viernes 19 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 1964

22/Feb/2007
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Sólo para usuarios suscritos Tecno Vida
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos José B. Adolph
Sólo para usuarios suscritos Cherman
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Economía Número uno de relaciones exteriores europeas fija puntos de negociación para acuerdo con la Comunidad Andina.

La Órbita de Benita

2 imágenes disponibles FOTOS 

1964-orbita-1-c.jpg

Acuerdo va más allá de un TLC.

La próxima semana, el 1 y 2 de marzo, se realizará en Lima la XXI Reunión de Altos Funcionarios para discutir los detalles de la cumbre del 2008, entre la Unión Europea y América Latina, a realizarse en nuestra capital.

Se espera que el premio gordo de dicho evento sea la firma del ambicioso Acuerdo de Asociación –TLC incluido– entre la Comunidad Andina de Naciones y la UE.

En la orilla del viejo continente, la austriaca y comisaria europea de relaciones exteriores, Benita Ferrero, supervisa el panorama con mucha atención. Su famosa sonrisa le ha valido el apodo de Ferrero Kusschen (“Beso Ferrero”, como los chocolates).

Pero de la entrevista con CARETAS, ofrecida desde Bruselas, se desprende que el cumplimiento de las condiciones europeas no será perita en dulce.

Con la salida de Venezuela de la CAN y el arribo de dos gobiernos –Bolivia y Ecuador– alérgicos al libre comercio, resultará interesante apreciar si todos los participantes se quedan en el ring o las sillas vuelan por los aires al estilo del cachascán.

–Las negociaciones para el Acuerdo de Asociación y Libre Comercio entre la Unión Europea y la Comunidad Andina están por iniciarse. ¿Cuáles son las principales contingencias?
–Es fundamental que la CAN avance en los compromisos asumidos en julio del 2006, concernientes a su profundización en la integración regional. Sé que este trabajo se está llevando a cabo en los diferentes países y los animo a continuar en esta dirección. Esta es, diría yo, la principal contingencia.

–¿Cuáles son los principales elementos que diferencian a este acuerdo de un TLC cualquiera?
–Se refieren fundamentalmente a los ámbitos políticos y de cooperación. El acuerdo que proponemos a la Comunidad Andina es de carácter global, mucho más allá del comercio. En el ámbito político, queremos proponer un diálogo más efectivo y ambicioso que nos llevará a tratar temas como drogas, terrorismo, blanqueamiento de capitales, justicia, y a reforzar nuestra asociación para conseguir posiciones comunes en instancias internacionales como la ONU. Proponemos fortalecer la cooperación en ámbitos como la ciencia y tecnología, aduanas, competencia y ámbito social. En el campo comercial se pretende alcanzar también el acuerdo de libre comercio entre ambas regiones.

–¿Espera que la firma del acuerdo se pueda dar el 2008 en la próxima cumbre UE-América Latina en Lima?
–Aunque es un objetivo extremadamente ambicioso, me encantaría que en la Cumbre de Lima pudiésemos anunciar la conclusión de negociaciones, o por lo menos avances importantes en las mismas. Vamos a trabajar para lograr este reto.

–¿Sería posible que el Perú negociara por cuenta propia un acuerdo de estas características si es que la CAN no logra presentar un frente cohesionado?
–Desde el principio nuestro objetivo es negociar con la Comunidad Andina en cuanto tal. Nuestra propuesta es ambiciosa, pero creemos que merece la pena. La negociación está prevista para que se desarrolle entre dos bloques regionales, la Unión Europea y la Comunidad Andina. Estamos seguros que la CAN conseguirá la necesaria cohesión para negociar en tanto que bloque regional.

–¿Cuál cree que sería la reacción de la Unión Europea si el Perú se retira del fuero de la Corte Interamericana de Derechos Humanos?
–La Corte Interamericana de Derechos Humanos es una institución de gran importancia para la protección y promoción de los Derechos Humanos con cuya defensa Perú esta comprometido. Esperamos que Perú siga, como lo ha hecho hasta ahora, contribuyendo al eficaz funcionamiento de la misma. En este contexto quiero reiterar nuestra preocupación por la iniciativa reciente del gobierno peruano de llamar a un referéndum para instaurar la pena de muerte. La UE está totalmente en contra de la pena de muerte en todos los casos y bajo cualquier circunstancia y, por tanto, también de la reinstauración de la pena de muerte en el Perú.(E.Ch.)

El Acuerdo en Blanco y Negro

Embajador saliente en Bruselas explica la agenda en juego.

Europa es nuestro segundo socio comercial a escala global, concentrando más de US$ 3 mil millones de nuestras exportaciones, favorecidas por el Sistema General de Preferencias PLUS (SGP), con potencialidades aún mayores pues posee un mercado de 500 millones de habitantes que incluye las sociedades más prósperas y con mayor capacidad adquisitiva del planeta. La UE, además, es nuestra primera fuente de inversión extranjera y la primera fuente de cooperación internacional, como lo prueban los 130 millones de Euros acordados sólo por la Comisión de la UE para el Perú en el período 2007-2013. Representan un 50% de aumento en relación al 2002-2006.

El Acuerdo de Asociación que propone la UE a sus socios extranjeros es un modelo de carácter integral, pues implica diálogo político en democracia, libre comercio y cooperación reforzada para la lucha contra la pobreza. En América Latina, sólo México y Chile tienen acuerdos similares y se está negociando otro con el Mercosur. Se trata, por ende, de alcanzar un nivel asociativo del mayor rango con uno de los mayores polos de poder político y económico en el mundo, equilibrando nuestra relación con la de los Estados Unidos de América y la región de Asia-Pacífico.

Las directrices de negociación con la Comunidad Andina de Naciones (CAN) están a punto de ser aprobadas por el Consejo Europeo. En los acuerdos de julio del año pasado nos comprometimos al fortalecimiento de la integración Andina en ámbitos técnicos específicos. Para ello se ha avanzado a buen ritmo desde la Secretaría General de la CAN y se espera a la brevedad compromisos en la definición de un punto inicial de desgravación arancelaria, así como en el área de servicios, aduanas y transportes transfronterizos. Podríamos iniciar negociaciones en marzo o abril próximos. (Luis Chiquihuara)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista