domingo 21 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2030

05/Jun/2008
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Nicholas Asheshov
Suplementos
Acceso libre UniversidadesVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Personajes En el Día Mundial del Medio Ambiente, ministro Antonio Brack abre su jardín y universo estadístico.

Las Cifras en Verde de Brack

Antonio Brack Egg

Descansando de la monumental tarea de levantar un ministerio de la nada –trabaja de 4 a.m. a 11 p.m.–, Antonio Brack y su helecho asta de siervo.

“Esta es mi pequeña selva, para no olvidarme. Acá había un algarrobo pero se murió porque mi señora lo mandó a podar. Esta es la pitajaya, da unos frutos grandes. Esta es la guzmania. Esto de acá es el famoso piñón blanco, que se está empezando a sembrar para producir biodiésel: exprimes, lo filtras y funciona el motor con eso. Mira cómo también hay bastantes caracoles, que son más o menos mis enemigos porque paran jodiendo. Este es un floripondio. Esta es una planta que se está recuperando poco a poco, la thevetia peruviana, pero cada año viene una mariposa y le deja sus larvas. Y este es el helecho asta de ciervo de Tarapoto. Pocas veces se encuentra uno tan grande”, dice Antonio Brack mientras se deja acariciar por las cornamentas de hojas gigantes de su querida platycerium coronarium, rareza que en el mercado internacional debe costar, así como está, cuatro mil dólares mínimo.

La prontitud de su nombramiento se ha aplaudido y los reflectores del ALC-UE le dieron dimensión de evento histórico. Tanta celeridad –Brack juramentó con fajín prestado– también ha levantado suspicacias, luego de la inocultable vorágine de aplausos que el gobierno anfitrión cosechó en todo el mundo por su veloz y expeditiva preocupación medioambiental, tan veloz y expeditiva que ni siquiera fue uno de los pilares de la campaña presidencial. El nuevo ministro lo sabe.

–Alguien me dijo por ahí “Alan te está usando”. Y yo dije fíjate, a estas alturas de mi vida, si yo puedo ser usado para mejorar el tema ambiental en el Perú, pues que me usen, para eso estoy, para eso soy un ciudadano peruano.

Logísticamente hablando, Antonio Brack es todavía un ministro sin ministerio. Hace tres lunes empezó funciones oficialmente, con solo una oficina y una computadora prestadas, en las instalaciones de la Comisión Nacional del Medio Ambiente (CONAM). Al mediodía ya le habían asignado dos personas como apoyo. Ahora tiene cuatro grupos de profesionales trabajando, entre otras cosas, en el cuadro de personal, el reglamento de organización y funciones, el pliego y la ley para que el Congreso autorice a la cartera de Ambiente a operar, porque el Presupuesto de la República no se puede tocar con Decreto Supremo, sino con Ley del Congreso. “La próxima semana veremos”. Integrando al CONAM, al SENAMHI, al Instituto Geofísico del Perú, al Instituto de la Investigación de la Amazonía Peruana, entre otros organismos, el flamante Ministerio del Ambiente reúne un presupuesto de alrededor de 86 millones de soles. Brack ha solicitado un adicional de 5 millones para funcionar hasta fin de año, pero calcula que para poder cumplir sus objetivos necesitaría 200 millones anuales. Por otro lado, también cuenta con apoyo extranjero:

–Hemos enviado a Bruselas una idea de proyecto, de 7 millones de euros, para generar capacidades de gestión ambiental en los municipios: basura, aguas servidas, todo eso. Con Alemania quiero generar capacidades de gestión ambiental en los gobiernos regionales, y ver si es posible organizar el Servicio Nacional de Áreas Protegidas. Naciones Unidas nos va a dar 150,000 dólares. Necesitamos hacer una base de datos electrónica de toda la cuestión ambiental en el Perú, que cada municipio levante esa información. Hay que fijar metas, es agotador pero interesante.

