sábado 20 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2046

25/Set/2008
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre EconomíaVER
Acceso libre UrbanismoVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Tauromaquia
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos Aquí Es
Sólo para usuarios suscritos Espectáculo
Sólo para usuarios suscritos Picotazos
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Suplementos
Acceso libre CoreaVER
Acceso libre Fotografía DigitalVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Espectáculo Del Teatro Rojo de Beijing al Coliseo Dibós Dammert.

Kung Fu Tanda

2046-kunfu-1-c.jpg

Jóvenes monjes en demostración de chi kung, arte marcial interna que enseña, entre otras cosas, a controlar el dolor.

El kung fu, arte marcial tradicional chino por excelencia, está hecho de aquello que están hechas las leyendas. Una de ellas señala al Bodhidharma, patriarca indio del budismo, como maestro en movimientos de pies y manos que llega a instruir a los monjes budistas del templo de Henan en China. El propósito era combatir la inmovilidad meditativa con un complemento físico que integrara mente y cuerpo, el circular concepto holístico de oriente. Una metáfora en torno a esta disciplina física que es a la vez filosofía, es la que se presenta regularmente en el celebrado Teatro Rojo de Beijing, colmado durante las últimas olimpíadas. Y esta es la misma obra que entre el 7 y el 12 de octubre podrá verse en el Coliseo Dibós de Surco.

2046-kunfu-2-c.jpg

La iniciación de Chin Yu. El pequeño saltamontes es admitido en el templo bajo nuevo nombre y rape ritual.

“Los Monjes Shaolin: la Leyenda del Kung Fu”, es el tautológico título que cuenta la historia de un niño que, llevado por su madre al templo Shaolin, se inicia como monje guerrero bajo el nuevo nombre de Chun Yi. El exigente aprendizaje de las proezas físicas del arte marcial, así como la renunciación a distracciones y atajos de la vida mundana, son retratados en un espectáculo visualmente espectacular. Además del extraordinario dominio del lenguaje corporal, son la musicalización y puesta en escena con un toque de Broadway gracias al director Ray Broderick lo que han hecho de una historia tradicional una fábula universal. Esta obra tiene presentándose tres años en el Beijing, superando más de 10 mil funciones. En todas ellas el pequeño aprendiz ha recorrido la lección que lo lleva finalmente a ser Sifu, es decir, maestro: no hay aprendizaje sin perseverancia,no hay heroísmo sin humildad.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista