martes 18 de diciembre de 2018
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2014

14/Feb/2008
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre EconomíaVER
Acceso libre DrogasVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Nicholas Asheshov
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Justicia El testimonio de Julio Salazar Monroe, el ex jefe del SIN que será sentenciado esta semana, pone a Alberto Fujimori muy cerca de las finanzas del Grupo Colina.

Lo Que Sabe Salazar (VER)

6 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

Julio Salazar Monroe

General EP Julio Salazar podría convertirse en colaborador eficaz.

El papel del general del Ejército (r) Julio Salazar Monroe ha pasado particularmente desapercibido hasta hoy. Pero su testimonio resultaría vital en el juicio del ex presidente Alberto Fujimori.

Salazar Monroe fue, oficialmente, jefe del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) desde 1991 hasta 1998. El cargo era nominal, pues Vladimiro Montesinos era el verdadero jefe en la sombra, pero su posición privilegiada le permitía tener acceso a información crucial.

Durante su gestión ocurrieron las matanzas por las que hoy es juzgado Fujimori. El propio Salazar es procesado por los delitos de homicidio calificado y secuestro en el marco del megajuicio seguido al destacamento Colina.

Dicho proceso en primera instancia –en el cual no están comprendidos Fujimori ni Montesinos– arrancó en agosto del 2005 a cargo de la Primera Sala Penal Anticorrupción que preside la vocal Inés Villa Bonilla. A Salazar se le acusa de haber “promovido” la creación de Colina, además de haber amparado su accionar. El Ministerio Público ha solicitado para aquél 35 años de prisión efectiva. Esta semana recibirá sentencia y, si eventualmente es hallado culpable, podría declarar lo que sabe en un proceso de colaboración eficaz.

¿Qué sabe de Fujimori el general Salazar?

En el 2001, cuando recién se iniciaban las pesquisas sobre los crímenes del Grupo Colina, el general Salazar hizo importantes revelaciones a la jueza anticorrupción Victoria Sánchez.

“Lo que trae abajo el gobierno de Fujimori fueron cuatro cosas: Barrios Altos, La Cantuta, (Mariela) Barreto, Leonor La Rosa. Se sabe que estos fueron realizados por el SIE (Servicio de Inteligencia del Ejército)”, declaró el general Julio Salazar Monroe el 18 de abril del 2001. Su testimonio aparece en el tomo seis del expediente 28-2001.

Además, Salazar reveló la existencia de millonarios fondos reservados que eran entregados a Montesinos por el propio Alberto Fujimori y que servían, entre otras cosas, según dijo, para financiar al escuadrón de la muerte.

“El Doctor manejaba unas partidas llamadas Reserva I y Reserva II, que eran entregados por Fujimori (...) del año 1991 a 1998 sumarían aproximadamente 178 millones de soles, entre las dos partidas (...) Era una cosa directa entre Montesinos y el Presidente. Al día siguiente el doctor traía (al SIN) las resoluciones firmadas por Fujimori”, sostuvo.

La jueza Sánchez preguntó: “Miembros del Grupo Colina coinciden en declarar que se entregaban reconocimientos, gratificaciones extras, ¿quién se los daba?”. Salazar contestó: “Puede ser Vladimiro Montesinos”.

En otro momento del interrogatorio del 18 de abril del 2001, la jueza inquirió sobre cuál era la partida designada para pagar grupos de inteligencia como Colina. Salazar respondió: “Al parecer la partida Reserva I”.

Pedro Suppo, ex agente del ‘escuadrón de la muerte’ declaró el lunes 4, en el juicio a Fujimori, que en noviembre de 1993 los altos mandos del Ejército ofrecían una cuantiosa recompensa a los agentes de Colina que decidieran comparecer ante el fuero militar por el caso Cantuta.

“Al llegar a Lima me enteré de que habían pedido voluntarios para el proceso en el fuero militar. Se comentó que a los agentes sentenciados les dieron US$ 50 mil y a los oficiales US$ 100 mil”, dijo. El lunes 11, el también agente de Colina Pablo Atúncar Cama, recordó que cada integrante del destacamento recibía mensualmente US$ 150 repartidos en quincenas. Dijo que, en caso alguna operación resultase fallida, recibirían US$ 100 mil para salir de inmediato del país y así no comprometer con su presencia al Ejército.

Los propios integrantes del grupo han declarado en el juicio a Fujimori que el destacamento operaba inicialmente en un ambiente del SIN.

Al respecto, Salazar añadió: “(Colina) ha nacido dentro del grupo que se ha formado para el germen (sic) que ha sido clandestina, sin un margen legal ni institucional. (...) El SIN no ha participado en la parte formal, pero no descarto que haya habido una organización de ese tipo”.

Señaló también haber visto a Martin Rivas en las instalaciones del SIN. “En una o dos oportunidades me he cruzado con dicha persona en las instalaciones del SIN (...) me saludó militarmente, como corresponde”, dijo. Su testimonio, pues, sugiere que el SIN (es decir Vladimiro Montesinos) no sólo conocía la existencia de Colina, sino que también financiaba al destacamento. Salazar será citado como testigo de la Fiscalía en el juicio a Fujimori.

El ex jefe del SIN ha brindado también más detalles sobre la simbiótica relación entre el ex asesor y el ex Presidente. “Algunas de las decisiones tomadas eran por orden del Presidente a través del doctor Montesinos. En cuanto al personal de las FF.AA, Montesinos daba disposiciones por orden de Fujimori”, dijo en una declaración ante la jueza Sánchez, el 16 de enero del 2001.

En otro momento, la jueza Sánchez peguntó: ¿Qué medidas se adoptaba con la información que se recibía del organismo de inteligencia del Ejército respecto a los movimientos subversivos? El general contestó: “Se precisaba la información para hacerla llegar directamente al Presidente, quien a través del Comando Conjunto daba las disposiciones para realizar el planeamiento y ejecución de las operaciones a llevarse a cabo”.

En las últimas semanas, y a pesar de las impactantes declaraciones de los agentes del escuadrón de la muerte, algunos personajes clave parecían alejarse de la órbita. Este testimonio de Salazar Monroe vuelve a poner al ex presidente muy cerca de su asesor Vladimiro Montesinos. Y en el centro de gravedad del funcionamiento del Grupo Colina. (Patricia Caycho)

Leer extractos relevantes del testimonio judicial del general Salazar en: www.caretas.com.pe/Docs/salazar_monroe.doc

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista