jueves 18 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2072

02/Abr/2009
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Encuestas
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre EconomíaVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Nicholas Asheshov
Sólo para usuarios suscritos Alfredo
Sólo para usuarios suscritos Luis Freire
Suplementos
Acceso libre ViájateVER
Acceso libre Corporación ReyVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Pesca El nuevo papel gourmet de la anchoveta.

Anchoveta A la Carta

2 imágenes disponibles FOTOS 

2072-anchoveta-1-c.jpg

La planta de TASA congela hasta 14,500 Tm de pescado; 1,300 serán de anchoveta en 2009.

Si uno tuviera que resumir el discurrir de una anchoveta peruana cualquiera, casi bastaría con decir que esta nada, es pescada y convertida en harina. Y es que en el Perú hablar de la especie más abundante de nuestro mar es hablar de harina de pescado. Sin embargo, la marea parece haber empezado a cambiar y la anchoveta ya reclama un sitio en la mesa de almuerzo.

La empresa Tecnológica de Alimentos - TASA, perteneciente al Grupo Brescia y la mayor productora de harina de pescado del mundo con más de 321 mil toneladas producidas el año pasado, ha sido también la primera en el Perú en ponerle el ojo a este pescado como alimento. TASA levantó en 2005 la planta de congelados con mayor capacidad de Sudamérica (con una producción de 520 Tm diarias y tres cámaras de congelado que almacenan hasta 14,500 Tm a -18º C) y en 2008 añadió al menú de jurel y caballa a la anchoveta. Así, la nueva tónica de vida del recurso no tiene harinosa conclusión. En la planta, un total de 160 trabajadores le quitan cabeza y vísceras, la limpian, empaquetan y congelan hasta su venta. De ahí en más, sólo queda extraerle el espinazo y degustarla en tiradito, escabeche, causa y lo que la imaginación permita. El producto lleva el nombre de ‘anchoveTASA Kontiki’.

Con esto, de los 6 millones de toneladas que representa el tope de pesca dictado para el recurso, durante 2008 TASA produjo 220 Tm de anchoveta congelada, 20 de las cuales fueron comercializadas en 11 regiones del país, como Huancavelica, Ayacucho y Puno. La cantidad no luce muy cuantiosa: representa tan sólo el 0.003% del total pescado. Pero la empresa ya postula ampliar la producción a 1,300 Tm para este año, de las cuales 650 serán destinadas para el mercado interno.

El considerable incremento no hace sino demostrar que la nueva dieta empieza a calar con fuerza en las zonas más deprimidas del país, sobre todo debido a su bajo costo: S/. 4.5 por kilo, mientras que en Europa el kilo se vende a cuatro euros. “Se acaba al toque”, señala Jorge Toguchi, superintendente de la planta de TASA: “La vez pasada llegamos a Huaycán, abrimos el camión y voló”. Pero también mucho tienen que ver sus altos valores nutricionales.

“La gente no tiene un pelo de tonta y ya le ve los beneficios en nutrientes para sus hijos”, señala Gustavo Ferreyros, gerente comercial de TASA. Y es que su ingesta viene cargada de altos niveles de energía, proteínas, fósforo y tantos otros (ver infografía). Además, en contenido de Omega 3 es más beneficioso que el jurel o la caballa, con un porcentaje de hasta 20% de EPA (ácido eicosapentanoico) y de 16% de DHA (ácido docosahexaenoico), comparado con las otras especies que cargan 9% y 15% en ambos rangos. Con esto, resulta un alimento óptimo para combatir enfermedades cardiovasculares y mejorar el funcionamiento mental de los infantes.

Así las cosas, la anchoveta ya empezó su marcha a las cocinas peruanas. Con los condimentos apropiados hasta podría nacer un nuevo refrán: “el pez por la boca da vida. Más aún si es anchoveta”.

2072-anchoveta-3-c.jpg

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista