jueves 15 de noviembre de 2018
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 1965

01/Mar/2007
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre DebateVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Sólo para usuarios suscritos Tecno Vida
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Cherman
Suplementos
Sólo para usuarios suscritos Aerocondor
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Trovador Atribulado

1965-tv-1-c.jpg

Cantor de Penumbras, lo nuevo (y viejo) de Daniel F.

Un calambre de oído. Frases como ‘la paradoja del cero 47’, ‘las trompetas de la demencia’ o ‘El método de la anti-krítika estructuralista dual contra los espejos de la fundamentalidad cuántica’, piden a gritos un hisopo, por favor. A Daniel F. le pasa lo que a Rafo Ráez. Parido en los arrabales del rock subterráneo, adoptó las reglas del punk (4 canales, 3 acordes, 2 minutos), el grito de la calle y la estética del reciclaje. Todo iba bien hasta que lanzó sus ‘Kursiles Romanzas’, pudorosos casetes de confección casera que marcaron tímidamente el derrotero de lo que vendría. Abuso de lirismo, anáforas y calambures. Cantor de Penumbras es ese Daniel F., el baladista que asesina octavas, el cantautor que regurgita trovas, arjonianamente hablando. Y sin embargo, es el mismo vocalista subte de Leusemia, la misma voz aguardentosa en 10 canciones nuevas grabadas en Cusco y la misma estética pirata en un disco MP3. No cambia de registro, y ése es el problema. Es querer escribir como Serrat usando la letra ‘k’, o querer cantar Salvatore Adamo conchasumadreando a mansalva. Quienes fueron a ver al original (Silvio Rodríguez), quizás no tengan que comprar la copia. (Carlos Cabanillas)

Búsqueda | Mensaje | Revista