martes 16 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2021

03/Abr/2008
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre TelevisiónVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Justicia
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre OperaVER
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Jaime Bedoya
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Fútbol Tras divulgación de sanción a seleccionados de fútbol, rueda la batalla legal.

Contraataque Legal

4 imágenes disponibles FOTOS 

2021-futbol-1-c.jpg

Dr. Avendaño, abogado de Pizarro: “Ni Claudio ni sus abogados hemos sido notificados para intervenir en las diligencias”.

Reza un fragmento de la célebre Resolución Nº 037-SCCJ-FPF-2008, que sanciona con 18 meses de suspensión y una multa de ochenta mil dólares a Claudio Pizarro, Santiago Acasiete, Jefferson Farfán y Andrés Mendoza, futbolistas de la selección peruana y partícipes del caso Hotel Golf Los Incas:

“Incurrieron en una secuela sucesiva de actos indebidos e impropios a su condición de deportistas profesionales (cuyos detalles no es preciso especificar) de explícita gravedad y que han desmerecido notoriamente no solamente su imagen personal y pública como jugadores de la Federación Peruana de Fútbol, y por ende afiliados a la FIFA, sino que inclusive han involucrado en su negativo actuar algo tan íntegro como es el emblema nacional que detentaban y uniformaban en el instante de los acontecimientos”.

Para Jorge Avendaño, abogado defensor del delantero Claudio Pizarro, la pena impuesta al ex capitán de la selección es una sanción sobre el vacío. “La resolución no dice nada. Es una estupidez. No sé por qué se han demorado meses en sacarla, cuando es un texto para ser redactado en días. En 50 años de carrera nunca he leído semejante cosa”, añade el ex congresista y ex decano del Colegio de Abogados de Lima. La apelación ya fue presentada a la Sala de la Comisión de Justicia de la FPF. Avendaño intuye confiado en que no pasará nada en esa instancia. Desde ya guarda energías para emprender lucha legal en Zurich, sede de la FIFA: “Cualquiera, con un mínimo de razón, tendría que estar a nuestro favor. No se puede pensar en otra cosa. Se viene un gran ridículo para el fútbol peruano”.

Como para darle la razón a Avendaño, otro párrafo de la resolución señala: “QUINTO.- Que, efectivamente del prolijo examen de la evidencia actuada, se observa que la integridad del llamado “equipo de seguridad” ha actuado con una displicencia y, en ciertos momentos, incluso con obvia condescendencia totalmente incompatibles con la naturaleza de la función a ellos encomendada con lo que indirectamente (en el mejor de los casos), han favorecido a la perpetración de los acontecimientos, no actuando con la más elemental diligencia ni con la inmediación necesaria al extremo de que recién tales hechos son conocidos por información de terceros (medios de prensa-programas de televisión) manifiestamente extraños a la infraestructura administrativa del seleccionado”.

–Acasiete reconoció su falta, mientras Farfán guarda silencio. Con Pizarro es distinto: al parecer no existen pruebas con las que se le pueda incriminar. Si fuera así, ¿por qué insisten en culparlo?
–No lo sé. La verdad no lo sé. Hay que ser demasiado torpe para que los dirigentes actúen así. Será porque Claudio es famoso, o tal vez porque envidian su pinta. He solicitado los vídeos de los supuestos delitos, incluso al Hotel mismo. Y siempre recibo como respuesta una negativa.

–Juvenal Silva, presidente de la Comisión Sudáfica 2010, dijo que es tonto que los abogados de Pizarro y Farfán insistan en defenderlos. ¿Qué opina de eso?
–Él es un congresista de la República que debería quedarse en el Parlamento y olvidarse del manejo del fútbol. Repito: iremos hasta la FIFA. Se viene un gran ridículo para el fútbol peruano. Aquí el tema no es si Claudio está jugando bien o no, o si debería ser el capitán de la selección. Como abogado, simplemente actúo cuando están atropellando los derechos constitucionales de una persona. Y se fregaron porque Claudio tiene la paciencia para ir hasta las últimas consecuencias.

“Sexo y Concentración no son Incompatibles”


Juan Carlos Oblitas, actual DT de Sporting Cristal y ex estratega de la bicolor en la segunda mitad de los 90’s, es uno de los pocos autorizadas para referirse a lo que sucede dentro y fuera de la selección. Aquí deslinda varios mitos manoseados a raíz de la “Golfjuerga”, caso que se prolonga en una cansina ida y vuelta de insidia e insultos. En palabras del “Ciego”:

–La concentración no es para que el jugador no tenga sexo. Ni para que sea un monje tibetano. El sexo no afecta necesariamente el rendimiento. Otra cosa es cuando se exceden. El capitán tampoco tiene que estar cuidando a sus compañeros tocándoles la puerta, como si fuera una nana.

–Los involucrados en este bochorno merecen una sanción, tanto por tontos como por faltarles el respeto al técnico y a sus compañeros. Sin embargo, no se olviden que vivo en el ambiente de fútbol, y hasta donde sé Claudio no ha hecho nada. Lo que nunca debió pasar es que Chemo lo designe como capitán. Y se lo dije a Chemo. Claudio aún no tiene las condiciones para asumir ese papel. El último capitán verdadero que ha tenido la selección es Juan Reynoso.

–Es mentira que no se pueda aislar a la selección para que ésta trabaje de manera distinta. Yo lo hice cuando había menos material humano y la mayoría jugaba aquí. No hay pretextos. La cuestión es mental.

–Todo lleva a la suspicacia. Aún recuerdo cuando el presidente de la Comisión Sudáfrica 2010 dio una conferencia en la calle, diciendo que Pizarro no está involucrado en el escándalo. El circo sigue hasta hoy.

–El Perú está entrando a la modernidad. Modernidad chicha, si se quiere, pero modernidad al fin. El fútbol sigue en la informalidad. Si estuviera en la modernidad, estos dirigentes ya no estarían en sus cargos.

En tanto, la carnicería jurídica en la Comisión de Justicia está por estallar. Cuando se embrutezca, quizá convenga regresar ciegamente a las palabras de Juan Carlos Oblitas. (JT)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista