessi y puso en su lugar a jueces de paz con poco conocimiento penal.

El 11 de enero colocó en el 50° Juzgado Penal al provisional Marco Palomino Valencia, pero éste declinó el nombramiento y fue enviado a otro despacho. Entonces, Vega puso en su lugar a Doly Herrera, que venía del 5o Juzgado de Paz Letrado de Lima.

A mediados de abril, la jueza Alessi retomó la investigación, pero por poco tiempo. El 22 de abril fue nuevamente removida del juzgado sin explicación alguna y en su lugar ingresó Dewar Guevara Torres, quien había trabajado en el 2o Juzgado de Paz Letrado de La Victoria y que en el 2008 ocupó una plaza como juez de Paz de Condevilla, en el distrito judicial del Cono Norte.

El martes 27, horas antes de la extradición del sicario, Vega Vega fue visto en las oficinas del 50° Juzgado Penal con el magistrado Guevara. Fuentes judiciales señalan presuntos nexos entre un asesor de Vega y Víctor Pérez Liendo, abogado de Eva y Liliana.

Guevara ha tenido apenas una semana para empaparse de los detalles del crimen Fefer, plasmados en más de 7,000 páginas.

Myriam Fefer, la enigmática empresaria de origen israelí, fue asesinada en su propio dormitorio mientras descansaba. Trujillo Ospina ingresó a su residencia de San Isidro sin forzar las cerraduras, peleó con ella en la oscuridad y finalmente la ahorcó con un cable de computadora. ¿Quién le abrió la puerta la madrugada del 15 de agosto del 2006? Las primeras respuestas podrían surgir el próximo jueves 6 de mayo, durante la reconstrucción del crimen, en que será inevitable y revelador el encuentro entre el sicario, la joven heredera y la enigmática ‘Lily’ Castro. (Patricia Caycho).

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente

Artículos relacionados:
Eva ¿Libre? (Caretas 2303)
Eva enfrenta nuevo juicio (Caretas 2302)
Tramo Final del Caso Fefer (Caretas 2295)
El Corolario de Eva (Caretas 2293)
La Espera de Eva (Caretas 2290)
Debate Supremo (Caretas 2288)
Caso Fefer: Tragedia y Tormenta (Caretas 2254)
Sentencia: Caso Fefer (Caretas 2253)
Las Pruebas de Eva (Caretas 2251)
Caso Fefer: Nuevos Audios (Caretas 2241)
Con la Soga al Cuello (Caretas 2190)
Gato Asesino (Caretas 2169)
Correo de Brujas (Caretas 2165)
Todo sobre Eva (Caretas 2130)
Llamadas por Cobrar (Caretas 2128)
Crimen Sin Lápida (Caretas 2103)
El Frente de Eva (Caretas 2097)
La Despedida (Caretas 2095)
Penúltimo Acto (Caretas 2094)
Lamento y Tormento (Caretas 2093)
Testigo en Casa (Caretas 2092)
La Pista del Taller (Caretas 2091)
Hermanos Coraje (Caretas 2090)
La Mano Acusadora (Caretas 2089)
Los Pasos de Eva (Caretas 2067)
Asesinato Delivery (Caretas 2066)
Trágica Herencia (Caretas 1975)
ADN: Eslabón Perdido (Caretas 1952)
Magia Blanca (Caretas 1946)
Los Embrujos de Myriam (Caretas 1945)
¿Un Asesino en Casa? (VER) (Caretas 1944)
El ADN Acusador (Caretas 1940)
Quién Mató a Myriam (VER) (Caretas 1939)
Búsqueda | Mensaje | Revista