domingo 9 de diciembre de 2018
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2103

05/Nov/2009
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre Medio AmbienteVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Acceso libre HistoriaVER
Sólo para usuarios suscritos Tauromaquia
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Acceso libre ConcursoVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Alfredo
Sólo para usuarios suscritos Luis Freire
Suplementos
Acceso libre Medio AmbienteVER
Acceso libre HidrocarburosVER
Acceso libre JapónVER
Acceso libre SBSVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

“Cabaret” y “Al fondo hay sitio”, éxitos de teatro y televisión. Ella está ahí.

Salud, Daniela

4 imágenes disponibles FOTOS 

2103-daniela-1-c.jpg

Cambio De Roles.- Empeñados los productores en proponerla para papeles de chica buena, ella gusta más de los antagónicos.

Los largos silencios de Daniela resultan curiosos, siendo ella la actriz que actualmente interpreta los engreimientos de la locuaz Susú Ferrand, personaje de la exitosa teleserie “Al fondo hay sitio”, en América Televisión. Una pituca indiferente que no vive su realidad. Pero no, Daniela dista mucho de su personaje. ¿Cómo lo hace tan creíble? Dice que tomó los rasgos de una de sus mejores amigas, una pink lady. El nombre se lo reserva.

Cuando vuelve la mirada al pasado recuerda que su despegue se lo debió a su voz. La banda se llamaba OIM, era la voz principal del grupo y cantaba en La Estación de Barranco. Horacio Paredes, productor de Panamericana, la descubrió. Su primer trabajo en la pantalla chica fue “Aplausos”. Luego vendría “Nubeluz” y años más tarde las producciones de Iguana: “Malicia” y “Torbellino”, entre otras. Fue por esos años que Daniela Sarfati, de profesión profesora de educación inicial, ya había tomado una de las decisiones más importantes de su vida: vivir actuando.

Desde ese momento su vida cambió. Ahora se debate entre las grabaciones de la serie, las giras por el país que hace con el elenco de “Al fondo hay sitio” y las funciones en el teatro Marsano. Sí, Daniela es incansable y trabaja también en la nueva temporada de “Cabaret”.

Y en el tiempo libre que te queda, ¿qué haces?
–Lo dedico a Facundo, mi hijo, que cumple tres años en diciembre; y cada vez me cuestiona más cosas, es muy curioso y me pone en aprietos.

¿Te pone en aprietos con preguntas sobre sexualidad?
–¡Sí! Trato de resolver sus dudas hablando de la manera más natural; para su generación casi no van a existir temas tabú.

Cambiando de tema. Me contaron que te gustaba el fútbol.
–Me gustaba, sí. No se puede ser hincha de un equipo si sus jugadores no lo son, se van adonde les ofrecen más dinero.

Y si la serie competencia de “Al fondo hay sitio” te ofrece el doble de sueldo... ¿te irías?
–¿Competencia?... jajaja. Imposible, no me iría. Es como traicionar a quienes confiaron en mí, somos como una familia. No puedes abandonarlos así, no es fácil.

Búsqueda | Mensaje | Revista