viernes 19 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 1925

18/May/2006
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre Elecciones 2006VER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos José B. Adolph
Suplementos
Acceso libre Crecer SanoVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Elecciones 2006 Mientras se alista el debate, envíos y enviados de Hugo Chávez parecen estar detrás de una ofensiva de guerra sucia.

Las Armas de la Carrera (VER)

4 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

1925-apertura-1-c.jpg

Con el Estadio Nacional lleno de madres, Alan García y su esposa celebraron el día dedicado a las señoras del pueblo.

Este domingo, a las ocho de la noche, en lugar no acordado aún cuando cerramos esta edición, se debe realizar el debate entre Ollanta Humala y Alan García. Será un duelo por la presidencia de la República, un duelo cargado de destino. Sin duda están en juego la carrera de dos políticos y sus programas. Pero más allá de la capacidad dialéctica y los argumentos de los contrincantes, lo que se disputa son dos posiciones y dos caminos, situados en una época de malestar interno y encrucijada continental.

Eso explica por qué se ha tenido que discutir tanto respecto al escenario y las modalidades del debate, y sobre los requisitos previos que el Apra planteó en cuanto al retiro de un spot que consideraba injurioso. Lo que no impide que después de la discusión salga a la luz un arsenal que se presume explosivo.

No fue el único punto de discrepancia. Los apristas proponían que el debate fuera en el Museo de la Nación. Los de UPP querían un asentamiento en Villa El Salvador. La Universidad de San Marcos fue desechada debido a que el escenario tendría muchas vías de acceso y, por lo tanto, de inseguridad.

La designación de Augusto Alvarez Rodrich como moderador se definió luego de que los encargados de la negociación para el debate, Carlos Torres Caro y Jorge del Castillo, acordaran su nombramiento. En el bolo estuvieron también Greta Minaya, decana del Colegio de Abogados de Lima, y los periodistas Laura Puertas, Zenaida Solís y Enrique Castillo.

Se ha previsto que el debate, que será transmitido por el Canal 7 y Radio Nacional, durará hora y media. Esto lo hará menos tenso y fatigoso que el debate entre Mario Vargas Llosa y Alberto Fujimori, que se realizó el 3 de junio de 1990 en el Centro Cívico y duró dos horas y media. Guarda, en cambio, semejanza cronológica con el debate entre Alejandro Toledo y Alan García, el 19 de mayo del 2001, que se llevó a cabo en el Hotel Marriott y duró hora y media.

La agenda de cada uno de esos debates tiene sello de época. El de 1990 tenía como punto número uno la lucha por la pacificación nacional. Sendero Luminoso desgarraba al país. Democracia y gobernabilidad fue el primer punto en el del 2001. Era ya otra época.

El debate de 1990 incluía como último punto el rol del Estado. Vargas Llosa traía en su portafolio las ideas neoliberales de la reducción del Estado; Fujimori también, pero lo ocultaba. No es casual que el último punto del debate próximo sea la seguridad ciudadana: estamos en la época de los secuestros y las pandillas asesinas.

En el temario del debate próximo no se asume, sin embargo, todo el peso del presente peruano y latinoamericano. Sus cinco puntos pecan de genéricos y hasta elusivos: 1) Democracia, Gobernabilidad y Derechos Humanos; 2) Política Económica y Lucha contra la Pobreza; 3) Política Social y Lucha Anticorrupción; 4) Descentralización; y 5) Seguridad Ciudadana.

Da la impresión de que no sólo los dos contendores, sino todo el mundo pudiera ponerse de acuerdo sobre todos y cada uno de sus puntos. ¿Por qué no se incluyó, por ejemplo, el papel del Estado?

Preludio y Fugas

Las negociaciones para el debate se llevaron a cabo en el Colegio de Abogados de Lima, en Miraflores. Previamente, Del Castillo se reunió con el humalista José Vega en la sede del Pacto Ético Electoral, en Magdalena, para ventilar la denuncia del partido aprista que acusaba a los humalistas de realizar una guerra sucia mediante la difusión de vídeos contra Alan García.

Se firmó entonces un “Acta de conciliación con acuerdo total”, en la que “ambas partes, UPP y PAP, señalaron que el vídeo materia de la presente denuncia ha sido retirado de los medios de comunicación. Asimismo, ambas partes acuerdan que no se utilizarán imágenes de los candidatos en sentido denigrante, ni frases que los ofendan. Los representantes de ambos partidos solicitaron a los representantes del Pacto Ético Electoral que realicen una exhortación, con su consentimiento, a los medios de comunicación para evitar difundir propaganda electoral de terceras personas que denigren la imagen de los candidatos”.

Algo así como una invocación a no rozar a los candidatos ni con el pétalo de una rosa. ¿Era exceso de delicadeza o temor a un arma oculta, a una daga envenenada, lo que planeaba sobre ese texto exquisito?

El texto se refiere, inequívocamente, no tanto a vídeos o documentales ya vistos, sino a otros por venir.

El Apra parece tener pruebas acerca de una guerra sucia en preparación. Del entorno del congresista Mauricio Mulder se filtró que éste tiene en su poder dos vídeos en los cuales se exhiben los aspectos negativos del gobierno de García e inclusive se alude a la vida privada del candidato presidencial.

Son dos documentales de 15 y 20 minutos, respectivamente, elaborados por el equipo de publicistas de UPP, integrado por Martín Belaunde, José Méndez y el camarógrafo José Carlos Leaño Pariona. En días recientes se ha sabido del arribo de dos publicistas venezolanos. ¿Son refuerzos enviados por Hugo Chávez?

Cuando CARETAS interrogó la semana pasada a Martín Belaunde, él afirmó que “existía un paquete de spots dentro de una campaña contra Alan García”.

Leaño es pieza clave en esa artillería de campaña. Fuentes militares confirmaron que él realizó trabajos de filmación para el coronel del Ejército en retiro Roberto Huamán Azcurra, hoy en prisión.

En su condición de camarógrafo, Leaño grabó ceremonias en las que aparece el ‘Doc’ con su cúpula militar. En el libro Operación Chavín de Huántar: Rescate de la Residencia de la Embajada del Japón, escrito por Nicolás Hermoza Ríos, entonces comandante general de las Fuerzas Armadas, aparece una foto en la que se ve a Leaño detrás del ex asesor.

Leaño, ahora del equipo de propaganda de Humala, trabajó para el coronel Huamán Azcurra, brazo derecho de Montesinos, pero dice no recordar esa etapa de su actividad. También ha negado haber pisado el SIN. Según la SUNAT, es gerente de producción de la empresa Video Servicios SAC, con sede en Miraflores.

Imprenta y Justicia

El martes, después de que se firmara el acta de no agresión entre el Apra y UPP, un fiscal del Ministerio Público y un funcionario de fiscalización del Jurado Nacional de Elecciones incautaron en una imprenta del jirón Camaná varios millares de volantes contrarios a Alan García.

Lo curioso es que de inmediato apareció por allí Isaac Humala, el padre de Ollanta, quien alegó ser abogado del dueño de la imprenta.

La verdad es que el volante podría ser considerado injurioso y difamatorio; pero la acción de los funcionarios públicos constituía, con todas sus letras, un delito contra la libertad de imprenta y de expresión. Ejercían una acción de censura previa, prohibida en el Perú desde la Constitución de 1823.

La Constitución vigente, en su artículo segundo, párrafo cuarto, establece que toda persona tiene derecho a la libertad de información, expresión, opinión y difusión del pensamiento, “sin previa autorización ni censura ni impedimento alguno, bajo las responsabilidades de ley”.

Si alguien se siente injuriado o difamado por medio impreso puede acudir ante la ley. Después de la publicación, no antes. El Código Penal fija sanciones para los delitos cometidos por medio del libro, la prensa y demás medios de comunicación social. No hay delito si lo escrito sostiene una verdad.

Por si fuera poco, el Código Penal precisa, en su artículo 137, que cuando hay injurias recíprocas, el juez puede declarar exentas de pena a las partes o a una de ellas.

El precedente del jirón Camaná es peligroso para la libertad de prensa y de expresión. Si sentara jurisprudencia, cualquier día un fiscal puede prohibir, sin que medie sentencia, la circulación de un periódico o un libro, sólo porque alguien se siente injuriado, difamado o calumniado.

Una actitud como la expuesta hace flaco servicio a la candidatura aprista y puede favorecer los planes de guerra sucia maquinados por el humalismo. Hugo Chávez debe de estar matándose de risa por el incidente.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente

Artículos relacionados:
Para Armar un Nuevo Gobierno (VER) (Caretas 1932)
O Vecino Mais Grande (VER) (Caretas 1929)
Una Gran Oportunidad (VER) (Caretas 1928)
La Última Vuelta (VER) (Caretas 1927)
Tramo Final (VER) (Caretas 1926)
En Busca del Voto Escondido (VER) (Caretas 1924)
Solito se Jaranea (Caretas 1923)
La Cámara Lenta de los Votos (VER) (Caretas 1921)
Tiro al Palco (VER) (Caretas 1920)
Fin del Primer Acto (VER) (Caretas 1919)
La Semana del Todo o Nada (VER) (Caretas 1918)
Antes del Huaico Huancavelicano (VER) (Caretas 1917)
Curvas Borrascosas (VER) (Caretas 1916)
Dudo de Roer (VER) (Caretas 1915)
Seducción y Soroche (VER) (Caretas 1914)
Fintas y Fichas (VER) (Caretas 1913)
Otra Anotación de Ollanta (VER) (Caretas 1911)
Plan de Vuelo (Caretas 1910)
Bastión a la Limeña (VER) (Caretas 1909)
El Difícil Sur (VER) (Caretas 1908)
¿Cualquiera Puede Ser Presidente? (VER) (Caretas 1907)
Taipá a la Plancha (VER) (Caretas 1905)
Valentín en el Umbral (Caretas 1896)
El Deshielo (Caretas 1893)
Tomando la Punta (Caretas 1873)
El Otro Frente (Caretas 1867)
El Precio de la Ocasión (Caretas 1867)
Sumando Espera (Caretas 1867)
Extremistas de Centro (Caretas 1838)
Búsqueda | Mensaje | Revista