jueves 15 de noviembre de 2018
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 1907

12/Ene/2006
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Encuestas
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre HomenajeVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos José B. Adolph
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

El Expreso de Oriente

1907-cartas-4-c.jpg

En su obra ‘Pucallpa y el Ucayali, Ayer y Hoy’, el franciscano Dionisio Ortiz detalla las exploraciones del gobierno de Leguía para llevar el Ferrocarril a la Selva. A 1929 se había avanzado 80 km. en el frente de Tambo del Sol y 11 km. en el de Pucallpa.

Pucallpa, 5 de enero del 2006

Muy interesante la entrevista de CARETAS 1906 a Juan de Dios Olaechea sobre el Ferrocarril Central y su futuro, sobre todo en su proyección a Pucallpa.

Este es un deseo compartido por todos los pucallpinos, que hemos visto frustrado este proyecto desde 1909 cuando el Ministerio de Fomento, por disposición del primer gobierno de Leguía, firmó el contrato del Ferrocarril del Oriente –Tambo del Sol– Pucallpa. El consorcio de Alfredo F. Cune ya había hecho el estudio respectivo entre 1906 a 1908, y posteriormente se realizaron estudios adicionales entre 1916 hasta 1928, año en que se inició la obra.

En 1927 se celebró un nuevo contrato, esta vez con Carlos Guillermo Hartmann, quien se comprometió a construir 50 km anuales a razón de 6,000 libras peruanas por km terminado.

1907-cartas-44-c.jpg

El croquis de 1950 muestra la ruta (en rojo) que seguiría el tren. Hoy Juan de Dios Olaechea de Ferrovías Central Andino está tras el empeño.

El trazado recorría las cuencas de los ríos Chontabamba, Chorobamba, Huancabamba, Pozuzo, Palcazu y Pachitea, terminando en el Ucayali. Tenía una extensión de 480 km e ingresaba a los centros poblados de Oxapampa y Pozuzo mediante un ramal adicional a Puerto Inca.

Pero en 1929 se rescinde el contrato cuando ya se habían avanzado en el frente de Tambo del Sol 80 km y en el de Pucallpa 11 km. Previamente había desembarcado en Pucallpa material ferroviario además de una locomotora, con una inversión de 6´483,568 de libras peruanas. En los 97 km enrielados ya corrían autocarriles.
Cuánto duele el no contar hoy en día con esta obra, a la que –es mi opinión– tan sólo le añadiría un ramal a Villa Rica.
Juan Alfonso Zaplana Ramírez
juan_zaplana@yahoo.com

Ferrovías Central Andino ha manifestado su intención de desarrollar este proyecto. Y tras ese empeño está uno de nuestros quijotes del 2005. Ante la crisis petrolera, el ferrocarril es considerado como el transporte del futuro (Ver croquis de 1950 de la ruta del Ferrocarril de Tambo de Sol a Pucallpa).

Búsqueda | Mensaje | Revista