viernes 18 de agosto de 2017
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2059

23/Dic/2008
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre EconomíaVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Imágenes 2008VER
Acceso libre Premios Resistencia 2008VER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Alfredo
Sólo para usuarios suscritos Luis Freire
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Lo bueno, malo y nuevo del 2008.

Coletazos Fílmicos

2059-culturales-7-c.jpg
No sorprende ver una cinta en laptop. Eso vale para no quejarse del monopolio de las distribuidoras en el 2008. Uno arma su cartelera. Wayne Wang, director hongkonés-americano, estrenó Princess of Nebraska vía el Screening Room de YouTube. El primer caso. En Perú, el debate sobre política cinematográfica aún gira en torno al Consejo Nacional de Cinematografía.

Igual los cines se iluminaron con obras brillantes. Petróleo Sangriento y sus fotogramas en combustión por el dinero salvaje. Luz Silenciosa o los límites disueltos entre hombre, Dios y amor. Paranoid Park y el oscuro escapismo de los jóvenes. Wall-E y los nuevos territorios de la animación con su cruce de cine mudo, comedia romántica y digitalismos. La épica coreana de The Host (estreno: 25 de diciembre) contra un monstruo digno de Jurassic Park, pero el filme se escurre del canon para hablar de solidaridad, la familia, la sociedad moderna, etc.

Cine peruano repitió fiascos (Mañana Te Cuento 2, Vidas Paralelas, El Acuarelista) y medianías (Pasajeros, Un Cuerpo Desnudo). Dioses mostró a un director atrevido –Josué Méndez–, pero en la indecisión entre contemplar y contar se trunca, además de caricaturas y final artificioso. (J.Tsang)

Búsqueda | Mensaje | Revista