martes 16 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2088

23/Jul/2009
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre TransporteVER
Acceso libre FotografíaVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Justicia
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Nicholas Asheshov
Sólo para usuarios suscritos Alfredo
Sólo para usuarios suscritos Luis Freire
Suplementos
Acceso libre ViájateVER
Acceso libre LANVER
Acceso libre Ron CartavioVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Política Se codeó con Vargas Llosa y políticos franceses, y en Madrid no se mordió la lengua.

El Discurso Europeo de Ollanta

2 imágenes disponibles FOTOS 

2088-humala-1-c.jpg

Con los senadores franceses Philippe Adnot y Bruno Baufune, ambos liberales de derecha que se declararon gratamente sorprendidos por Humala.

La única peruana a la que los españoles le dieron pelota esta semana fue Brenda Mau. La cantante finalista del programa Operación Triunfo acaparó los reflectores y no le dejó mucho tiempo en pantalla a Ollanta Humala, que llegó a Madrid luego de recalar en París.

Pero, aunque en España no lo escucharan tanto, el líder del Partido Nacionalista también cantó. Lo hizo en un encuentro en la sede de la Coordinadora de Inmigrantes Peruanos en Europa, el domingo 19 de julio, que quedó registrado en el blog de uno de ellos, llamado con nostalgia “Cuál es tu cau cau”.

Y eso mismo habría que preguntarle a Humala, pues a pesar de su postura confrontacional difícilmente diría acá lo que dijo allá.

Primero afirmó que en el 2006, luego de ganar la primera vuelta, le robaron la elección. “Ese 2.8 (de distancia con Alan García) significó 460 mil votos que en realidad se perdieron en mesa. Nos faltaron personeros”.

También calificó a los medios de comunicación peruanos como “serviles” al gobierno que, dijo, los presiona con la SUNAT.

Luego hizo un esfuerzo de sinceramiento identitario, al describir a su colectividad como “un partido político que busca ese cambio que se está buscando en Latinoamérica. En algunos países se llaman movimientos indigenistas, en otros movimientos de izquierda, en otros se llaman Socialismo del Siglo XXI, etcétera. En el Perú es Partido Nacionalista”.

En realidad, Humala llevó la filiación hasta en los afiches. La “Plataforma Bolivariana de Solidaridad con Venezuela en Madrid” organizó su acto público programado para el martes 21 por la noche, en la Fundación Progreso y Cultura.

PERO QUIZÁ lo más extraordinario resulta su visión sobre Sendero Luminoso y el MRTA.

“Terminó la guerra y los responsables políticos de los que perdieron, SL y el MRTA, están presos”, explicó a su audiencia. “(Abimael) Guzmán está preso no porque haya disparado un tiro, sino porque dirigió una guerra. En el lado del Estado los responsables políticos de la guerra están libres. Los presidentes que eran jefes supremos de la FFAA, ninguno de ellos está preso. Fujimori está preso por otras cosas, pero no por haber dirigido la guerra. Los que están respondiendo políticamente por el Estado peruano son los soldados”.

¿Acaso Humala no sabe que Fujimori fue sentenciado a 25 años de cárcel por los crímenes del grupo Colina, perpetrados en el marco de una estrategia de guerra sucia antisubversiva? Es obvio que su razonamiento tiene por todo objetivo terminar con el actual presidente en prisión:

“En Cayara el único responsable es un sargento, pero no los responsables políticos militares de la zona. No está el jefe supremo de las FFAA. En ese sentido creo que el Estado es hipócrita al no reconocer su responsabilidad política en una guerra que ya terminó. SL no es una amenaza al Estado de derecho. El MRTA tampoco”.

Más aún, al responder la pregunta de un asistente aclara que “si quieren que catalgue si son insurgentes o terroristas, yo no voy a entrar a eso”. Según el posterior correo electrónico de su representante de prensa, “los representantes del Partido Nacionalista en esta parte del mundo, desmintieron que el líder nacionalista haya evitado responder sobre la condición terrorista de Sendero Luminoso o el MRTA”. Pero la respuesta fue textual y grabada. Luego añadió: “Eran partidos políticos que terminaron en la lucha armada y después de la lucha armada se concentraron fundamentalmente en actos terroristas”. Muchos rodeos para un discurso que parece legitimar a la subversión y la pone a la misma altura que el Estado al que agredió.

EN FRANCIA, donde llegó el miércoles 19, Humala fue recibido por Jean Luc Melanchon, del Parlamento Europeo (PE) y presidente del Parti de Gauche de France. En el PE tuvo encuentros con Catherine Grezè, presidente responsable para Temas de América Latina y representante del Partido Verde de Europa, y Luis Yáñez Barnuevo García, representante del PSOE en el PE. La cita con el ministro de Inmigración, Eric Besson, fue cancelada.

También conversó con los senadores franceses Philippe Adnot, presidente para la Comisión de los Países Andinos, y Bruno Baufune, director de los servicios internacionales del Senado. Ambos son liberales de derecha. Adnot comentó el interés de textileros franceses que quieren seguir los pasos de Lacoste, que confecciona ropa en el Perú. Humala le respondió que no tenían por qué temer si llegaba al poder, y que incluso gusta de la ropa francesa.

¿Cómo evalúan los medios europeos a Humala? Sostuvo entrevistas con Radio Francia Internacional, de línea progresista y el periódico L’Humanité. En la noche del miércoles fue presentado por Bernard Cassen, director general del Le Monde Diplomatique y fundador del grupo de intelectuales antiglobalización ATTAC en la Casa de América Latina.

El 12 de julio, unos días antes de su llegada a la capital española, Soledad Gallego-Díaz, directora adjunta de El País, publicó una columna titulada “Ojo a la situación del Perú”. Allí considera al país con “suficiente peso, masa crítica e historia como para cambiar los difíciles equilibrios actuales”. Anota que si bien el país no ha caído en la órbita chavista, “las noticias de Lima llenan de preocupación al gran bloque que lidera Brasil y, en menor medida, Chile, que propone un cambio de inspiración socialdemócrata, con reforzamiento institucional, crecimiento económico alto y una mejora social progresiva, pero que, en muchos casos, resulta demasiado lenta e insuficiente frente a las carencias que sufre la mayoría de la población”. Gallego-Díaz considera que, de ganar Humala las elecciones del 2011, “Perú aportaría en ese caso un peso extraordinario a un eje que apoya Hugo Chávez, y que está ahora debilitado con la caída del precio del petróleo... Nadie duda que Ollanta será la figura a batir por todos los demás y que su llegada al poder sería, realmente, la que trastocaría el mapa político latinoamericano y rompería los equilibrios actuales. Perú tiene el fiel de la balanza”.

En el saco que Humala quiere vender, en cambio, caben Michelle Bachelet y Evo Morales. “¿Qué nos une con los bolivianos, ecuatorianos, chilenos, venezolanos y brasileños?”, se preguntó en el evento del fin de semana. “Que están buscando el cambio, que el modelo económico actual no está beneficiando a la familia peruana”.

Pero en su agenda sí diferenció. Al cierre de esta edición los periodistas fueron informados por correo electrónico que Humala mantenía un encuentro privado con Mario Vargas Llosa. “Esta cita se desarrolló en respuesta a la invitación que el líder nacionalista cursó al literato a comienzos de junio de este año”. Al mismo tiempo, la página web de la Plataforma Bolivariana “desconvocaba” el evento por la recargada agenda de Humala. Así fuera por una noche, cambió al chavismo por el escribidor. (Enrique Chávez. Con información de David Pereda)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista