martes 19 de septiembre de 2017
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2054

19/Nov/2008
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre Apec 2008VER
Acceso libre Medio AmbienteVER
Acceso libre CorrupciónVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Acceso libre HistoriaVER
Sólo para usuarios suscritos Tauromaquia
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Alfredo
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Nueva entrega del poeta Rafael Espinosa: Aves de la Ciudad y Alrededores.

Ave Urbana

2054-culturales-10-C.jpg
Vienen a la mente los versos de Marco Martos en su poema Casti Connubi, donde el amor conyugal se reduce, ya roído, a las tostadas y el hastío sexual. En Aves de la Ciudad y Alrededores (Álbum del Universo Bakterial, 2008), nueva entrega del poeta Rafael Espinosa, las inquietudes alrededor de la convivencia se perciben, sin embargo, aún lozanas, aunque el matrimonio allí sea suspensión, y también “pensamiento y dolor”. Antes, Espinosa ya había entregado Pica-Pica (2001) y El Anticiclón del Pacífico Sur (2007), entre otros. En estas nuevas páginas de ánimo narrativo y “compases demorados” se pasean también el gozo y la paternidad. De allí estos versos tomados del poema El Matrimonio:

Los pasos no se encuentran donde se halla
su sonido, esperarlos mueve los sitios.
La esposa nos hace esa confidencia.

El aspecto del matrimonio aparece
como el polvo sobre los enseres cuando uno
de los dos no existe o ha desaparecido.
Sin ellos, orientados por los rayos
desviados de los marcos de plata, se empieza
a escribir la historia de dos cuerpos
resueltos a dormir y migrar tras sus soplos.

Búsqueda | Mensaje | Revista