martes 23 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2039

07/Ago/2008
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre PolicialesVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre Medio AmbienteVER
Acceso libre CongresoVER
Acceso libre EconomíaVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre TerremotoVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Tauromaquia
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Justicia
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Suplementos
Acceso libre EcuadorVER
Acceso libre SamsungVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Justicia Ángel Romero retoma las riendas de la Corte Superior de Lima.

El Tiovivo

2039-romero-1-c.jpg

Romero regresó a la judictura el miércoles 6. Armó todo un show mediático para ello.

Las vueltas que da la vida. El PJ restituyó al cuestionado vocal Ángel Romero en la presidencia de la Corte Superior de Justicia de Lima (CSJL), el martes 5. El Consejo Ejecutivo (CE) del Poder Judicial apenas requirió 15 minutos para tomar la escandalosa decisión.

En julio del 2007, el propio CE, por amplia mayoría, hizo suyo el pedido de destitución formulado por la Oficina de Control Interno de la Magistratura (OCMA) y el expediente subió al Consejo Nacional de la Magitrastura (CNM), único órgano facultado a destituir magistrados.

El CNM reconoció que Romero y los vocales Néstor Pomareda e Ida Rodríguez incurrieron en graves faltas en la sentencia laboral en contra del BCR, en diciembre del 2006, pero declaró infundado el pedido de destitución, “disponiéndose remita el proceso a la OCMA para la imposición de la sanción que corresponda”

¿Sanción que corresponda? El martes último el CE simplemente se zurró en el tema. Lo último que se puede esperar de la Corte Suprema es que un magistrado cuestionado sea repuesto en el mismo cargo, y mucho menos a la presidencia de la Corte Superior.

“Una Solución Pacífica”

El affaire Romero ha dado más vueltas que el tiovivo en Lima Plaza Sur. El lunes 5, Día del Juez, nada menos, empezó a sonar la pegajosa cortina musical. Requerido por la prensa, Francisco Távara, presidente del Poder Judicial, adelantó que era “inminente” el retorno de Romero.

2039-romero-2-c.jpg

Francisco Távara discrepó con el CNM por el regreso de Romero. Ahora trabajarán juntos.

Pero para alcanzar “una solución pacífica y que no se ensombrezca más la imagen de la Corte de Lima y que afecta también la imagen del Poder Judicial”, dijo Távara, anunció que había convocado a Romero y a César Vega Vega, presidente interino de la CSJL, para el día siguiente.

Aunque la OCMA levantó la suspensión de Romero el jueves 31, tal y como lo ordenaba la resolución del CNM, en los pasillos judiciales era conocido que Vega no quería dejar el cargo.

En El Despacho De Távara

La cita fue pactada para las 8 de la mañana del martes 5, aunque se inició con 25 minutos de retraso. La tensión era evidente: si bien se conoce que ambos son amigos, se terminaba por confirmar que estaban distanciados por la disputa de la presidencia de la Corte de Lima.

Francisco Távara les ofreció un café, pero ninguno aceptó, y sólo tomaron un vaso con agua. Romero fue el primero en exponer sus argumentos y se enfrascó en una larga exposición de los motivos de su reincorporación. Cuando el tiempo transcurría y él no acababa, Távara le pidió que resumiera, la historia ya era harto conocida.

A su turno, César Vega explicó que él no podía dejar el cargo porque fue una resolución del Consejo Ejecutivo del Poder Judicial la que lo sentó en el sillón interinamente, y que sólo otro documento del organismo administrativo respaldaría su salida.

Llegó el turno de Távara y confirmó que era inevitable el regreso de Romero, que se debe respetar la institucionalidad y que en la sesión del Consejo Ejecutivo de ese mediodía se tocaría el caso.

La reunión terminó después de 50 minutos de iniciada. Los magistrados salieron juntos, pero no revueltos, por la puerta de Protocolo del Palacio de Justicia. Un grupo de periodistas los esperaba y en la conferencia de prensa seguía siendo notoria el distanciamiento entre ellos.

Sin embargo, terminada la rueda de prensa, Vega le ofreció a Romero subirse al vehículo oficial de la Corte Superior de Lima. El viaje no duró mucho, y cuando todos pensaron que se irían al edificio del Parque Universitario, Romero se bajó cerca de la comisaría de Cotabambas para dirigirse a una de las cocheras de la calle Cuadros donde tenía estacionado su vehículo.

La Espada Desenvainada

A las 12.30 hrs. del mismo martes, el Consejo Ejecutivo sesionó sin dos de sus miembros. La reunión fue presidida por Francisco Távara y estuvieron presentes Antonio Pajares, Enrique Rodas Ramírez y Sonia Torre Muñoz.

El primer tema fue justamente el regreso de Romero. Se leyó la resolución del CNM y se concluyó que correspondía formalmente aceptar la solicitud del otrora suspendido vocal, así el camino de regreso de Romero Díaz quedó expedito. Los cuatro votaron unánimemente.

Romero empezará su gestión con la espada desenvainada. Por lo pronto, mantiene su deseo de enjuiciar por un millón de dólares a Elcira Vásquez, jefa de la OCMA. El 19 de junio pasado, Romero envió ante la Cámara Peruana de Conciliación, Arbitraje y Mediación la demanda contra Vásquez por dictar “en forma apresurada y equívoca” la medida cautelar que lo suspendió de la presidencia en febrero del 2007.

“Al no poder trabajar como magistrado ni como abogado, nuestra familia se vio en la obligación de vender un automóvil BMW del 2004, una casa que habíamos dado en anticipo de herencia a mi hijo y además recurrimos a prestarnos dinero de algunos amigos”, indicó en su documento peticionario.

Romero tal vez sea uno de los escasos magistrados del país que tuvo un BMW. Vásquez rechazó la conciliación y el procurador del Poder Judicial, Segundo Vitery, la defenderá ante los tribunales. Lo paradójico será que Romero puede designar a la jueza que ventile su caso.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista