sábado 16 de diciembre de 2017
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 1909

26/Ene/2006
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre Elecciones 2006VER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Tauromaquia
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Iván Thais
Sólo para usuarios suscritos José B. Adolph
Suplementos
Sólo para usuarios suscritos Aeroméxico
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Las Siete Apuestas

Lima, 5 de enero del 2006

CARETAS es uno de los pocos medios que ha mostrado objetividad y pluralismo durante la negociación del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos. Por eso llama la atención el artículo ‘La apuesta del TLC’, de CARETAS 1906, que más parece escrito por Alejandro Toledo, Alfredo Ferrero Diez Canseco o Pablo de la Flor Belaunde, y no por un periodista independiente y bien informado.
Entre las siete apuestas mayúsculas que encierra el TLC, según Marco Zileri, una sería “que la liberalización de productos norteamericanos no desplace a la producción nacional, sino los volúmenes de importación”. Ningún país puede resistir a la competencia desleal de los productos estadounidenses con precios artificialmente subvaluados por los subsidios y, encima, ahora exentos de aranceles, debido al TLC.
Otra apuesta ingenua: “Que el TLC no va a resentir las relaciones subregionales con nuestros actuales proveedores, particularmente del Mercosur”. Por lo pronto, el Tribunal Andino de la Comunidad Andina ya falló indicando que el Perú no puede conceder unilateralmente a EE.UU., en el marco del TLC, la ampliación de los plazos de protección de los datos de prueba para las medicinas, los pesticidas agrícolas y los productos veterinarios. Diversos voceros de los países del Mercosur anunciaron que éstos le reclamarán al Perú el otorgamiento de las mismas preferencias concedidas a EE.UU., sobre todo para el comercio agrario, con base en una de las cláusulas del Acuerdo de Complementación Económica suscrito por el gobierno de Toledo con el Mercosur el 18 de octubre del 2004, en Montevideo. Lo mismo pueden pedir también las naciones de la Comunidad Andina. En conclusión, el Perú tendría que romper con esos bloques para no satisfacerlos.
Y una tercera apuesta, “Que la eliminación de los subsidios agrícolas de los países desarrollados se produzca antes de que el mercado peruano quede totalmente desguarnecido”. Lo único que aceptaron en la Reunión Ministerial de la Organización Mundial de Comercio en Hong Kong, fue eliminar los subsidios directos de las exportaciones agrarias para el año 2013, mas no sus demás ayudas internas que continuarán distorsionando los precios internacionales de los productos del ramo.
Roel Antonio
Antúnez Brito
DNI 42219253

El TLC comprende un universo arancelario de 7,500 partidas, y el pan con mango es moneda corriente.

Búsqueda | Mensaje | Revista