La Buena Tierra

Antonio Brack Egg nació en el pueblo de Villa Rica, provincia de Oxapampa, en donde el alcalde acaba de embanderar las calles en su honor. Su abuelo, Luis Egg, fue designado por el Museo Británico de Ciencias Naturales para coleccionar insectos a fines del S. XIX. Aún se puede ver sus envíos en Londres, cajitas de madera con filas de artrópodos selváticos atravesados por un alfiler. Su padre, Juan Brack, inventó un sistema agroforestal para cultivar lo que ahora se conoce como el café gourmet de Villa Rica, “el mejor café del Perú”. Nunca le fue reconocido tal mérito. Antonio es el segundo de ocho hermanos y vivió tan al natural que recién usó zapatos a los 11 años. A los 12 leyó sobre los viajes de Raimondi por todo el Perú, en donde había descripciones hasta de las piedras y hasta de Pozuzo. “Desde ahí se me quedó”, dice. Desde ahí. En pocos días cumplirá 68 años.

–El 5 de junio estoy llevando a Alan a Villa El Salvador a las 7 de la mañana, con niños, colegiales, profesores. Vamos a celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente, no con conferencias en un auditorio sino en la arena, plantando árboles. Ya estoy recibiendo respuestas de todas partes, se han formado grupos en el Callao, en Huancayo, en Oxapampa, en todas partes. Tenemos que ser positivos, dejar el ambientalismo llorón, quejón. Ya soy viejo y no tengo mayores ambiciones políticas. Para mí la cosa es clara. Hay que aguantar duro, pero ya hemos agarrado ritmo. El otro gran reto es no dejarse contagiar por el virus burocrático.

–Se ha dicho que el Ministerio del Ambiente tiene alcances limitados, especialmente respecto al tema del agua.
–Eso es un entendimiento parcial del problema. Hay dos niveles: uno es el uso y la distribución del agua disponible. Eso está en agricultura, en minería, en energía, en vivienda, construcción y saneamiento, está en los municipios. El otro es la sostenibilidad del recurso agua en el largo plazo. De eso se ocupa el Ministerio del Ambiente.

Y el primer paso para dicha sostenibilidad, dice Antonio Brack, es reutilizar las aguas servidas en vez de tirarlas al mar: “Espérate nomás, Palacio va a tener una planta de tratamiento de sus desagües que sirva de modelo”. Esperando estamos. (Giomar Silva)


brack-2-c.jpg

Ministro Dixit


-“8,000 millones de dólares pierde el Perú cada año por mala gestión ambiental”.
-“332 especies en peligro de extinción en fauna tiene el Perú en la actualidad, principalmente por la destrucción de hábitats. Pero tenemos 2 éxitos mundiales: la población de vicuña, de 5,000 cabezas en 1964 a más de 200,000 en este momento; y de la pava aliblanca, en Lambayeque. La empresa privada hizo un criadero en Olmos y ya se están reproduciendo magníficamente”.
- “Perú es puesto 60 sobre 149 en eficiencia ambiental, según Yale y Columbia. En primer lugar está Suiza, en el 5 Costa Rica, en el 9 Colombia”.
- “19 millones de hectáreas tenemos en conservación de ecosistemas, que es casi 4 veces la superficie de Costa Rica. Nuestro sistema de áreas protegidas es uno de los mejores del mundo”.
- “150,000 hectáreas estamos talando al año, y solo reforestando 5,000. Esa situación sí es preocupante”.
-“5,800 millones de dólares en bonos de carbono se podría atraer al Perú si se logran los 103 proyectos del mecanismo de desarrollo limpio que está moviendo el Fondo Nacional del Ambiente”.
- “Sólo 200 efectivos tiene la Policía Ecológica para todo el territorio nacional. Se ha acordado con el Ministerio del Interior que en los próximos años alcance por lo menos 3,000 efectivos”.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente

Ver más en Personajes
Bastón de Mando
Las Cifras en Verde de Brack

Búsqueda | Mensaje | Revista