miércoles 17 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 1937

10/Ago/2006
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Tauromaquia
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Iván Thais
Suplementos
Sólo para usuarios suscritos Claro
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Ecosistema En Yanacocha sigue brotando oro, pero la pelea es por agua.

Cuencas Borrascosas

3 imágenes disponibles FOTOS 

1937-yanacocha-1-c.jpg

Toma satelital del Proyecto Carachugo II de Yanacocha, en Cajamarca. Cerro Chaquicocha, lugar del enfrentamiento del 2 de agosto y Dique ‘El Azufre’, en plena construcción.

El pasado miércoles 2, más de 200 campesinos provenientes del centro poblado de Combayo, distrito de La Encañada, en Cajamarca, ingresaron a la zona del Proyecto Carachugo II, propiedad de la compañía minera Yanacocha y se enfrentaron a efectivos policiales y miembros de seguridad. El saldo: media docena de heridos; y un muerto, Isidro Llanos Chavarría (58) con impactos de bala en el corazón, el hígado y el muslo izquierdo.

Las causas del enfrentamiento son diversas, dependiendo del lente con que se mire, pero lo cierto es que la relación entre la minera y las comunidades campesinas no ha estado exenta de hechos violentos, desde que en 1993 iniciara operaciones en ese departamento.

Los pobladores de Combaya sostienen que la construcción del dique ‘El Azufre’ –parte de las obras de expansión de Yanacocha en el Proyecto Carachugo II– afectará el recurso hídrico del que dispone el centro poblado, teniendo en cuenta que la zona se encuentra a 4,500 metros y es cabecera de cuencas. Según ellos, las comunidades de Quishuar, Aliso Colorado, Túpac Amaru y Llanamarca, ya no tienen agua, debido a que la mina destina este elemento para las zonas de lixiviación.

Yanacocha ha negado esta versión y ha señalado que la protesta estuvo dirigida por dueños de empresas de la zona alta de Combayo que a través de acciones violentas buscaban presionar a la compañía para conseguir contratos. Actualmente, cuatro empresas de las comunidades y más de 120 trabajadores de Combayo trabajan en el proyecto Carachugo y existe un programa de desarrollo del centro poblado firmado con Yanacocha, ascendente a 5 millones de soles. Las obras son dirigidas por las autoridades civiles.

El tema del agua y su posible contaminación siguen siendo el tema recurrente. Yanacocha asegura que, en un trabajo en conjunto con la comunidad, se ha realizado un estudio participativo de agua y se ha puesto en marcha un comité de monitoreo en el que participan tanto autoridades de Cajamarca como de la Administración Técnica del Distrito de Riego. Utilizar la tecnología satelital (CARETAS 1936) podría ser una solución para acabar con la controversia. “La aplicación de la tecnología satelital junto a sensores de superficie y de subsuelo permitiría un análisis integral de la situación, precisando si la construcción del dique ‘El Azufre’ afecta o no las reservas acuíferas del distrito La Encañada”, sostiene Raúl Balbuena, gerente general de BMP Geomática. Además, descartaría o corroboraría cualquier posibilidad de impacto ambiental contraproducente en caso existan filtraciones de sedimentos o agua contaminada (C.H.).

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista