miércoles 17 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2079

21/May/2009
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre CorrupciónVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre UrbanismoVER
Acceso libre TelevisiónVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Jaime Bedoya
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Alfredo
Sólo para usuarios suscritos Luis Freire
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Personajes Javier de Belaunde: 100 años dedicados a la política y el quehacer intelectual en el Perú.

Centenario Memorioso

3 imágenes disponibles FOTOS 

2079-belaunde-1-c.jpg

Don Javier hace recuento de su historia bajo sus bisabuelos Francisca Diez Canseco y Mariano Javier de Belaunde, y al medio, de Luna Pizarro.

Sabe, don Javier, mis abuelos maternos son arequipeños.
–¿Ah, sí? Buena gente.

–Buena... quizás un poco complicada.
–Eso sí.

La tarde anterior a su cumpleaños número cien, don Javier de Belaunde Ruiz de Somocurcio (Arequipa, 18 de mayo de 1909) muestra el hermoso escritorio antiguo que perteneció a su abuelo, sobre el cual él mismo solía trabajar. Apoyado en su madera, ahora, inicia entusiasta y gesticulosa conversación dominical luego de advertir que la voz interlocutora resultará algo lejana. Así que tiene que hablar bien alto, porque no quiero perderme ni una de sus palabras, dice sonriente. No será necesario. Ante el político cinco veces diputado por Arequipa, ministro de Belaunde y fundador de partidos como el Frente Democrático Nacional (1944) y el Partido Demócrata Cristiano (1956); ante la sapiencia y memoria prodigiosa del abogado, historiador e intelectual; ante la entereza del hombre que ha vivido plenamente un siglo del Perú, la lección del silencio debe aprovecharse.

Político Por Vocación


“Lamentablemente, con mucho dolor, hace años que no estoy en Arequipa. La última vez fue cuando presenté, a manera de homenaje al departamento, mi libro de memorias Político por vocación (1996). ¿Sabe usted quién fue el gestor de esa obra? Basadre. Yo lo visitaba de vez en cuando. “Mire usted, Javier” –me dijo–, “usted es testigo viviente de muchos hechos importantes, no solamente para Arequipa sino para el Perú. Tiene usted una obligación con las próximas generaciones”. Le agradecí mucho y se lo prometí. Como no tenía tiempo porque la política me absorbía –no como ahora que los políticos están sentados– dejé de ser representante. Me dije que no iba a hacer una novela, tampoco una autobiografía; tenía que hacer un libro de historia. Así que me dediqué a investigar”.

Democracia E Imagen

“Soy un demócrata desde mi época universitaria. Uno que cree en la organización de partidos... pero partidos con doctrina y con líderes competentes intelectual y moralmente. Lamentablemente, hay una decadencia en esta época, hay que hablar con franqueza. El pueblo se decepciona y piensa que quizás sería mejor un gobierno militar. ¡Esto que estamos viviendo es el desprestigio de la democracia!”.

“Hugo Chávez está usurpando la imagen de Bolívar. Él fue un genio. Un hombre que manejaba la espada como la pluma. Es un sacrilegio el uso que hace el presidente de Venezuela. La figura de Bolívar es respetable. Tuvo sus errores: la Constitución Vitalicia. Esta fue su error y su muerte”.

El Valor De La Memoria

“Me parece bien que construyan el Museo de la Memoria. Porque la gente se olvida: es necesario mostrar los elementos positivos, para que sirvan de estímulo y ejemplo a las nuevas generaciones. Y los malos también, para que se vea el perjuicio que cometieron determinadas personas. Es necesario que haya memoria para recordar lo bueno y lo malo, para que las nuevas generaciones puedan distinguirlos y tener un oriente”.

Gimnasia Longeva

“En primer lugar, quiero agradecer a Dios por llegar a esta edad y todavía, como usted ve, con lucidez. Yo hasta los ochenta años he sido de los buenos pesistas del Lawn Tennis. Eso le conviene a la juventud, hacer gimnasia. Le contaré: en el curso de Filosofía de Derecho, curso un poco pesado, enseñaba un gran maestro, don Francisco Gómez de la Torre. Él nos recomendó hacer ejercicio porque el músculo tiene que trabajar para que el cerebro también lo haga. Y siendo ministro yo procuraba terminar y pasarme todas las tardes, hasta la noche, al Lawn Tennis. Por eso pude trompearme en el Parlamento. Es que yo tengo fama de ser muy cordial y afectuoso, pero si me pinchan...”. (R.V.)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista