martes 16 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2088

23/Jul/2009
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre TransporteVER
Acceso libre FotografíaVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Portada
Acceso libre AlbumVER
Acceso libre Foto CarnetVER
Acceso libre RestaurantesVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Justicia
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Nicholas Asheshov
Sólo para usuarios suscritos Alfredo
Sólo para usuarios suscritos Luis Freire
Suplementos
Acceso libre ViájateVER
Acceso libre LANVER
Acceso libre Ron CartavioVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Restaurantes La Huaca Pucllana presenta nueva carta invernal.

La Huaca Servida

4 imágenes disponibles FOTOS 

2088-huaca-1-c.jpg

Chef Marilú Madueño tiene la mesa preparada para una comilona de estación al pie de la Huaca Pucllana, en Miraflores.

Aunque algún coqueto sol de julio alumbre sorpresivamente, la tarde que corona la terrosa huaca no miente: el invierno se ha hecho de esta ciudad. Pero en lugar de temer al frío, hay forma de salirle al frente con inusitado calor interior. Como ese que produce la sola vista de un menestrón al consistente estilo nacional. O un asado de tira, cocido a la olla durante cuatro horas para que su calórica grasa animal caiga con gracia gastronómica sobre una polenta de quesos peruanos. Qué calores internos, qué abrigada sensación sólo al momento de plantar el tenedor en la ternura de una chuleta de cerdo en costra de maní, servida sobre carapulcra y salsa de cacao. La estación es saboreada a plenitud por el atento paladar que prueba, desde el primero de este mes, la nueva carta de La Huaca Pucllana.

El restaurante varía su oferta tres veces al año, bajo la mano de la chef Marilú Madueño. Es ella quien crea y busca nuevos platos; reinterpreta otros ya conocidos, y mantiene fidelidad a la tradición. Para conseguirlo, sólo hace falta, como en tantas otras ocasiones de la vida, prestarles atención a los detalles. En este caso, a los insumos: “Otro de nuestros nuevos platos es el de ravioles de osobuco. ¿Qué tiene ese plato de peruano? Que está hecho con una salsa de hongos de Porcón, Cajamarca”. La barriga también tiene su bandera, por supuesto.

Los postres, por otro lado, dependen de la dulzura de Andrea Massaro y también han gozado renovación. Además, la próxima semana se estrena festival de langosta. Provecho.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista