sábado 20 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2039

07/Ago/2008
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre PolicialesVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre Medio AmbienteVER
Acceso libre CongresoVER
Acceso libre EconomíaVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre TerremotoVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Tauromaquia
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Justicia
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Suplementos
Acceso libre EcuadorVER
Acceso libre SamsungVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Economía Este jueves, el BCR extremaría medidas monetarias.

Inflación Para Dummies (VER)

2 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

2039-economia-1-c.jpg

Webb: “El BCR debe subir la tasa de interés cuatro o cinco puntos por encima de
la inflación”.

Los analistas económicos se andan dando de periodicazos. Discrepan sobre cuál es la bala que se necesita para matar al tigre de la inflación. ¿Cortar la inversión pública? ¿O, más bien, sólo el gasto corriente?. El economista Richard Webb, ex presidente del BCR, actual director del Instituto del Perú de la USMP, explicó a CARETAS, con paciencia de fraile, por qué ninguno está dando en el blanco. Más bien, dice, a lo que hay que echarle la puntería es al gasto del sector privado, retroalimentado por tasas de interés “regaladas” del Banco Central de Reserva. Ahí está la madre del cordero.

–¿Preocupado por la inflación?
–Sí. En el BCR enseñan el dicho: “No existe eso de un poco de inflación. Es como de preñez: ¡pero si no se ve casi nada!” (se alisa la panza). La idea es que la inflación toma vida propia.

Hay países que han tenido un poco de inflación y la han bajado. Pero hay una verdad, si bien no total, que la inflación es una cosa virulenta. Un poco de inflación es mucho más peligroso de lo que parece. Y eso no es simplemente un dicho.

–¿Qué está provocando la inflación?
–La inflación resulta cuando el gasto es mayor a la oferta. Entonces los precios entran en puja. “Ya no hay naranjas”. “¡Yo te ofrezco… (más caras)!”.

–¿Está de acuerdo con que el gobierno tiene que cortar el gasto?
–Si el gobierno es más parco en el gasto público, eso va a ayudar. Pero no creo que el énfasis deba estar ahí, sino en el gasto privado. El 85% del gasto total es privado, el resto es público. Por tanto, si hay un problema de inflación es mayormente por causa del gasto privado.

–Se exige que el gobierno corte el gasto público…
–El aumento del gasto público es grande, pero si se financia con impuestos no genera inflación. Porque el gasto que hace el gobierno es con la plata de alguien que ya no hace el gasto.

–Particularmente el gasto corriente…
–El gasto corriente tampoco es necesariamente inflacionario. Mucho del gasto público no lo es, por ejemplo, el pago de pensiones. A su vez, hay gasto corriente que puede ser tremendamente productivo, como en los organismos reguladores y el propio Poder Judicial.

–El gasto corriente se le contrapone a la inversión pública, que no sería inflacionaria.
–La inversión pública genera oferta, como en el caso de la construcción de una carretera, pero eso se expresa años después, cuando la inversión ya voló. En realidad, las dos generan demanda en el mercado, pero no es que una sea necesariamente más inflacionaria que la otra.

–Entonces, ¿dónde está el problema?
–Cuando el gasto público no se financia con impuestos, sino con la “maquinita”.

–Pero el BCR tiene prohibido echarle mano.
–Lo que tiene prohibido es prestarle al gobierno, pero puede hacer uso de la “maquinita” sin prestarle al gobierno…

–¿El BCR ha echado a andar la “maquinita”?
–Lo que ha venido sucediendo en los últimos doce meses es que el crédito de los bancos privados creció cerca de 30 por ciento, y eso es más gasto.

–El BCR viene castigando su tasa de interés de referencia para controlar la inflación.
–Pero hay que descontar la inflación. Si la tasa de referencia es 6 por ciento y la inflación es 5.7%, entonces la tasa real es cero. Es decir, el dinero está regalado.

–¿Qué debe hacer el BCR? ¿Cuánto debería subir la tasa de interés de referencia?
–Cuatro o cinco puntos por encima de la inflación. El BCR tenía esa opinión hace un año, y la tasa de referencia real era cuatro puntos. Y hoy día hay más inflación que hace un año. Siguiendo la misma lógica que el BCR, su tasa debería ser cinco más la inflación, es decir diez por ciento.

–¿O trabajar con el encaje bancario?
–Eso es lo que está haciendo el BCR. Es una forma más directa de frenar el gasto. No sólo haces el crédito más caro, sino que hay menos crédito. Pero eso todavía no está pasando.

–¿Cómo explica que el BCR bajara la meta inflacionaria para el 2008 a 2 por ciento, un punto arriba o abajo, a inicios del año?
–Y eso que la tasa de referencia real era más alta que la de ahora. La disparada de los precios internacionales de los combustibles y los alimentos agarró frío a todo el mundo. Ex-post, mirando para atrás, hoy estaríamos mejor si se hubiera extremado el cuidado en ese momento. Ahora debe dar una señal de una decisión muy fuerte contra la inflación.

–¿Cuánto debe caer el crecimiento del PBI para controlar la inflación?
–No se trata de parar la economía, sino de frenar el gasto. Se puede combatir la inflación con un crecimiento vigoroso de la economía. El gobierno no maneja el PBI, nadie maneja el PBI. Lo que hay que hacer es frenar el gasto.

–El Directorio del BCR debe definir este jueves 7 si incrementa el interés de referencia y el encaje.
–Ojalá no sea otro “golpe contundente” de medio punto porcentual.

2039-economia-3-c.jpg
Para el economista Luis Gamero Russo, “la falta de reacción del BCR originó que la tasa de interés de referencia real (sustrayendo la inflación) caiga sistemáticamente desde mayo 2007 hasta llegar a niveles negativos en marzo último. Los incrementos siguientes en la tasa nominal, incluso la última elevación a 6% hace unos días, han servido apenas para colocar la tasa de referencia real mínimamente por encima de la inflación. Si el instituto emisor quisiera de verdad contener el gasto privado, más le vale otorgar incentivos al ahorro mediante tasas de interés realmente positivas”.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista