lunes 22 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2072

02/Abr/2009
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Encuestas
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre EconomíaVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Nicholas Asheshov
Sólo para usuarios suscritos Alfredo
Sólo para usuarios suscritos Luis Freire
Suplementos
Acceso libre ViájateVER
Acceso libre Corporación ReyVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Efemérides El próximo 9 de abril se cumplen 50 años de la muerte del gran arquitecto. Su obra se erige incólume.

Frank Lloyd Wright: Diseño Divino

3 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

2072-lloyd-1-c.jpg

Fallingwater, también conocida como la Kaufmann House o la casa de la Cascada en Bear Run, Pennsylvania. La terminó en 1937. Hoy está abierta al público.

Quienes quisieron catalogarlo dentro de un ismo no lo vieron con claridad. Para los expertos, Frank Lloyd Wright excedía cualquier escuela, movimiento o clasificación. El arquitecto peruano Juvenal Baracco sugiere que Wright no imitaba a la naturaleza como los cultores del movimiento orgánico (u organicismo) querían creer. “Él simplemente imaginaba estructuras a partir de la naturaleza”, dice mientras se explaya en los méritos del norteamericano.

Desde su niñez en Wisconsin, había vivo contacto con la naturaleza. De aquellos años formativos nació su concepción horizontal de las casas y la organización del espacio interior sobre dos ejes cruzados. Perdió a su familia en el incendio del Taliesin I, el hogar que él mismo había construido. Decidió aislarse en Japón, donde edificó el Imperial Hotel de Tokio. Más importante aún, creó para el mismo una tecnología de tipo asísmico con cimientos flotantes, aislándose también de los movimientos teóricos europeos. Eso hizo posible que el Imperial Hotel sobreviviera a un seísmo (y que sus piletas sirviesen para apagar un incendio). Otras de sus celebradas innovaciones fueron la utilización de blocks de cemento como textura y la predominación del vidrio en sus diseños de puertas y muros. Otra particularidad suya era su gusto por diseñar los interiores, los muebles y demás intersticios de cada construcción.

Entre sus más de quinientas obras se levanta la Casa de Cascada o Casa Kaufmann (que se adapta al escalonado del terreno, ampliando el espacio interior hacia los extremos), su concepto de casas de la pradera (como la Martin House en Buffalo, la Coonley House en Illinois y la Robie House en Chicago), el primer edificio de oficinas en tener aire acondicionado y ventanas dobles, y el broche dorado: el museo Guggenheim de Nueva York. Pero, sobre todo, reconstruyó dos veces su hogar: el Taliesin II y el Taliesin III.

Piedra Sobre Piedra

2072-lloyd-4-c.jpg

Taliesin West, casa de Wright y escuela de arquitectura en el desierto de Arizona. Abajo: El otro extremo de la viga: el Colegio de Arquitectos del Perú.


La ausencia de una fuerte élite intelectual de vanguardia en el Perú, sumada al mal entendido afrancesamiento limeño, han dado los resultados que conocemos. Clósets empotrados y grandes ventanales sólo disfrazados dentro de nuestra tradicional arquitectura neocolonial. Para Juvenal Baracco, ese estilo persiste de forma casi unánime hasta la década del noventa del siglo pasado. Paralelamente vendría el brutalismo de los brutales militares velasquistas. La misma fachada del Colegio de Arquitectos del Perú es una muestra de cómo la mayólica de comisaría y chifa ha reemplazado progresivamente al ladrillo y al cemento. Su principal atributo estético: ser lavable ante pintas vandálicas.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista