viernes 19 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2117

18/Feb/2010
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre UrbanismoVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Acceso libre SaludVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Alfredo
Sólo para usuarios suscritos Luis Freire
Suplementos
Acceso libre Medio AmbienteVER
Acceso libre Informe ATEVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Entrevistas En medio de divisiones fujimoristas, Absalón Vásquez anuncia candidatura a presidencia de Cajamarca.

Bonita Pampa

2 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

2117-absalon-1-c.jpg

En la universidad de La Molina, donde mantiene su oficina y termina un doctorado en ingeniería del agua.

Absalón Vásquez fue ministro de Agricultura del fujimorismo y un operador político de primera fila en esa tienda. Hace dos años pasó una temporada de ocho meses en el penal San Jorge por la falsificación de firmas de Vamos Vecino, pero la sentencia de siete años fue posteriormente anulada por la Corte Suprema.

Hoy Vásquez resulta políticamente damnificado por otras circunstancias: el cisma entre los seguidores del encarcelado ex presidente, diseminados en los movimientos Sí Cumple, Cambio 90 y Nueva Mayoría, a los que Keiko Fujimori intenta reunificar bajo el paraguas de Fuerza 2011. Vásquez fue lanzado como candidato a la alcaldía de Lima por un sector de las bases de Sí Cumple (antes Vamos Vecino), pero esa posibilidad fue de inmediato descartada por el congresista Carlos Raffo.

–La propuesta de su candidatura a la alcaldía de Lima no les gustó a los fujimoristas. Salieron a desmentirla apenas fue anunciada.
–Sabrán por qué lo hacen. Honestamente, no presto atención a esas cosas. Yo ni sabía. Unas bases fujimoristas se juntaron y me lanzaron. No quiero nada en la costa.

–¿Tampoco sabe si será candidato a la presidencia regional de Cajamarca?
–Eso sí. Varios grupos de Cajamarca han venido a visitarme. Un grupo con fujimoristas, otros independientes e incluso de izquierda. Me pareció interesante.

–¿Con qué inscripción irá?
–Les pregunté y me dijeron: como usted pertenece al partido fujimorista, podemos pedir que sea el candidato. Yo les respondí que no podían invitarme a una fiesta no siendo dueños. Entendieron el mensaje y regresaron a decirme que están formando una agrupación propia. Por qué no le ponen Cajamarca Siempre Verde, les sugerí, y les gustó. En Cajamarca está Porcón, que es un ejemplo para el país de sierra verde. Yo trabajé desde el año ’80 con Pronamachs ese proyecto, yo lo llevé al ingeniero Fujimori y se quedó encantado. Hay que hacer un trabajo sustentable con laderas verdes reteniendo el agua.

–¿Eso lo saca de la pelea entre los fujimoristas?
–Claro, pero de paso daré mi cuota de esfuerzo para que el ingeniero Fujimori salga de prisión.

–¿Cómo?
–Tiene que haber una solución política. Una amnistía, y que el pueblo se pronuncie. Soy testigo de excepción de que él se sacó la mugre, trabajó intensamente. Este país, ¿cómo era el año 90?

–También hubo serios problemas de corrupción y delitos de derechos humanos por los que se le ha condenado.
–Por supuesto. Repudiables, de acuerdo. Pero poniendo en la balanza las cosas hay que resolver el problema.

–Carlos Raffo dijo que no presentarían a los fujimoristas de toda la vida. ¿Podría competir con un candidato fujimorista en Cajamarca?
–Estoy casi absolutamente seguro que no. Si algo sé, que me disculpe la señora Keiko que toque su nombre y el ingeniero Fujimori –a quien considero mi jefe político–, es que si yo voy, él va a decir que no pongan candidato, aunque se gane un pleito interno.

–¿Entonces, por qué no va por Fuerza 2011?
–Porque quizá hay algunos que no quieran, entonces para qué forzar la cosa. No me gustan los conflictos.

–¿Por qué el forcejeo interno se nota cada vez más?
–Al final, todos iremos juntos. Voy a seguir trabajando totalmente para Keiko Fujimori porque es la líder natural del fujimorismo, dado que su padre está en esta situación injusta.

–¿Ud. conversa con Keiko?
–No, porque no ha habido la oportunidad. Pero estoy seguro que más adelante, cuando necesite algo de agricultura, ella va a recurrir a mí porque sabe que trabajé intensamente con su padre y que hice una buena gestión.

–¿No se siente ninguneado?
–Yo no me siento ninguneado ni por Alberto ni por Keiko Fujimori. El resto, no me interesa. Estoy seguro que si gana Keiko se va a potenciar Pronamachs, estoy seguro que el ingeniero Fujimori me va a decir, oye Absalón, ayuda aquí, y yo le voy a decir lo que hay que hacer.

–¿Cómo ve un gobierno de Keiko Fujimori?
–Es una señora preparada que asumió responsabilidades de muy tierna. Ha entendido y conoce bien muchos problemas sociales. Cuando hablan que no conoce, mentira, sí conoce. Y de hecho va a tener el valiosísimo aporte de su padre, súper trabajador y tan pragmático.

–Entonces en realidad gobernaría Alberto Fujimori.
–No, la ayudaría con algunas ideas. Yo he visto, porque estoy cercano al ingeniero Fujimori, la relación alturada que tienen. Él no interfiere en las acciones de sus hijos.

–¿Cómo afrontaría Ud. la relación conflictiva con las mineras en Cajamarca? A Fujimori se le acusa de no haberles exigido un mayor compromiso laboral y medioambiental.
–¿El país qué valía en esos años? Todos querían irse. Eso ya cambió, ahora hay que aplicar la ley. Tanto el Estado como el sector privado tienen la responsabilidad de cuidar el medio ambiente, porque el mundo está en peligro.

–Hay una nueva disposición que exige residencia de tres años en el lugar donde postula.
–Esa es una ley inconstitucional que ha dado el Congreso. Estoy seguro que van a enmendar su error. Seguramente algunos han querido cerrarme el paso.

–¿Cree que es contra usted?
–Intuyo quiénes han estado interesados en eso. Estoy seguro que muchos congresistas han sido sorprendidos, la sacaron el 25 de diciembre, qué casualidad.

–Si no hay enmienda, usted no puede presentarse.
–Me meteré para que me tachen y luego iré pueblo por pueblo y denunciaré a los culpables. (Entrevista: Zenaida Solis)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista