miércoles 19 de septiembre de 2018
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 1946

12/Oct/2006
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre ExtradiciónVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Tauromaquia
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Jaime Bedoya
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Iván Thais
Sólo para usuarios suscritos Cherman
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Policiales Brujería, narcotráfico y corrupción judicial se juntan en una enigmática relación que ahonda el misterio del caso Fefer.

Magia Blanca

5 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

1946-myriam-1-c.jpg

Altar de brujería descubierto en el dormitorio de la empresaria.

“¡Dios mío!”. La procuradora antidrogas Sonia Medina quedó de una pieza al observar que habían dos fotos de ella en el altar de hechicería de la empresaria Myriam Fefer, estrangulada en su residencia el 15 de agosto (CARETAS 1945). “¿Qué diablos hago acá?“, se preguntó consternada.

Dada su labor, es de suponer que enemigos deseosos de lanzarle algún menjurje maléfico no faltan, pero Medina es tajante: “No conocí a la señora Fefer”.

Los policías que inspeccionaron la escena del crimen entonces no arribaron a una explicación lógica. Desde el asesinato, las revelaciones del caso han aparecido una y otra vez como por arte de brujería, pero ahora una pista vincula al crimen con un caso de narcotráfico y corrupción judicial.

Las dos imágenes de la procuradora aparecen en un plato metálico aparentemente usado por la asesinada Myriam Fefer para quemar y fumar durante ritos de hechicería que evocan prácticas vudú.

En el mismo recipiente se encontró un cuerno, canela y sal. La efigie de San Cipriano, patrón de los brujos y las malas artes, aparece dominando el altar. Detrás de él, otra fotografía llamó la atención de la Policía.

Es la imagen de un hombre encorbatado. No fue necesario un acto de magia negra para identificarlo. El 1º de julio pasado, se publicó un extenso informe en el diario El Comercio. Se trataba de una entrevista a un secretario de juzgado, Víctor Salas Coveñas, quien brindó detalles de un escandaloso caso de corrupción en el Poder Judicial. En el reporte aparecen su fotografía y la de Sonia Medina, quien denunció inicialmente el hecho.

Pues bien, la Policía corroboró que son estas dos imágenes, recortadas y debidamente fotocopiadas, las encontradas en el altar de brujería de la empresaria Myriam Fefer. ¿Qué hacían allí? El enigma parece arrancado a páginas de Dashiell Hammett, el clásico de la novela policial.

‘La Estrella’

En enero del 2000, la Policía desarticuló una mafia de narcotraficantes israelíes que tenía como uno de los cabecillas al capo Zeev Cheen, oriundo de Tel Aviv. La organización se hacía llamar ‘La Estrella’.

En el proceso de investigación policial se documentó que ‘La Estrella’ envió toneladas de cocaína desde el Perú hacia el extranjero. Zeev Cheen había logrado escapar del país ese mismo año. Fue atrapado poco después en Bogotá y extraditado al Perú a inicios del 2002. En el juicio oral, admitió haber “exportado” droga peruana a Holanda, EE. UU. y Beirut.

Dada su condición de cabecilla, el Ministerio Público solicitó para el mafioso israelí 30 años de cárcel. Sin embargo, el 24 de octubre del 2005, el ‘Colegiado A’ de la Primera Sala Penal Para Reos en Cárcel, conformado por los vocales Ana Espinoza Sánchez, Juan Quispe Alcalá y Carmen Rojjasi Pella, lo sentenció a tan sólo 14 años de prisión.

La cosa no quedó allí: una semana después el mismo tribunal varió la reparación civil de s/. 500.000 a la bicoca de s/.50.000. Nadie, por cierto, atribuyó lo ocurrido a un milagro del Cristo de Pachacamamilla. La procuradora Sonia Medina denunció el hecho ante el Órgano de Control de la Magistratura (OCMA). Sus sospechas serían corroboradas con el tiempo.

Medina presentó dos testigos claves: nada menos que los secretarios de la Primera Sala Penal, Víctor Salas Coveñas y Oscar Salas Manrique.

Ambos revelaron que la vocal Sánchez Espinoza se reunió en secreto con el abogado de Zeev Cheen y que luego fraguó documentos para aminorar la sentencia y la reparación civil, hechos que fueron corroborados. La versión extraoficial es que el capo israelí pagó un jugoso botín por el favorcito.

El caso se hizo público en julio con la declaración de Salas Manrique a El Comercio. El fallo pasó a revisión (hasta hoy sigue bajo la lupa) y la vocal Sánchez Espinoza fue removida a un juzgado de familia, mientras la OCMA culmina con las pesquisas que, por lo cierto, ya llevan casi un año.

Dicen que Zeev Cheen, desde su celda en el penal de Lurigancho, maldijo en hebreo a Medina y al secretario Salas Coveñas. El caso parecía haber quedado en el olvido hasta el 15 de agosto, cuando la Policía encontró el cadáver de Myriam Fefer y, en su propio dormitorio, el altar de brujería con las fotografías de aquellos dos personajes, entre otros.

Se sabe que Zeev Cheen es un criminal implacable. Un documento de la INTERPOL-Bélgica, al cual tuvo acceso CARETAS, indica que es requerido por asesinato en ese país. En setiembre del 2002, incluso, fue relacionado al secuestro de Marina Farkas, esposa de Adam Pollak, amigo del ex Presidente (CARETAS 1738). Pero, ¿existe alguna conexión entre el capo de ‘La Estrella’ y la empresaria estrangulada? A ambos aparentemente no los unía otro vínculo que el origen judío, sin embargo el hallazgo ha abierto una nueva puerta del laberinto en el que se ha convertido el misterioso caso Fefer. Un laberinto tan oscuro como la propia magia negra. (Américo Zambrano)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente

Artículos relacionados:
Eva ¿Libre? (Caretas 2303)
Eva enfrenta nuevo juicio (Caretas 2302)
Tramo Final del Caso Fefer (Caretas 2295)
El Corolario de Eva (Caretas 2293)
La Espera de Eva (Caretas 2290)
Debate Supremo (Caretas 2288)
Caso Fefer: Tragedia y Tormenta (Caretas 2254)
Sentencia: Caso Fefer (Caretas 2253)
Las Pruebas de Eva (Caretas 2251)
Caso Fefer: Nuevos Audios (Caretas 2241)
Con la Soga al Cuello (Caretas 2190)
Gato Asesino (Caretas 2169)
Correo de Brujas (Caretas 2165)
Todo sobre Eva (Caretas 2130)
Llamadas por Cobrar (Caretas 2128)
El Corolario del Sicario (Caretas 2127)
Crimen Sin Lápida (Caretas 2103)
El Frente de Eva (Caretas 2097)
La Despedida (Caretas 2095)
Penúltimo Acto (Caretas 2094)
Lamento y Tormento (Caretas 2093)
Testigo en Casa (Caretas 2092)
La Pista del Taller (Caretas 2091)
Hermanos Coraje (Caretas 2090)
La Mano Acusadora (Caretas 2089)
Los Pasos de Eva (Caretas 2067)
Asesinato Delivery (Caretas 2066)
Trágica Herencia (Caretas 1975)
ADN: Eslabón Perdido (Caretas 1952)
Los Embrujos de Myriam (Caretas 1945)
¿Un Asesino en Casa? (VER) (Caretas 1944)
El ADN Acusador (Caretas 1940)
Quién Mató a Myriam (VER) (Caretas 1939)

Ver más en Policiales
Magia Blanca
Laboratorio del Crimen

Búsqueda | Mensaje | Revista