miércoles 17 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 1937

10/Ago/2006
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Tauromaquia
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Iván Thais
Suplementos
Sólo para usuarios suscritos Claro
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Política AGP cumple polémica promesa de campaña en el epicentro del contrabando.

Puno: Zona Tranca

5 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

1937-zonatranca-1-c.jpg

¿Camisa de Once Varas?. Puno fue el primer destino de AGP como Presidente. Anunció polémica creación de la zona franca.

La avioneta particular aterrizó en el aeropuerto Manco Cápac, de Juliaca, el sábado 5, en una mañana cargada de expectativas. El presidente Alan García descendió presto al protocolo de recepción y enseguida declaró a los periodistas: “Vengo a cumplir mi propuesta de campaña de crear en Puno una zona franca industrial, comercial y turística. Hoy damos el primer paso promulgando la ley de la zona franca industrial”.

Minutos después, en una sala del mismo terminal, AGP detallaba que la ley exonerará de impuestos por 20 años a la actividad industrial que se realice en una zona especial de Puno y se comprometió que en un futuro cercano ampliará el beneficio al comercio y el turismo. Para eso anunció un nuevo proyecto de ley. Por el momento, solo promulgaría la norma que aprobó el Congreso anterior.

En su primer viaje al interior del país como Presidente de la República fue vestido con atuendos del carnaval regional y declarado huésped ilustre de Juliaca. La gratitud fue correspondida con otros anuncios: culminar la carretera interoceánica, la represa de Lagunillas y crear la Universidad Técnica de Juliaca.

En la plaza de Puno resaltó el origen altiplánico del Primer Ministro. “Esta es mi tierra”, precisó Jorge del Castillo, hijo, nieto y bisnieto de puneños. “Yo he jugado en el parque El Pino, he sido criado con quinua”. Hasta anunció un Consejo de Ministros a celebrar allí el 4 de noviembre, aniversario de Puno.

Ante tantos aplausos y vítores, García no pudo evitar un cariñoso reproche: “Yo no entiendo. Una encuesta decía que el 80% estaba a favor de la zona franca. El otro candidato estaba en contra, pero el 70% votó por él. Hay que poner en orden ciertas cosas”. Ahora la masa rió a sus anchas.

Promesas y Protestas

La exoneración de tributos al comercio, la industria y turismo es un caro anhelo en Puno, además de una promesa de campaña. Incluso el congresista puneño Yhony Lescano, militante de AP y ex presidente de la Comisión de Defensa del Consumidor, impulsa la propuesta.

Pero la creación de la Zona Franca de Puno motivó la primeras críticas del sector empresarial al gobierno. José Miguel Morales, presidente de Confiep, afirmó que la iniciativa sólo fomentará el contrabando en la frontera con Bolivia. Recomendó a García que en lugar de crear zonas francas, reduzca los aranceles.

La réplica del Primer Ministro Jorge del Castillo no se hizo esperar. “Más bien invitaría a que los empresarios peruanos inviertan en Puno. Más inversión privada; eso es fundamental para generar empleo”, sostuvo.

Se supone que la zona franca industrial estará ubicada en las inmediaciones de Juliaca, en lugar aún por definirse, y sus perímetros estarán perfectamente delimitados. La apuesta del Ejecutivo es sin duda audaz.

Zona Franca de Facto

Juliaca no solo es la ciudad de los vientos, sino también el epicentro del contrabando proveniente de Bolivia y Chile. Es el centro de operaciones, donde se distribuyen los artículos, en las zonas comerciales de Túpac Amaru y San José. La feria tiene lugar el lunes, llamado “San Lunes”. “Ese día moverán S/. 21 millones”, estima el alcalde, Manuel Ramos.

Este emporio de la informalidad se alza, en el mejor de los casos, sobre un asfalto en pésimas condiciones. El resto es como un gran pueblo joven. El desorden y la suciedad no son ajenos al panorama. Además, requisito al caminar es mantener siempre la mirada en alerta. No es un lugar muy seguro, pero desde el punto de vista tributario, es una zona franca de facto.

Según Raúl Saldías, presidente del Comité de Lucha Contra el Contrabando de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), alrededor de US$ 700 millones anuales ingresan en mercancía ilegal, lo que significa US$ 250 millones de evasión fiscal. De acuerdo a la Policía, junto con el contrabando prospera el narcotráfico.

Emergemcia Sanitaria

La verdad de la milanesa, es que en Juliaca son muy pocos los que pagan sus impuestos. El municipio languidece con un presupuesto anual de apenas S/. 32 millones, de los cuales solo siete millones son recursos propios. Cifras ridículas para una población de más de 300 mil personas. El 35% no tiene servicio de agua y el 40% no cuenta con desagüe.

En la zona este de Juliaca, en las urbanizaciones San Santiago, Los Incas, San Martín y San Luis, además, abunda la basura.

En el hospital Carlos Monge Medrano son más frecuentes las enfermedades infectocontagiosas –como la TBC– y respiratorias. El área de emergencia solo tiene tres camillas y la sección de neonatología prácticamente ha colapsado. “Muchas veces tenemos que poner a dos o tres recién nacidos en una cuna”, narra el secretario del Cuerpo Médico, Dr. Alberto Soto. (David Pereda Z.)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista