miércoles 17 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2009

10/Ene/2008
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre NarcotráficoVER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre Medio AmbienteVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Tauromaquia
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos José B. Adolph
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Seguridad Policía y FF.AA. cierran filas en el VRAE, el valle de la cocaína.

En Territorio Comanche

6 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

2008-vrae-1-c.jpg

Flamante director de la PNP, Octavio Salazar, y jefe de Dirandro, Miguel Hidalgo, escudriñan mapa del VRAE a su arribo a Santa Lucía.

Cuando el avión Antonov 32-B aterrizó en la base de Santa Lucía, luego de una hora de viaje desde Lima, el nuevo director de la Policía, el general Octavio Salazar, exclamó: “¡Caracho! Al regreso piloteo yo”. La broma desató la risa de sus asesores, pero el buen talante del domingo último se esfumó cuando la puerta de la aeronave se abrió de par en par. El calor en Tingo María superaba los 37 grados.

En la explanada de la base de 130 hectáreas aguardaba un batallón de la Escuela de Suboficiales de Ayacucho. Salazar, acompañado del jefe de la Dirandro, general Miguel Hidalgo, ratificado en el cargo por un año más, pasó revista a las tropas. Y no se quedó allí nomás. Subió a un helicóptero de fabricación rusa MI-17 y enrumbó a la selva a supervisar las operaciones de sus agentes. “El Comando tiene que estar donde están los problemas”, dijo Salazar en su primer viaje al interior del país como Director de la Policía.

Ex miembro de la antigua Guardia Republicana, Salazar es visto como un oficial pragmático, profesional y meticuloso. El operativo de desalojo del mercado de Santa Anita, que ejecutó con gran éxito desde la jefatura de la Sétima Región Policial, la más importante del país, lo catapultó al máximo cargo de su instituto. Salazar, en su propia visión, se considera a sí mismo un policía de acción y afirma que el narcotráfico es la principal amenaza.

Su mirada, por cierto, está puesta en el Valle de los Ríos Apurímac-Ene (VRAE), el bastión de los narcotraficantes. Salazar anunció a CARETAS que la Policía se integrará al Comando Único de las Fuerzas Armadas, que está dirigido por el general del Ejército Raymundo Flores. Fue el ministro de Defensa saliente, Allan Wagner, quien impulsó la creación de este Comando, pero la Policía se había mantenido al margen de los militares hasta hoy.

El ex jefe del Comando Conjunto de las FF.AA., vicealmirante Jorge Montoya, precisó a CARETAS que el plan consiste en que la Policía trabaje junto a las Fuerzas Armadas en el VRAE, pero siempre bajo la coordinación operativa del Comando Conjunto. “La Policía tiene sus propias responsabilidades, pero una comisaría en el VRAE no debe de bajar de 50 efectivos. Para enfrentar al narcotráfico se requiere de la Policía que tiene personal especializado. Pero este es un trabajo conjunto”, explicó Montoya.

Así lo entiende Salazar y por eso ha dispuesto las siguientes medidas: dos altos oficiales de la PNP integrarán el Estado Mayor del Comando Operacional de las Fuerzas Armadas y coordinarán todos los operativos en el VRAE. “Desde allí saldrán las órdenes para ejecutar los planes conjuntos, como por ejemplo los patrullajes que se realizarán en la zona”, contó. No sólo eso. Salazar anunció que reemplazará al jefe del Frente Policial VRAE, coronel PNP Norberto Montellano, por un oficial de más alto rango que trabajará codo a codo con el general EP Raymundo Flores.

“Hay que hacer cambios, no nos queda otro camino”, sostuvo Salazar. La Policía, agregó, ingresará con fuerza al VRAE y por eso se construirán cuatro bases policiales más en la zona y un puesto policial en Pichari (Cusco), muy cerca de la sede del Ejército. El director de la Policía afirmó que planificará las acciones en coordinación con el nuevo jefe del Comando Conjunto de las FF. AA., vicealmirante José Aste, y apuntó que intensificará la lucha contra los insumos químicos, como en el Huallaga.

El jueves 3, Aste y el ministro de Defensa, Ántero Flores Aráoz, se presentaron en la Comisión de Defensa del Congreso. El primero recordó que en el VRAE existen 18 bases militares y otras nueve en zonas cercanas, las mismas que debían ser potenciadas y nutridas de personal militar entrenado debidamente. Flores se comprometió a dotar a las fuerzas castrenses de la logística y el armamento necesarios porque “sin presupuesto la batalla contra el narcotráfico y el terrorismo no avanzará”. (AA)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista