martes 19 de septiembre de 2017
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2019

19/Mar/2008
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre Medio AmbienteVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre Derechos HumanosVER
Acceso libre UrbanismoVER
Acceso libre TurismoVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Suplementos
Acceso libre Crecer SanoVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Seguridad Reservistas peruanos estarían siendo entrenados en instalaciones militares de Bolivia.

Las Brigadas Bolivarianas (VER)

4 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

2019-brigadas-1-c.jpg

En la capital boliviana reciben varios días de adoctrinamiento militar. El propósito es que en el Perú actúen como milicias chavistas, según Inteligencia del gobierno.

La primera semana de marzo, el ministro del Interior Luis Alva Castro hizo un anuncio particularmente sorprendente. Refirió haber encontrado pruebas concretas de presuntos nexos entre las llamadas ‘Casas del Alba’, hoy investigadas por el Congreso de la República, con Venezuela y otro país. “Hemos tenido acceso a cheques que se envían desde otro país. No quiero revelar más”, dijo.

CARETAS obtuvo copia de uno de estos cheques –descubiertos en una de las 14 ‘Casas del Alba’ peruanas–, y su contenido explica el misterio. Fue girado por la Embajada de Venezuela a través de la cuenta 20000008773435 de la oficina del Banco Unión en la avenida Camacho Nº 1416, en La Paz, Bolivia. “Páguese a la orden del Edificio Illimani”, refiere el documento. Dicho edificio se encuentra ubicado en la avenida Arce, esquina Campos, Nº 2678, una de las zonas financieras más importantes de la capital boliviana. Y allí, en los pisos cuatro y cinco del edifico, está situada la sede diplomática venezolana.

La figura se repite en otros casos. A través de esa misma cuenta en Bolivia, según la Dirección Contra el Terrorismo (Dircote), salió el dinero para financiar el viaje de 12 integrantes de la Coordinadora Continental Bolivariana (CCB), ‘Capítulo Perú’, a Quito. Siete de ellos fueron atrapados el 29 de febrero en Tumbes, luego de que participar an en el II Congreso de la CCB, patrocinado por las FARC colombianas.

LA CCB ‘CAPÍTULO PERÚ’ es vigilada por la Dircote desde hace más de un año. No son nuevas las sospechas de sus nexos con las FARC y el MRTA. En todo caso, a fines de octubre pasado, los detectives de la Dircote notaron que, cada cierto tiempo, llegaban al local de la CCB, en el jirón Camaná, grupos de ex reservistas y licenciados de las FF. AA.

El seguimiento a los reservistas llevó a Puno y luego a La Paz. Los reservistas cruzaron la frontera y recorrieron en bus los 260 kilómetros hasta la capital boliviana. La Policía los fotografió ingresando a tres lugares estratégicos: el edificio Illimani, sede de la Embajada de Venezuela; el edificio ‘Multinacional’, donde se encuentra el Estado Mayor de la Policía Militar, y a uno de los cuarteles de la Policía Militar. CARETAS pudo ver dichas fotografías.

¿A qué iban?

La Policía Militar de Bolivia es la encargada de instruir y entrenar a los reservistas de ese país. Según la Dircote, cada mes llegan a La Paz grupos de reservistas peruanos para entrenarse en la Policía Militar por espacio de tres semanas, aproximadamente. Luego retornan al Perú por la frontera con Puno.

El teniente coronel Ramiro Torrico Suárez, comandante en jefe de la Policía Militar de Bolivia, negó la versión policial en una entrevista telefónica concedida a CARETAS la tarde del lunes último. “No hay ningún peruano dentro de la Policía Militar en el Ejército boliviano. Eso es falso. Todos son bolivianos”, dijo. Una versión similar fue ofrecida por la Oficina de Comunicaciones del Ministerio del Interior de Bolivia.

Pero Inteligencia del gobierno comparte la misma información de la Dircote. “Se está copiando el modelo de los círculos bolivarianos, que consiste en brindar entrenamiento militar a determinados grupos para que actúen como milicias armadas y fuerzas de choque”, advirtió una fuente.

Entrevistado por CARETAS, el titular del Interior, Luis Alva Castro, se limitó a adelantar que el caso “está en investigación”.

El Ministerio del Interior ha sido acusado por los humalistas de “macartismo” por insistir en las investigaciones a la CCB y las ‘Casas del Alba’.

Si bien es peligroso meter todo en un mismo saco –sobre todo cuando las ‘Casas de la Amistad’ suelen ser embriones aprovechados por algunas facciones de izquierda que no suelen llegar a mucho más– sí existe una preocupante conexión entre algunos grupos prochavistas con las FARC.

En un artículo de su último número, la revista Semana de Colombia se pregunta: “¿Qué tanto la CCB está influida por las FARC?... Lo innegable es que cada vez hay más vasos comunicantes entre una y otra, que llevan a que las acciones continentales de la CCB cada vez sean más vistas como si fueran una franquicia de las FARC. Sólo es ver las dos campañas más destacadas en el portal de la Coordinadora. Una es por el reconocimiento de la beligerancia a las FARC, la otra es por la libertad del guerrillero ‘Simón Trinidad’, preso en Estados Unidos”.

De hecho, en el II Congreso de la CCB Quito participaron “universitarios” extranjeros que luego habrían muerto en el campamento guerrillero atacado por Colombia y donde cayó abatido el guerrillero ‘Raúl Reyes’. El propio Roque Gonzales La Rosa, jefe de la CCB ‘Capítulo Perú’ afirma haberse reunido con ‘Reyes’ en Quito y la Policía asegura que otros bolivarianos peruanos habrían sido entrenados en el propio campamento guerrillero en Colombia. Tal, por ejemplo, es el caso de Luis Miguel Trinidad Abarca, miembro del grupo ‘Todas Las Voces’, ligado al CCB. Trinidad, según la Policía, viajó a Colombia pasando por Ecuador y de allí saltó a Venezuela. En dicho país habría obtenidos documentos falsos y regresado a Colombia, como clandestino para entrenarse en las FARC, vía la zona de Táchira.

Precisamente, cuando la Policía incautó la agenda de su hermano Giancarlo Trinidad Abarca descubrió –además de los teléfonos de Roque Gonzales La Rosa y Ollanta Humala– dos contactos singulares: ‘Valentín de Táchira’ (Nº 04147585844) y ‘Ángela La Colombiana’ (Nº 04164916407). (Américo Zambrano).

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente

Ver más en Seguridad
El Tocache de las FARC (VER)
Las Brigadas Bolivarianas (VER)

Búsqueda | Mensaje | Revista