martes 18 de diciembre de 2018
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2060

08/Ene/2009
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre DrogasVER
Acceso libre UrbanismoVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Sólo para usuarios suscritos Olor a Tinta
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Jaime Bedoya
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Nicholas Asheshov
Sólo para usuarios suscritos Alfredo
Sólo para usuarios suscritos Luis Freire
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

¿Héroe o traidor?

2060-cartas-4-c.jpg

Cripta de los Héroes, alberga a patriotas de la talla de Grau, Bolognesi y Cáceres. Si Miguel Iglesias ya tiene su propia cripta es mejor que allí se quede.

Lima, 28 de diciembre del 2008

No estoy de acuerdo con que los restos del General Miguel Iglesias sean trasladados a la Cripta de los Héroes. Tuvo su momento brillante durante la Defensa de Lima, pero toda esa valentía se borró cuando se convirtió en interlocutor de los invasores chilenos. Permitió que el norte del país sea diezmado por Lynch. Recibió de los chilenos armas y dinero que fueron usados para luchar contra patriotas como Cáceres, Puga y Recavarren. Iglesias gobernó bajo el protectorado de las armas chilenas.
Coronel EP (R) Víctor Velásquez Pérez Salmón
DNI 42184773

Ampliar la Cripta de los Héroes fue un pedido del Centro de Estudios Histórico Militares del Perú, pero fue el Presidente García quien mencionó la inclusión de Iglesias. Jorge Basadre, en su 'Historia de la República del Perú', expresa: “Iglesias apareció en la escena política peruana e internacional para hacer el juego al enemigo y volver estériles las hazañas de Cáceres y las gestiones de García Calderón. Y mientras la felonía se gestaba en el norte del Perú, Cáceres lograba victorias en el sur, donde surgieron las figuras de Gregorio Albarracín y Leoncio Prado; pero, al mismo tiempo, se sentía traicionado en todos los flancos hasta por sus más cercanos colaboradores”.

Búsqueda | Mensaje | Revista