martes 21 de noviembre de 2017
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2074

16/Abr/2009
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre MediosVER
Acceso libre EconomíaVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre TurismoVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre MúsicaVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Nicholas Asheshov
Sólo para usuarios suscritos Alfredo
Sólo para usuarios suscritos Luis Freire
Suplementos
Acceso libre Gran BretañaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Medios Periodismo fujimorista sale del clóset político, pero el caso de Frecuencia Latina ya califica como negocio de reciclaje.

Fiebre Naranja

 PDF 

2074-naranja-1-c.jpg

Ivcher se jaló a Lúcar. Ortiz y Bayly ya vienen exprimiendo la naranja en las últimas semanas.

Precisamente ahora es que los cerezos florecen en Japón y tiñen los paisajes de todo el país. A falta de cerezos, aquí hay naranja. Ora huando, ora tangelo, ese es el color de moda en la inusitada primavera fujimorista vivida hoy en el Perú.

Al aparente shock inicial causado por la sentencia de 25 años impuesta al ex presidente, las columnas de opinión que atacan la sentencia han saltado de las páginas de La Razón para hacerse más evidentes en diarios como Correo y Perú.21.

Pero el caso de Baruch Ivcher, como al menos todo lo indica, ya es reciclaje puro. Jaime Bayly se probó la camiseta naranja en la entrevista a Keiko, igualmente recibida con alborozo por Beto Ortiz. El empresario también se jaló a Nicolás Lúcar que, aunque hoy aparezca como independiente, fue figura de la televisión del fujimorato. La impronta de la nostalgia por el autoritarismo, con el cual Ivcher simpatizó tanto en un principio, ya se siente en los noticieros.

Lo extraordinario es que Ivcher, quien se hizo millonario y héroe de la libertad de prensa simultáneamente debido a Fujimori, ahora haga gestiones ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para evitar pagar impuestos y al mismo tiempo utilice su canal para explotar el sentimiento naranja que atrae al “Chino”. Todas las instancias judiciales del país, incluido el Tribunal Constitucional, han ordenado que Ivcher, luego de cobrar una injusta y cuantiosa indemnización de US$ 20 millones, pague S/. 52 millones de tributos adeudados por la empresa durante los años que el gobierno de Fujimori, amparándose en la doble nacionalidad de Ivcher que no le permitía ser dueño de un medio de comunicación, le expropió el canal.

2074-naranja-2-c.jpg

La candidatura de Keiko, con prensa y pantalla.

No tan favorables a la causa del “Chino”, a diferencia de lo que ocurrió durante su gobierno, han sido otros programas televisivos. Pero Jaime de Althaus sí ha resultado muy crítico a la sentencia desde su programa nocturno en Canal N y su columna en El Comercio. Argumenta que los grandes casos iniciales contra Fujimori debieron ser los de la corrupción y no los más complicados de Derechos Humanos, pues al fin y al cabo su gobierno terminó con el terrorismo y eximir de culpa a las sospechosas y rojas víctimas de Barrios Altos y La Cantuta resultará contraproducente (ver nota previa). Más confundido parece Fritz Dubois en Perú.21, ex jefe de asesores del MEF de Jorge Camet, quien se encuentra seguro de la naturaleza excesiva de la sentencia y espera que el huayco contra el ex presidente no signifique la persecución del “fujimorismo económico” (más en Mar de Fondo). Tendría que especificar si ello también se refiere al modelo de saqueo estatal ejecutado con entusiasmo y eficiencia durante diez años.

De todos modos, salir al fresco es mejor que mantenerse en el armario político. Nada de malo tiene la simpatía por el fujimorismo si además se toma en cuenta que hoy, en democracia, esta tendencia cuenta con votos y una bancada que, a pesar de Carlos Raffo, ha trabajado con cierto criterio. Trascendió además que, luego de la sentencia, el bloque parlamentario fujimorista ha decidido no ser obstruccionista ni abstencionista. A la rabia inicial de Keiko parece sobreponerse el criterio de Santiago para diseñar propuestas de gobierno que trasciendan el indulto al padre como objetivo único. El hermano del ex presidente está decidido a volver a ser el surtidor de cuadros técnicos para su partido que fue en la primera mitad de los 90. Es parte del juego político y otrora entusiastas hombres de prensa como Juan Carlos Tafur parecen apostar sí o sí por Keiko en la segunda vuelta.

Lo complicado para el periodismo era mantener esas simpatías y negarlas con hipocresía. Como ocurrió en buena parte del gobierno de Alejandro Toledo, a quienes muchos fujimoristas que tiraban la piedra y escondían la mano se mostraron empeñados en tumbar. Ahora es más sano mostrar las cartas, aunque la fiesta japonesa que celebra el florecimiento de los cerezos sea en realidad una oda a lo efímero.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista