martes 22 de enero de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 1978

31/May/2007
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Acceso libre TecnologíaVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Nicholas Asheshov
Sólo para usuarios suscritos José B. Adolph
Suplementos
Sólo para usuarios suscritos Pesca
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Nacional La buena estrella del traficante de terrenos, Germán Cárdenas.

Contactos con el Invasor (Video)

3 imágenes disponibles FOTOS 

1978-invasores-1-c.jpg

Mayo de 2006. Mercedes Cabanillas durante una actividad en Pampa de Canto Grande, junto a Germán Cárdenas, acusado de tráfico de tierras. “No tengo ninguna relación con él”, dice.

Los traumáticos episodios del mercado de Santa Anita han vuelto a poner el dedo en la llaga de la relación entre la política y los invasores de terrenos.

Uno de estos últimos es Germán Cárdenas, quien tiene nada menos que 145 denuncias en el Ministerio Público. La mayoría lo demanda por usurpación y fraude, pero también suelen acusarlo por hurto agravado, extorsión y asociación ilícita.

Cárdenas, cuya base de operaciones se mueve en San Juan de Lurigancho y la comunidad de Jicamarca, es presencia recurrente en eventos organizados por el congresista César Zumaeta. También la presidenta del Congreso, Mercedes Cabanillas, ha tenido palabras de elogio para él.

El Método Cárdenas

La madrugada del 21 de agosto de 2004, Diana Gonzales Motta (54) despertó en medio de lo que parecía una pesadilla. Cincuenta personas provistas de esteras y palos habían ingresado por la fuerza a su propiedad, un terreno de 6.7 hectáreas llamado “El Paraíso”, ubicado en Pampa de Canto Grande, San Juan de Lurigancho. A la mañana siguiente, más de cien personas habían levantado chozas y bloques de esteras en más del 80% de su propiedad.

La troupe era liderada por Cárdenas León.

“Cárdenas realiza sus invasiones haciéndose pasar por comunero, cuando en realidad es sólo un traficante. Después de que invadió la zona empezó a vender los lotes a tres mil soles”, explica Gonzales, quien es pastora evangélica y dirige una iglesia en el lugar.

1978-invasores-3-c.jpg
Los sectores que comprenden Pampa de Canto Grande –El Valle, El Cercado, El Pedregal, Las Lomas, Villa Sol, y Chancadoras– fueron vendidos por la Comunidad de Jicamarca entre 1999 y el 2001 y fueron inscritos en registros públicos en la jurisdicción de San Juan de Lurigancho, distrito de Lima. Cárdenas reavivó una vieja demanda de la provincia de Huarochirí, que reclamaba estos sectores dentro de su límite territorial, bajo la denominación Anexo 22, Pampa de Canto Grande, distrito de San Antonio.

Así desconocía los contratos suscritos y sostenía que los terrenos seguían perteneciendo a la Comunidad Campesina de Jicamarca, de la cual él se autodenominaba dirigente.

En junio de 2005, Cárdenas planteó una demanda en ese sentido ante el Tribunal Constitucional. La demanda fue declarada sin sustento. Previamente, en setiembre de 2004, el TC anuló una ordenanza del municipio de Huarochirí que anexaba estos terrenos de manera arbitraria.

Con todo, Cárdenas logró introducir más de 10 mil invasores en toda la jurisdicción, muchos de los cuales lo han denunciado posteriormente por estafa.

El proyecto eléctrico de suministro provisional en la disputada zona del Anexo 22 disparó la valorización de los lotes, que ahora llegan a costar S/. 7.000. Los principales beneficiados son Cárdenas y otros traficantes.

Contacto en Vivienda

Cárdenas se ha cruzado en el camino del congresista oficialista César Zumaeta, presidente de la Comisión de ProInversión del Congreso. El 14 de noviembre de 2005, Zumaeta, entonces también presidente de la Comisión de Vivienda, gestionó un encuentro entre una delegación de dirigentes de Jicamarca, presidida por Cárdenas, con funcionarios de la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos (SUNARP). El motivo era precipitar la nulidad de los títulos otorgados a los dueños de los predios ubicados dentro del Anexo 22. Al final, todos los asistentes firmaron (ver documento, página anterior).

“Recuerdo que se habló de una suplantación de títulos y de irregularidades cometidas en la inscripción de predios por parte de la SUNARP, en el Anexo 22. Los acompañé para gestionar una solución al problema, como lo haría con cualquiera de los dirigentes que visita mi despacho”, sostuvo Zumaeta. “No tengo ninguna cercanía con él. Los problemas que tiene en el Poder Judicial los tendrá que absolver”, agregó.

Sin embargo, en un video del 8 de diciembre del año pasado se observa a Zumaeta junto a la presidenta del Congreso, Mercedes Cabanillas, en la inauguración de un tendido de cables de energía eléctrica instalado en la zona por Edelnor. Cabanillas, inclusive, oficia de madrina y se refiere a Cárdenas como un “hermano mayor” y hace alusión a la “esperanza del trabajo comunitario” (para acceder al video ingrese a www.caretas.com.pe/cardenas y digite la palabra clave que se encuentra disponible en la versión impresa).

“Estas invitaciones son muy frecuentes, pero no es muestra de una relación. No se puede sostener eso”, refiere Zumaeta.

Cabanillas fue más tajante: “Asistí, pero no guardo ni tengo relación alguna con este señor (Cárdenas). Que no se cometa una equivocación”, advirtió a CARETAS. Sin embargo, en la imagen de la página anterior, se observa a Cabanillas en Jicamarca, de nuevo junto a Cárdenas, durante la campaña electoral pasada.

La capacidad de movilización de estos sujetos puede significar votos en temporadas proselitistas. Algunos se dejan llevar más allá, como cuando en agosto del 2004 Antero Flórez Aráoz fue condecorado por Herminio Porras, el invasor de Santa Anita. Pero cuando el Presidente de la República impulsa un operativo para recuperar un inmenso terreno tomado, como es el caso del mercado, es momento de pensarla dos veces.

Cárdenas fue incluido en la lista de notorios invasores elaborada recientemente por el diario El Comercio. En un informe posterior, el mismo diario resumía la metodología: “(los invasores) convocan a políticos para que inauguren obras en el terreno invadido, se agencian de documentos falsos, presentan contrademandas en el Poder Judicial, y lo niegan todo”.

Ya es bastante que los invasores expropien a los dueños de los terrenos y estafen a los pobres. Pero también se las agencian para sacar provecho de los políticos. Sería de esperar que los más experimentados no pisen tamaño palito. (Carlos Hidalgo)

Búsqueda | Mensaje | Revista