viernes 18 de agosto de 2017
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2056

04/Dic/2008
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre NarcotráficoVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre CorrupciónVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Tauromaquia
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Alfredo
Suplementos
Acceso libre ViájateVER
Acceso libre Crecer SanoVER
Acceso libre PomalcaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Cultural Libro "Asesinas" explora historias donde el crimen fue la única puerta hacia la libertad.

Cuando Las Mujeres Matan

4 imágenes disponibles FOTOS 

2056-mujeres-1-c.jpg

En 1988, "Doña Bella" contrató sicarios para liberarse de su esposo, subprefecto de Pisco.

La sutileza es una cualidad femenina. Ser delicada en los momentos difíciles para salir bien librada. Incluso al momento de matar, las mujeres destacan por su sutileza frente a los hombres.

Según un estudio de 1997 de la Universidad de Guelph (Ontario, Canadá), el 80% de las asesinas prefieren métodos que no dejen huellas como el veneno. Aunque un 12% elige objetos contundentes como cuchillos o armas domésticas. En la mayoría de los casos que no han sido resueltos, es muy probable que una mano femenina esté detrás.

2056-mujeres-3-c.jpg

Rosa María Cifuentes recopila 11 crímenes en el libro Asesinas.

Entre los móviles para el homicidio, el 75% de las mujeres lo hicieron para obtener algún beneficio como una herencia; un 13 % para obtener control y un 12% por venganza.

La prensa suele regodearse ante una homicida. Sensacionalizan la historia una y otra vez, hasta deformar su imagen y convertir a la culpable en un monstruo o una celebridad. En el libro “Asesinas”, de la editorial Mesa Redonda, la periodista Rosa María Cifuentes, planea regresarlas a su estado humano: “Detrás de cada crimen hay una trágica historia, a las protagonistas hay que mirarlas con compasión”.

Investigadora de la Universidad de San Martín de Porres, Cifuentes escogió 11 casos entre los que destacan los de Giuliana Llamoja y Nelly Bardales, “Doña Bella”. “En Lima los asesinatos son mucho más domésticos. En la sierra son más escabrosos, llegan hasta a descuartizar”, comenta. La justicia también es diferente. Mientras en Lima la mayoría es arrestada, en provincias el Poder Judicial es más lento y la asesina puede quedar impune. (ACD)

Búsqueda | Mensaje | Revista